REFLEXIONES SOBRE EL “BANC EXPROPIAT”

En 2011 un grupo de vecinas ocupó una oficina de Caixa Catalunya cerrada, había nacido el “Banc Expropiat”.

Desde el primer momento, como todo espacio liberado, se reorganizó, de

BARCELONA Manifestacion el dia despues del desalojo de los ocupas del banc expropiat banco expropiado en Gracia foto Ferran Nadeu

BARCELONA Manifestacion el dia despues del desalojo de los ocupas del banc expropiat banco expropiado en Gracia foto Ferran Nadeu

cidiendo sus actividades en asamblea abierta.

Cursos de todo tipo, ropa, alimentos, debates, conferencias. Un espacio de debate, critico, donde las vecinas aportan, muy lejos del modelo asistencialista de los espacios municipales.

Caixa Catalunya, intervenida, vende ese local por cuatro cuartos a un especulador.

Y Trias, para evitar enfrentamientos, y acercándose las elecciones municipales decide pagar un alquiler con dinero publico, a espaldas, claro está, de los ocupantes.

Colau deja de pagar el alquiler y finalmente se produce el lunes día 23 de mayo el desalojo, tras 9 horas.

La reacción del movimiento anticapitalista fue la de siempre, defender los espacios de contrapoder; lo que ha sido desproporcionada es la reacción policial.

Los medios de comunicación, reforzando la ideología burguesa, se han quedado como siempre con las consecuencias, sin ponderar las causas.

Día tras día hablan de heridos en los mossos, sin contrastarlo, y no se ponderan las de manifestantes que se distribuyen en diferentes hospitales.

Y día tras día las televisiones estatales concentran toda su artillería en el movimiento anticapitalista, los antisistema como gustan llamarnos, en general y en la CUP en particular.

Queda claro que a los de arriba les asusta que la disidencia tenga voz alta y clara en las instituciones que consideran suyas, y la CUP es una pesadilla que se sale del guion, enseña fotos de heridas, y busca la verdad contra viento y marea.

Pero la causa ultima de Gracia es que los de arriba y sus representantes políticos, de la derecha y de la izquierda del sistema, están dispuestos a acabar con aquellos lugares donde las vecinas son sujetos políticos y crean espacios de poder popular y autoorganización donde nadie lleva ni recibe ropa o comida, sino que la aporta o la toma.

Aquellos espacios donde entre todas lo decidimos todo, sin líderes ni gurus. Eso es con lo que quieren acabar en Gracia, y eso es lo que hay detrás de todo, el intento de control de las clases privilegiadas sobre las clases populares, todo lo demás son cortinas de humo amplificadas por medios de comunicación públicos o privados con un relato manipulador.

Esto no va de niñatos y policías sin mas, esto va de vecinas y especuladores, de explotadas y explotadores.

Ojala que lo que llamamos las autoridades defendieran con el mismo ahínco que defienden el derecho a la propiedad, los derechos civiles, políticos, económicos y sociales que afectan a muchísimas mas personas.

Joan Batlle para La Otra Andalucía.

Militante de la CUP y de la Asamblea de los PPCC de NA.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *