Granada: La plataforma Ribera del Guadiana Menor exigen que Junta y Ayuntamiento de Dehesas de Guadix digan “no y ya” a la macrogranja

La Plataforma para la Protección de la Ribera del Guadiana Menor ha pedido a la Junta de Andalucía y al Ayuntamiento de Dehesas de Guadix, donde hay en tramitación un proyecto para construir una macrogranja de cerdos, que digan “no y ya” a esta iniciativa, que, según este colectivo vecinal, tendría “graves y drásticas consecuencias para la salud humana, flora y fauna de la zona” en el norte de la provincia de Granada.

Según los datos aportados por la plataforma ciudadana, tras una reunión con representantes de partidos políticos este pasado martes en Cuevas del Campo, la macrogranja estaría compuesta por siete naves para la cría de 150.000 marranos al año, en un espacio de 1.030 hectáreas.

Frente a ello, la plataforma ha abogado por que “los informes técnicos sean desfavorables y que las administraciones se postulen en contra del proyecto, como ya han hecho algunos ayuntamientos de los pueblos afectados y las diputaciones de Granada y Jaén”.

Ha agradecido la participación de representantes de formaciones como PP, PSOE, Podemos, Izquierda Unida o Adelante Andalucía en las provincias de Jaén y Granada, y ha explicado que el proyecto crearía once puestos de trabajo al año, “destruyendo colateralmente muchísimos más”.

Ha apostado por que el proyecto “pase a ser supramunicipal”, de modo que “todos los pueblos afectados tendrían voz y voto en su aprobación”, y por que “se conciencie a los vecinos” y a los representantes del Ayuntamiento de Dehesas de Guadix del “peligro que corren ahora y en el futuro con la macrogranja”.

El Geoparque y su reconocimiento por parte de la Unesco fue otra de las preocupaciones de los asistentes, además de “la alarma” en relación con las zonas protegidas del Guadiana Menor y la Sierra de Cazorla.

(Granada es Noticia)

La Junta en defensa de las  macrogranjas. Pide no ser “alarmistas” ni “denostar” la agricultura intensiva

La consejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, Carmen Crespo, ha asegurado que el Gobierno andaluz estará “vigilante” en el tema de implantación de macrogranjas para que estos lugares cumplan con la normativa a la hora de realizar su actividad. Sin embargo, ha pedido “no ser alarmistas” con el tema y no “denostar” el formato de la agricultura intensiva por dicha cuestión.

El diputado de Adelante Andalucía Jesús Fernández ha preguntado a la consejera por la macrogranja de cerdos proyectada en Dehesas de Guadix durante la Comisión de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible del Parlamento andaluz, a lo que Crespo ha respondido que en Andalucía la explotación intensiva “tiene que cumplir todos los requisitos” establecidos en las normativas. Siempre que se cumplan estos requisitos, este tipo de explotación “es fiable”, aunque “su crecimiento debe ser ordenado”.

Crespo ha recordado que los requisitos de las normativas “son claros” y “se van a exigir” también en el caso de la macrogranja proyectada en Granada, un negocio que cuando “se le de la autorización” tendrá que “cumplir” con la ley. Con todo, la consejera ha pedido al diputado de Adelante Andalucía “rigor” porque la ganadería intensiva implica “generación de riqueza en el mundo rural” y es una práctica que “no se puede denostar porque sí”.

“Otra cosa es que se este vigilante sobre la situación y le he dicho que estaremos vigilantes”, ha dicho la consejera, quien ha insistido que no puede caber “la menor duda” de que la macrogranja “va a tener los requisitos establecidos en la normativa para que pueda iniciar su actividad” y de que, una vez se ponga en marcha, habrá inspecciones en la zona.

Así, Crespo ha concluido solicitado al diputado que su grupo “no sea excesivamente alarmista” con las cuestiones que tienen que ver con las actividades ganaderas, porque son una parte importante de la economía de la comunidad que “genera empleo y posibilidades”. Por lo demás, ha dicho, a “quien no cumpla con la norma no se le dará la licencia correspondiente” y, si por contra todo está en orden, la Junta “también estará pendiente de lo que ocurra posteriormente”.

El diputado Fernández, en nombre de Adelante Andalucía, ha señalado que “no todo vale” para competir y la macrogranja proyectada en Guadix “va a crear empleo pero será un empleo de ínfima calidad y serán sólo diez puestos de trabajo”. Además, su instalación en una zona de geoparque de la zona norte de Granada y zona especial de protección de ave puede contribuir a “la contaminación de acuíferos”.

Por otro lado, están, según ha continuado, los impactos sobre la salud puesto que “la contaminación de nitrito en el agua va a ocasionar aumento en las posibilidades de tener cáncer y malformaciones”. “Además, los gases de esta macrogranja provocarán hipertensión, brotes de virus y resistencia a los antibióticos”, ha dicho Fernández, quien ha añadido que estos gases harán que el turismo en la zona “desaparezca” por los malos olores, al igual que también terminará con la agricultura ecológica y provocará despoblación.

(Fuente: Granada Digital)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *