El comité de empresa de Navantia Puerto Real se encierra en demanda de carga de trabajo y en rechazo a horas extras y trabajar en festivo

Los trabajadores de los astilleros de Navantia en Puerto Real (Cádiz) han elevado el tono de la protesta y el comité ha dado un paso más en su presión a la dirección de Navantia para que traiga carga de trabajo al astillero. Así, el comité ha decidido encerrarse en el edificio de dirección del astillero

El comité de empresa se encerrará este fin de semana en la factoría como protesta por la falta de carga de trabajo. Así se ha acordado en la asamblea que se ha celebrado este jueves por la mañana, donde se ha analizado la situación de la planta. El inminente inicio de los trabajos de ingeniería del BAM-IS no ha aplacado el descontento de los trabajadores, según el presidente del comité de empresa, Antonio Noria.

«El BAM es para nosotros totalmente insuficiente», ha afirmado Antonio Noria en declaraciones a este periódico. El encierro del comité de empresa se suma a las medidas de presión acordadas en febrero y que siguen en vigor, como la negativa a hacer horas extra y trabajar en festivo.

Los trabajadores han expresado su rechazo a la propuesta inicial del plan de rejuvenecimiento de la plantilla, que contempla la contratación de sólo catorce operarios para los tres astilleros de la Bahía. Esas incorporaciones apenas compensará la prejubilación de hasta 650 empleados, la mayoría operarios, que saldrán en los próximos años de las tres factorías gaditanas.

La asamblea de trabajadores que ha tenido lugar este jueves en el astillero de Puerto Real ha votado a favor de que se mantengan las medidas de presión para demandar carga de trabajo. Así, la plantilla seguirá sin hacer horas extraordinarias y sin ampliar la jornada a los fines de semana como se venía haciendo hasta el pasado enero.

La próxima semana se volverá a convocar una nueva asamblea en la que se revisará la carga de trabajo de la factoría de Puerto Real. A diferencia de San Fernando y Cádiz, con carga de trabajo asegurada a corto y medio plazo, los trabajadores puertorrealeños denuncian que se quedarán sin actividad una vez que se entregue en primavera el último petrolero encargado por Ibaizábal.

Cuentan también con el encargo de una subestación eléctrica para el yacimiento de hidrocarburos Johan Sverdrup, el mayor del mar del Norte y situado en aguas de Noruega. Pero el corte de chapa no comenzará hasta después del verano y ocupará una mínima parte de la capacidad del astillero, según sus representantes sindicales.

El anuncio de esta nueva protesta coincide con el malestar expresado ayer por los sindicatos tras conocer la primera propuesta de la empresa sobre nuevas incorporaciones de trabajadores. La dirección de la compañía y los representantes del comité intercentros firmaron este martes en Madrid el documento que da luz verde a la aplicación de un ERE en los astilleros y que permitirá la salida en cuatro años de los mayores de 61 años, lo que favorecerá, a su vez, el rejuvenecimiento de la plantilla con la entrada de savia nueva. Se trata de una de las medidas clave que recoge el Plan Industrial de la empresa, firmado el pasado 20 de diciembre.

El plan de rejuvenecimiento de la plantilla de Navantia sólo contempla por ahora la contratación de catorce operarios a distribuir entre los tres astilleros de la bahía. Ésta es la oferta que trasladó la empresa a los sindicatos el pasado martes en la constitución de la llamada comisión central de empleo. La cantidad es irrisoria. Sólo hay catorce trabajadores de los que llamamos “gente de mono”. El resto son técnicos medios y superiores.

Los sindicatos critican el reparto de los perfiles ofertados, en los que priman los puestos técnicos sobre los operarios manuales, y exigen más claridad sobre cómo se han estimado las necesidades de la empresa.

(Fuentes: Diario de Cádiz / La Voz de Cádiz /Puerto Real Hoy)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *