EEUU presiona a la India para que no compre petróleo a Venezuela

Elliott Abrams, enviado especial de Estados Unidos para Venezuela, hizo público que está presionando a la India para que deje de comprar petróleo a la República Bolivariana de Venezuela. Según Abrams, el método empleado para ejercer esas presiones sobre las autoridades de Nueva Delhi consiste en «argumentar, seducir (y) apremiar». Nueva Delhi es el tercer comprador mundial de hidrocarburos y ha sido históricamente, según Reuters, «el segundo cliente en pagos en efectivo» del crudo venezolano, tras ee. uu., que en la actualidad embarga tales pagos. «Lo que decimos es que no deberían ayudar a este régimen. Deberíais estar del lado del pueblo venezolano», ha explicado Abrams en declaraciones a Reuters. Este mismo mensaje ha sido trasladado a otros gobiernos, bancos y empresas que hacen negocios con Venezuela, ha indicado Abrams.El mercado indio es crucial para la economía de Venezuela porque históricamente es la segunda mayor fuente de divisas, solo por detrás de Estados Unidos, que ya ha entregado gran parte de esos ingresos al dirigente opositor, Juan Guaidó, autoproclamado presidente del país. Washington quiere que India haga lo propio. Se estima que Venezuela exporta 297.000 barriles diarios de crudo a India, lo que supone apenas el 4,2 por ciento de sus importaciones. Esta ofensiva diplomática se produce sin embargo en un momento difícil de las relaciones entre Estados Unidos e India, ya que Washington también pretende que Nueva Delhi deje de comprar petroleo iraní y pretende poner fin al acuerdo comercial preferencial por el que mercancías por valor de 5.600 millones de dólares entran sin aranceles en Estados Unidos cada año. Venezuela también exporta petróleo a China, pero en este caso las exportaciones no generan ingresos, ya que se dedican directamente a pagar los miles de millones de dólares de deuda bilateral.

Históricamente las sanciones estadounidenses pasan por prohibir a las empresas estadounidenses hacer negocios con gobiernos y empresas extranjeras objetivo, pero en una segunda fase, Washington también puede sancionar a empresas de terceros países que hagan negocios con el país objetivo en lo que se conoce como «sanciones secundarias».

Fuentes: www.granma.cu / www.europapress.es

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *