Preocupación del campesinado por la caída especulativa de precios del aceite de oliva

UPA ha pedido hoy a la Junta de Andalucía “mayor beligerancia” contra la venta a pérdidas del aceite de oliva. Así lo ha trasladado el secretario general de UPA Jaén, Cristóbal Cano, que ha aprovechado la celebración del Consejo Andaluz del Olivar para pedirle a la consejera de Agricultura, Carmen Crespo, “un mayor compromiso en la persecución administrativa de las prácticas desleales de la gran distribución”.

Lo ha realizado en el marco de una reunión como la de este viernes “clave para buscar soluciones a la crítica situación de caída de precios del aceite de oliva en origen”. Además, Cano ha reclamado una reunión con las Entidades Asociativas Prioritarias para analizar la situación del mercado al objeto de “revertir el constante descenso del precio”. Cristóbal Cano ha explicado que el sector olivarero atraviesa por “una injustificable” caída de precios del aceite en origen, por lo que considera “prioritario” que la Junta persiga al máximo la venta a pérdidas. 

La abundancia de la cosehca de este año empuja a los precios a la baja, pero sin embargo hay menor disponibilidad mundial de existencias de aceite con respecto al año anterior y ha aumentado el ritmo de comercialización, factores que deberían empujar al alza los precios. Tampoco parecen contar las importantes caídas de producción de los países del arco mediterráneo (que harán que tengan que acudir a nuestro mercado para cubrir sus necesidades), ni el hecho de que seamos quienes comandamos el mercado mundial del aceite, al tener más del 50% de la producción del planeta. 

El mercado del aceite de oliva es más complejo de lo que parece, pero la verdad es que su funcionamiento es bastante similar al del mercado de valores de La Bolsa. De hecho, existen sistemas de información de precios en origen del aceite de oliva, como el Poolred en el Estado español o el Ismea en Italia, donde se reflejan abiertamente vía web y de manera automática muchas de las operaciones de compra-venta a granel, en función de la oferta y la demanda en cada momento. De esta forma, productores y compradores (distribuidores, exportadores y otros intermediarios), pueden conocer en tiempo real el precio medio en origen que se está pagando por los diferentes tipos de aceites de oliva(virgen extra, virgen y lampante), estrechándose así sus márgenes de negociación considerablemente. Y permiten presionar a las grandes cadenas de distribución propiedad de la burguesía sobre los pequeños campesinos.

Además, si los distribuidores prevén una mala cosecha en origen para el próximo año y en consecuencia una inminente subida de precios, pueden aprovisionarse durante el año en curso comprando más cantidad de producto a un precio más bajo y almacenándolo en grandes depósitos para sacarlo al mercado cuando el precio en origen suba. De esta forma, consiguen amortiguar la subida de precios hacia el consumidor final para que no se resienta tanto la demanda y mejorar progresivamente sus márgenes de venta.

LAS DISTRIBUIDORAS DEL GRAN CAPITAL COMO DCOOP HUNDEN LOS PRECIOS

Como ya denunciamos en La Otra Andalucía (pinchar aquí, aquí o aquí para ver) a pesar de que todas las comercializadoras del oro líquido han reducido el montante que paga el consumidor por litro, lo cierto es que Dcoop es la única que refleja una caída tan considerable. Su agresiva actuación en el mercado ha sido la principal causa de la evolución a la baja del precio medio de venta al público. El valor medio del aceite virgen extra pasó de los 4,78 euros del tercer trimestre de 2017 a 4,72 euros al cierre del ejercicio. Una bajada mínima que contrasta con la que sufrió tres meses mas tarde, cuando Dcoop forzó la estrategia de caída de precios de su producto. Entonces, el litro de aceite se pagaba a 4,65 euros y al finalizar el segundo trimestre, el importe medio se situó en los 4,46 euros.

Precio del litro del aceite virgen extra (en euros) (1)

En los seis primeros meses del año, las marcas de distribución (MDD, también conocidas como marcas blancas) habían decrecido su precio en 17 céntimos; las conocidas como marcas de fabricante (MDF) bajaron en 34 céntimos y Dcoop, 88 céntimos, según los datos de Nielsen publicados por Merca2.es. 

“Los datos demuestran con claridad que es Dcoop el principal y el más agresivo impulsor de la pérdida de valor de toda la categoría”, alegan fuentes del sector aceitero. La bajada en el montante de venta al público sería una de las causas –sino la única– que hizo despegar las ventas del aceite de oliva virgen extra a principios del ejercicio en curso, mientras que “el total de la categoría no creció en volumen” entre el último cuarto de 2017 y el primero de 2018.

Fuente: www.directodelolivar.com / www.20minutos.es / www.horajaen.com / www.cronicaglobal.elespanol.com / www.Merca2.es

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *