Argelia: Triunfo de la movilización popular. Bouteflka anuncia que no se presentará a un quinto mandato y aplaza las elecciones

El presidente de Argelia, Abdelaziz Bouteflika, regresó este domingo a su país procedente de Ginebra (Suiza), donde permaneció ingresado en el Hospital Universitario para que se le realizara, según la versión oficial, un “control médico rutinario”.

Bouteflika, que gobierna Argelia desde 1999 y se postuló en febrero pasado a las elecciones presidenciales del 18 de abril. De triunfar en ese empeño habría logrado su quinto mandato, algo que originó el boicot  de la oposición a la cita electoral y que, desde hace dos semanas, decenas de miles de argelinos se manfiesten contra dicha posibilidad.

En un primer intento de calmar la situación, en una carta abierta difundida posteriormente, anunció que se presentaría pero que, de ser electo por quinta vez, convocaría a una conferencia nacional, “inclusiva e independiente”,  estaría dirigida a discutir, elaborar y adoptar reformas políticas. También elaborar y adoptar una nueva Constitución a través de un referéndum para el nacimiento de una Nueva República, seguido de nuevos comicios anticipados a los que ya no se presentaría como candidato.

Asimismo, aseguró una mejor redistribución de la riqueza nacional, la eliminación de la marginación y exclusión social mediante la aplicación de políticas públicas, así como enfrentar todas las formas corrupción.

Elogio la naturaleza pacífica de las protestas populares, expresó la necesidad de preservar la estabilidad interna. “Felicitamos también por el hecho de que el pluralismo democrático, por el que militamos tanto, sea ahora una realidad palpable”, dijo el gobernante, según la agencia estatal de noticias APS.

También alertó mantener la vigilancia ante una eventual infiltración de la expresión pacífica de las manifestaciones.  Pero también alertó de una”eventual infiltración de esta expresión pacífica por alguna parte insidiosa, interna o externa”, lo que “provocaría el caos con todo lo que ello pueda acarrear de crisis y desgracias”. Sobre “infiltrados” que intentaban provocar el caos en el país.

Recordó el fuerte precio que pagó Argelia por su independencia y el doloroso tributo de su pueblo para preservar la unidad tras la guerra civil (1992-2004), “una tragedia nacional sangrienta”, subrayó.

De hecho diversos analistas denunciaron la posibilidad de que estas manifestaciones sean promovidas por Francia y sus aliados políticos afines, teniendo en cuenta la importancia estratégica de Argelia para la región y toda África.

Pero las movilizaciones continuaron. Miles de argelinos salieron este viernes nuevamente a las calles de Argel y otras ciudades del país para manifestarse pacíficamente contra un quinto mandato de Bouteflika. Finalizado el tradicional rezo de los viernes, hombres y mujeres se concentraron desde bien temprano en diferentes puntos de Argel para luego marchar en forma pacífica por las calles, aunque con gritos de “No a un quinto mandato” y “Argelia libre y democrática”.

Las movilizaciones estuvieron acompañadas por un fuerte dispositivo de seguridad que abarcó unidades y carros antimotines desplegados en algunos sitios y un helicóptero que supervisaba desde el aire el movimiento de los manifestantes.

Medios locales de prensa, como el periódico digital El Watan, calificaron de “sin precedentes” las protestas populares, que comenzaron desde el pasado 22 de febrero y a las cuales se han sumado estudiantes, abogados, periodistas y algunas personalidades públicas.

Además, sectores institucionales como elementos del judicial se une a la oposición. Este lunes el Gobierno se vio obligado a pedir la neutralidad de los jueces tras la negativa de una parte de ellos de supervisar las elecciones previstas si Bouteflika mantenía su candidatura.

Finalmente el presidente de Argelia, Abdelaziz Bouteflika, renunció ayer a un eventual quinto mandato y anunció el aplazamiento de las elecciones en un inicio previstas para el próximo 18 de abril. “No habrá un quinto mandato”, aseguró el mandatario de 82 años en un mensaje a la nación publicado en la agencia oficial de noticias argelina APS.

Según el reporte de Prensa Latina, el mandatario comentó que el aplazamiento de los comicios responde a eliminar “cualquier malentendido en cuanto a la conveniencia y la irreversibilidad de la transmisión generacional a la que estoy comprometido”.

Bouteflika dio a conocer también que harán una reorganización gubernamental para lograr una mayor movilización de las autoridades públicas y mejorar la eficacia de la acción del Estado en todas las áreas.

Afirmó que esta nueva República y este nuevo sistema estarán en manos de las nuevas generaciones de argelinos que serán los principales actores y beneficiarios de la vida pública y el desarrollo de la Argelia del mañana. Para ello convocó a una Conferencia Nacional inclusiva e independiente para adoptar “todo tipo de reformas” que servirán de base al nuevo sistema.

El presidente saludó nuevamente el carácter pacífico y cívico de las protestas vigentes desde el pasado 22 de febrero contra su candidatura presidencial y que sumaron a varios sectores sociales como periodistas y estudiantes. “Entiendo el mensaje de los jóvenes en términos de angustia y ambición por su propio futuro y el del país”, dijo Bouteflika en el mensaje.

(Fuente: Al Mayadeen)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *