Catalunya: La CUP decide no participar en las elecciones estatales del 28A en su Consejo Político por 37 votos, contra 20 y 4 abstenciones

La CUP ha decidido finalmente no presentarse a las elecciones españolas. La militancia de la organización considera que no se dan las condiciones necesarias para convertirse en una candidatura auténticamente «rupturista y transformadora en España», según ha anunciado el partido tras la convocatoria de un consejo político extraordinario. 

Entre ayer por la tarde y esta mañana, las asambleas territoriales lo han debatido y votado y el consejo político extraordinario ha tomado la decisión definitiva de acuerdo con los votos de las territoriales. «Hubo 20 votos a favor, 37 en contra y cuatro abstenciones», ha explicado la portavoz del secretariado, Mireia Boya, en rueda de prensa. También ha destacado que el partido considera que su participación en las elecciones estatales ‘no es prioritaria’ y prefiere centrar sus esfuerzos en las elecciones municipales.

El partido propondrá hacer una campaña agitativa por todo el estado durante la campaña electoral ‘basada en el derecho de autodeterminación como paraguas de otros derechos colectivos como la denuncia del aparato de estado y del régimen del 78, en la ‘recuperación de un sector público fuerte que suponga nacionalizaciones de sectores estratégicos para el bien común’ y en la presentación de medidas para acabar con la corrupción.

(Fuente: vilaweb.cat)

Ampliación de la información:

La CUP ha decidido finalmente no presentarse a las elecciones españolas. La formación ha anunciado su decisión tras una reunión de más de dos horas en la que las los representantes de la militancia han expuesto sus posicionamientos.

Los “cupaires” han optado finalmente por mantener su opción tradicional de no concurrir a los comicios estatales, pero lo han hecho después de una intensa discusión en una organización fuertemente dividida.

La militancia de la organización considera que no se dan las condiciones necesarias por devenir una candidatura “auténticamente rupturista y transformadora al estado español”, lo que ha anunciado la coalición después de la convocatoria de un consejo político extraordinario.

Entre antes de ayer por la tarde y el día de ayer por la mañana, las asambleas territoriales lo han debatido y votado, y el Consejo Político extraordinario ha tomado la decisión definitiva de acuerdo con los votos de las territoriales.

“Ha habido 20 votos a favor (de presentarse), 37 en contra y cuatro abstenciones” (en el Consejo Político, reflejo de dichos debates), ha explicado la portavoz del secretariado de la organización, Mireia Boya, en rueda de prensa (foto adjunta). También ha destacado que el partido prefiere centrar sus esfuerzos en las elecciones municipales.

«Ponemos en valor en primer lugar el ejercicio de asamblearismo de la CUP para tomar la decisión de nuestro papel respete lo 28A», ha expuesto al respecto de la decisión y la forma de tomarla Mireia Boya. «La militancia de la CUP considera que nuestra participación a las elecciones españolas del 28A no es prioritaria», ha añadido.

En el documento de la coalición independentista en que se expresaban los argumentos para rehusar de presentarse el 28-A, al cual ha tenido acceso VilaWeb, se señalaba que esto no significa que la CUP se desentienda de la campaña.

La CUP se propone hacer “una campaña agitativa por todo el estado durante la campaña electoral” basada en el derecho de autodeterminación como paraguas de otros derechos colectivos, así como la denuncia del aparato de estado y del régimen del 78, en la “recuperación de un sector público fuerte que suponga nacionalizaciones de sectores estratégicos para el bien común” y en la presentación de medidas para acabar con la corrupción.

La organización de la izquierda independentista anticapitalista afrontaba muy dividida la cita previa al Consejo Político Extraordinario que decidiría el pasado domingo 10 de marzo si se presentaba a las elecciones generales del 28 de abril. Las dos formaciones principales integradas en la candidatura independentista anticapitalista mantenían posiciones antagónicas al respecto.

Por una parte, Poble Lliure, partidario de que la CUP se presentase, había expresado a través de un comunicado su voluntad que la CUP «asuma el reto de articular una candidatura lo más amplia posible que agrupe el máximo de sectores comprometidos con la construcción republicana».  Para esta formación «hace falta una alternativa electoral» alternativa, en referencia a ERC y el PDeCAT, los cuales decían haber adoptado un «discurso reformista». «Hay que emitir un voto sólido y útil para la ruptura», habían mantenido.

Por otra parte, Endavant-OSAN se decantaba por rechazar participar en las elecciones del 28-A. La mayoría de la militancia de esta organización consideraba que el trabajo de la Izquierda Independentista en el Congreso de los Diputados «no servirá para acelerar el procés de ruptura con el Estado.

No obstante, Endavant – OSAN, previamente a la reunión decisoria, ya había expresado públicamente que respetaría la medida que se tome mayoritariamente en el Consejo Político del domingo. Finalmente todo parece indicar que la mayoría de la militancia “cupaire” se ha inclinado en las asambleas por la propuesta abstencionista  defendida por Endavant – OSAN.

(Fuentes: Vilaweb.cat El Nacional.cat naiz.info)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *