Sevilla: Más de un centenar de personas esperaban el autobús antifeminista. El acto de HazteOír se pudo celebrar gracias a la protección policial

Finalmente el autobús del odio, nombre por el que son conocidos los autocares propagandísticos de las campañas de los ultraderechistas de HazteOir, no pudo deambular por Sevilla el pasado miércoles, tan siquiera entrar en territorio andaluz.

El día anterior, a su llegada a Valencia, fue interceptado por la policía local y conducido a sus instalaciones, donde quedó retenido y custodiado, arguyendo que su publicidad no se ceñiría a las especificaciones del Manual de Procedimiento de Inspección de las Estaciones ITV, hasta que el conductor eliminó el vinilo que lo recubría con mensajes antifeministas y el dueño abonó una multa de 200 euros, regresando posteriormente a Madrid.

(El autobús del odio a su salida de Valencia, ya sin su propaganda antifeminista)

Por la tarde, a las puertas del Hotel Ayre de Sevilla, que se está  “cubriendo de gloria” prestándose a la realización en sus instalaciones de sus actos a estos neofascistas, y que por ello se merecería un boicot por parte de todos los andaluces conscientes y de conciencia, más de un centenar de personas esperaban el comienzo de la conferencia organizada por HazteOír.

A la entrada del hotel, protegido por un amplio dispositivo policial, las concentradas, en su mayoría mujeres jóvenes, corearon consignas como «HazteOír, háztelo mirar», «Sevilla será, la tumba del fascismo», «no tenemos miedo» o «trifcachito electoral, alianza criminal», acusando de «retrógrados» a los miembros de la mencionada asociación a su llegada. Con todo, Los gritos de “fascistas” fueron con diferencia los más recurrentes al paso de los reaccionarios ultracatólicos que acudieron a la cita. También gritaban contra el propio Hotel por facilitarles sus instalaciones, acusándole de “complices”, como se puede apreciar en la foto adjunta.

En su interior, ante unas pocas decenas de asistentes, HazteOir desarrolló  su acto titulado “Cómo frenar el feminismo radical”, gracias a la protección policial, en el que desgranó su conocido argumentario ultramontano contra el feminismo. En el acto intervinieron como ponentes los escritores Alicia Rubio y Diego de Los Santos, la psicóloga, Cristina Peláez, el catedrático de Filosofía del Derecho Francisco Contreras y el delegado de la asociación en Cádiz, Pedro Mejías.

Al término de la misma, los dirigentes de la asociación anunciaron la presentación de una querella contra el Alcalde Valencia, Joan Ribó (Compromís), por los pretendidos delitos de vulneración de derechos fundamentales, en concreto los de libertad de expresión y circulación, daños a una propiedad privada y prevaricación.

Por su parte, Ribó ya había advertido que no permitiría la circulación por la ciudad del Turia del vehículo, por promover «un delito de odio al acusar a las mujeres feministas, a los y las feministas en general, de feminazis», atentando además «contra la dignidad de las personas» y suponiendo una «provocación» ante las reivindicaciones de «igualdad entre hombres y mujeres» del 8M.

Así mismo, los representantes de HazteOír informaron que ya estarían preparando nuevos autobuses con su propaganda antifeminista y declararon estar dispuestos a pasearlos por Madrid y otras ciudades durante el transcurso de la jornada de huelga feminista de este 8 de Marzo.

La Otra Andalucía

Noticia relacionada:

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *