Tras casi un año de movilización palestina y represión sionista ininterrumpidas, sorpresivamente suspenden la Marcha del Retorno en Gaza

Los palestinos han cancelado sus protestas semanales pacíficas a lo largo de la valla entre Gaza e Israel, anunció ayer la Comisión Nacional Superior para la Marcha del Retorno y Rompiendo el Asedio. “La autoridad nacional para la Marcha del Retorno ha pedido el aplazamiento de las marchas sobre una base excepcional hoy”, dijo la agencia en una breve declaración.

La Comisión dijo que se trataba de un esfuerzo por mantener la calma en la Franja y evitar el aumento de la violencia después de que las fuerzas de ocupación israelíes bombardearon 100 lugares en el enclave asediado durante la noche del jueves, supuestamente en respuesta al lanzamiento de dos cohetes desde la Franja hacia Tel Aviv. El Ministerio de Salud palestino informó que cuatro palestinos resultaron lesionados durante los ataques aéreos en la ciudad de Rafah, en el sur de Gaza.

«Se lanzaron dos cohetes desde la Franja de Gaza hacia el territorio israelí. Los sistemas de alerta operaron según lo requerido. No se hicieron intercepciones por sistemas de defensa aérea. No se reportaron daños ni lesiones. No hay instrucciones especiales para el frente de la casa civil», aseguraron las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI). Los servicios de emergencia han tenido que atender a varias personas por ataques de ansiedad, tras las explosiones de los cohetes, que se oyeron con gran claridad en el sur de la ciudad.

La cadena Al-Aqsa TV en Gaza, por su parte, ha confirmado que un caza israelí lanzó dos misiles contra un blanco en el oeste de Jan Yunis y se alejó, pero volvió poco después y bombardeó el mismo lugar cuatro veces más. La radio Israel revela que el sitio en cuestión era una base naval, que pertenecía a HAMAS. El mismo medio palestino también ha informado que hubo varios bombardeos realizados contra un blanco en Beit Lahiya, en el norte de Gaza, sin revelar más detalles.

El Secretario General de la Iniciativa Nacional Palestina, Mustafa Barghouthi, dijo a Al Mayadeen que existen interrogantes y mucha confusión acerca de quién disparó los cohetes, y subrayó que eso no debería darle a (Israel) la oportunidad de justificar su feroz agresión en la Franja de Gaza. Por su parte, un portavoz de HAMAS aseguró igualmente que no saben quién disparó los misiles hacia Tel Aviv, dado que la Resistencia “no busca” aumentar la escalada de tensión con los israelíes. El movimiento de la Yihad Islámica Palestina también ha desmentido estar detrás de los hechos.

El portavoz de los comités de resistencia Abu Mujahid dijo que la continua agresión contra nuestro pueblo no se ha detenido hasta este momento, y agregó que han dado una gran oportunidad a los esfuerzos de Egipto para detener los crímenes de la ocupación y la agresión en Gaza. Abu Mujahid confirmó que las facciones de la resistencia no tenían nada que ver con el lanzamiento de cohetes a Tel Aviv. Agregó que la Sala de Operaciones Conjunta de las Facciones de la Resistencia Palestina está considerando una respuesta unificada si la agresión israelí continúa.

Por su parte, el líder del Frente Popular para la Liberación de Palestina (FPLP), Kaid Ghoul, dijo que lo que sucedió en Gaza requiere una reunión urgente de todas las facciones de la resistencia a nivel de liderazgo. Señaló que las cosas no han terminado en este punto y pueden dar señales de desarrollo.

La Comisión Nacional Superior agregó que la suspensión de este viernes respondía  también a facilitar la preparación de una protesta más grande que se celebrará el 30 de marzo, fecha en la que se cumple un año después del lanzamiento de la Gran Marcha del Retorno y de llevarse a cabo la primera de las mismas, el 30 de marzo de 2018.

Todos los partidos, movimientos y facciones palestinas, encabezadas por Hamás, se unieron entonces a la convocatoria contra la ocupación israelí y el bloqueo sobre Gaza que reclama el derecho de los refugiados palestinos al retorno, y que tendrá su punto álgido en la Nakba, como denominan a la creación de Israel, que derivó en la huida o expulsión de sus hogares de unos 750.000 palestinos.

«El objetivo estratégico es mandar un mensaje al mundo de que los palestinos se apegan a su derecho legítimo del retorno y no cederán sobre él. Lo hacemos mediante una marcha pacífica», explicó aquel día Ahmed Abu Rtaima, el portavoz de la iniciativa en Gaza.

«Es un nuevo estilo o patrón de lucha contra la ocupación (…) Queremos combatirla con la imagen de multitudes de gente que se reúne pacíficamente y hace sentadas cerca de las fronteras. Esperamos que esta idea se implemente de manera plena y exitosa», añadió Abu Rtaima.

Se eligió el 30 de marzo, por ser la fecha en que  conmemoraban los palestinos el Día de la Tierra desde que en 1976, una protesta nacional contra la confiscación de 2.100 hectáreas de terrenos palestinos por parte de Israel terminó con la vida de seis civiles en enfrentamientos con el Ejército israelí.

A punto de transcurrir un año desde aquella primera marcha, esta es la primera vez, el primer viernes en que se detienen las marchas desde que se iniciaron hace 51 semanas. Desde que los palestinos en Gaza comenzaron a manifestarse año pasado, más de 250 manifestantes han sido asesinados, y miles más resultaron heridos, por disparos del ejército israelí.

Los manifestantes exigen el derecho de los refugiados palestinos a regresar a los hogares de donde fueron expulsados ​​en 1948 para dar paso a la creación del nuevo estado de Israel. También exigen el fin del bloqueo de 12 años por parte de Israel de la Franja de Gaza, que ha destruido la economía del enclave costero y ha privado a aproximadamente dos millones de habitantes de muchos productos básicos.

(Fuentes: Monitor de Oriente / Al Mayadeen / Hispan TV / Infobae)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *