El imperio mercenario. Estados Unidos, como la mafia, exige a sus aliados que les paguen por la protección o ‎esta les será retirada

Estados Unidos ya no tiene intenciones de considerar a sus aliados como protectorados. ‎Por consiguiente, está exigiéndoles que paguen por la protección estadounidense… o ‎les será retirada. Eso fue lo que anunció el presidente Trump al Pentágono este 17 de ‎enero. Presentada a la OTAN en febrero, esa decisión no se hizo pública hasta esta ‎semana. Pero concierne a todos los miembros de la alianza atlántica, desde Japón hasta ‎Alemania. El problema es que Washington también exige a sus aliados alinearse tras todas las posiciones estadounidenses…‎ lo que ya hacían como protectorados.‎

La mafia no es la única que exige pago a cambio de “protección”. “Los países ricos que ‎protegemos están advertidos. Tendrán que pagar por nuestra protección.”, dijo el presidente ‎Donald Trump en un discurso dirigido al Pentágono. ‎

Bloomberg ha revelado que el presidente Trump presentará el plan “Cost Plus 50”, donde se ‎prevé lo siguiente: los países aliados donde hay tropas estadounidenses tendrán que cubrir el ‎costo íntegro del despliegue de esas tropas y su estancia allí y pagar además a Estados Unidos ‎un 50% adicional por el “privilegio” de su presencia y la “protección” que esas tropas ‎les garantizan [*]. ‎

El plan prevé que los países con presencia de tropas estadounidenses paguen también los salarios ‎de los militares de Estados Unidos y los costos operativos de los aviones y navíos de guerra que ‎Estados Unidos mantiene en esos países. ‎

Italia, por ejemplo, tendría que pagar no sólo los salarios de los militares estadounidenses ‎acantonados en suelo italiano –unos 12 000– sino también los costos operativos de los aviones de ‎combate F-16 y de toda la aviación militar que Estados Unidos mantiene en las bases de Aviano ‎y Sigonella, y los de los barcos de la VI Flota, con base en Gaeta. Y también tendría que pagar los ‎gastos de la base estadounidense de Camp Darby, el mayor arsenal estadounidense fuera de ‎Estados Unidos, así como el mantenimiento de las bombas nucleares estadounidenses ‎almacenadas en Aviano y Ghedi.‎

No se sabe cuánto pretende exigir Estados Unidos a Italia y a los demás países europeos donde ‎mantiene tropas ya que también se ignora lo que esos países pagan actualmente. Esos datos ‎son secreto militar. ‎

Según un estudio de la Rand Corporation, los países europeos miembros de la OTAN pagan como ‎promedio un 34% de los costos de las fuerzas y de las bases que Estados Unidos mantiene en ‎sus territorios. Pero no se sabe cuánto pagan a Estados Unidos cada año. El último estimado –‎‎2 500 millones de dólares– data de hace 17 años. ‎

También es secreta la suma que paga Italia. Sólo se sabe que Italia pagó decenas de millones de ‎euros para adaptar los aeropuertos de Aviano y Ghedi a las necesidades de los aviones de combate ‎estadounidenses F-35 y a las bombas atómicas B61-12 que Estados Unidos planea desplegar ‎allí en 2020 y unos 100 millones más por los trabajos emprendidos en la base aeronaval ‎de Sigonella, financiados también por Italia. En Sigonella, Estados Unidos financia únicamente ‎la zona administrativa y de recreo (NAS-I), mientras que el financiamiento de NAS-II, donde ‎se hallan los servicios que garantizan las operaciones –mucho más costosos– lo asume la OTAN, ‎de la que Italia es miembro. ‎

Lo que sí es seguro –como prevé un investigador de la Rand Corporation– es que con el plan Cost ‎Plus 50, «van a dispararse» los costos para los aliados de Estados Unidos. Se habla de un ‎aumento de 600%. A eso habrá que agregar los gastos militares, que se elevan en Italia a unos ‎‎70 millones de euros cada día, pero que deben llegar a los 100 millones diarios en virtud de los ‎compromisos contraídos con la OTAN por los sucesivos gobiernos italianos. Todo ese dinero ‎proviene de los fondos públicos, de nuestros bolsillos, en vez de ir a inversiones productivas y ‎gastos sociales. ‎

Pero puede ser que Italia pueda pagar un poco menos por las fuerzas y bases que Estados Unidos ‎mantiene en suelo italiano. El plan Cost Plus 50 prevé una “rebaja por ‎buen comportamiento” para “aliados que se alineen estrechamente a Estados Unidos, haciendo ‎lo que pide”… Estados Unidos. ‎

Estamos seguros de que Italia obtendrá una reducción importante porque, de gobierno en ‎gobierno, el país se ha mantenido siempre en la estela de Estados Unidos. Últimamente lo ha ‎hecho también, enviando tropas y aviones de guerra al este de Europa con el pretexto de ‎contener la “amenaza rusa” y favoreciendo el plan estadounidense destinado a enterrar el ‎Tratado INF para desplegar en Europa –y por supuesto, en la propia Italia– emplazamientos de ‎misiles nucleares que apuntarán a Rusia. ‎

Como los emplazamientos de esos misiles pueden ser objeto de represalias, necesitaremos más ‎‎”protección” –léase más tropas y bases estadounidenses… que tendremos que pagar. Pero ‎siempre con la posibilidad de que nos concedan una rebaja de precios. ‎

[*] “Trump Seeks Huge Premium From Allies Hosting U.S. Troops”, Nick Wadhams y Jennifer Jacobs, Bloomberg, 8 de marzo ‎de 2019.

(Fuente: Il Manifesto / Autor: Manlio Dinucci)

Noticia relacionada:

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *