Argelia: Finalmente Bouteflika presenta su candidatura pese a la oposición popular prometiendo nuevas elecciones anticipadas

Un representante del Presidente de Argelia, Abdelaziz Bouteflika, confirmó el pasado domingo la candidatura del mandatario argelino a las elecciones presidenciales previstas para el próximo 18 de abril, a pesar de las protestas en contra de su presentación a las mismas.

El ministro argelino de Transporte y también nuevo jefe de campaña de Bouteflika, Adelghani Zaalane, presentó en su nombre el expediente ante las autoridades comiciales amparado en el artículo 139 de la ley electoral para justificar la ausencia de Bouteflika, según el portal El Watan, dado que el mandatario se encuentra en un hospital en Suiza haciéndose exámenes médicos de rutina.

La confirmación de la presencia de Bouteflika tuvo lugar en el último día del plazo establecido por el Consejo Constitucional y en medio de manifestaciones que comenzaron el pasado 22 de febrero en contra de un quinto mandato del gobernante, al que denominan como  el «mandato de la vergüenza».

La agencia de noticias argelina APS confirmó la inscripción de otros cinco aspirantes, perteneciente a partidos y agrupaciones menores, entre ellos el general retirado Ali Ghediri, quien fue el primero en anunciar que se postularía para la presidencia y el empresario Rachid Nekkaz, quien ha reunido a un buen número de seguidores que respaldan su candidatura. El Consejo Constitucional tiene ahora 10 días para convalidar las candidaturas.

En la jornada del domingo trascendió también el anuncio de la retirada de la contienda electoral de los dos principales partidos opositores tras la presentación de Bouteflika, el islamista Movimiento de la Sociedad por la Paz y el izquierdista Partido de los Trabajadores, el movimiento bereber Agrupación por la Cultura y la Democracia y el Frente de las Fuerzas Socialistas (FFS).

Igualmente, Ali Benflis, considerado el principal adversario de Bouteflika, líder de la plataforma opositora “Talaie el Houriat”, ha manifestado la renuncia a su intención de presentarse a las elecciones presidenciales. El también ex primer ministro argelino dijo a la agencia de noticias AFP que no se presentará a los comicios «porque ya no hay una razón de ser». «Mi lugar y el suyo (el de Bouteflika) no es en una competición que rechaza el pueblo», añadió. “Nuestro pueblo ha destruido el muro de silencio. Cuando el pueblo decide hablar, toma la palabra. No se espera que se den”, concluyó.

Bouteflika se presenta auspiciado por grupo de partidos políticos gubernamentales, que lo integran el Frente de Liberación Nacional, la Reagrupación Nacional para la Democracia, Agrupación Esperanza de Argelia y el Movimiento Popular Argelino. Sus opositores afirman que Bouteflika, de 82 años, ya no tiene condiciones para gobernar, citando su pobre estado de salud y lo que llaman una corrupción crónica y falta de reformas económicas para responder al alto desempleo, que excede el 25% entre la población menor de 30 años.

Continúan las manifestaciones

Varios miles de argelinos se concentraron este domingo en el centro de París para exigir al presidente de su país que no se presentara a un quinto mandato y diese paso a un nuevo régimen democrático. En un ambiente festivo y reivindicativo, integrantes -en su mayoría jóvenes- de la diáspora argelina en Francia se unieron a las protestas que desde hace semanas recorren su país de origen. La comunidad argelina en Francia es una de las más numerosas: en las elecciones de 2014, más de 800.000 argelinos estaban registrados en Francia para poder votar.

Al mismo tiempo que en París, miles de estudiantes volvieron a salir a las calles de Argelia para protestar contra la candidatura de Bouteflika. Se produjeron enfrentamientos entre los manifestantes y la policía. Los choques se sucedieron en las inmediaciones del Consejo Constitucional de Argelia, hasta donde los manifestantes pretendían llegar para exigirle la inhabiliatción de la candidatura de Bouteflika por incapacidad. También porque consideran que la ley exige que los candidatos entreguen personalmente su presentación.

A diferencia del pasado viernes, cuando se registró entre la multitud al menos un muerto, 187 heridos y un número impreciso de arrestos, las manifestaciones de hoy se desarrollaron sin incidentes. Miles de personas desfilaron por otras ciudades del país: los eslogan eran los mismos de estos días, «no al quinto mandato» y «poder asesino».

Los responsables de su equipo electoral del mandatario presentaron la documentación necesaria para su postulación y una «carta a los argelinos» en la cual Bouteflika promete, en caso de victoria, «organizar elecciones anticipadas» en las cuales no se presentará, y una reforma de la Constitución para aprobar con un referendo popular. Bouteflika dedicó parte de la carta a los jóvenes, prometiendo «políticas más justas de redistribución de la riqueza», «la lucha contra la marginación y la exclusión social», «medidas concretas para hacer a los jóvenes protagonistas de la vida pública y social».

Los analistas dicen que los manifestantes, que han salido a las calles hace 10 días, carecen de liderazgo y organización en un país que sigue dominado por veteranos como Bouteflika de la guerra de la independencia contra Francia, de 1954 a 1962. Pero la oposición, tradicionalmente débil y dividida, al igual que los grupos de la sociedad civil, ha pedido que sigan las protestas en caso de que Bouteflika, que gobierna desde hace 20 años, continúe la búsqueda de la reelección. Por otro lado, para algunos observadores estas manifestaciones recientes recuerdan los levantamientos populares que terminaron en 2011 con varios gobiernos del norte africano y que en el caso de Argelia fracasaron.

Bouteflika aboga por la reconciliación, en una «carta a los argelinos»

Los responsables de su equipo electoral del mandatario presentaron la documentación necesaria para su postulación y una «carta a los argelinos» en la cual Bouteflika promete, en caso de victoria, «organizar elecciones anticipadas» en las cuales no se presentará, y una reforma de la Constitución para aprobar con un referendo popular. Bouteflika dedicó parte de la carta a los jóvenes, prometiendo «políticas más justas de redistribución de la riqueza», «la lucha contra la marginación y la exclusión social», «medidas concretas para hacer a los jóvenes protagonistas de la vida pública y social».

La carta pública del presidente argelino podría ser el catalizador para detener las protestas de los últimos días o avivarlas aún más. A modo de calmar los ánimos, en su misiva el mandatario manifesta que si el pueblo argelino «renueva su confianza» asumirá la responsabilidad histórica de realizar su demanda fundamental: el cambio de sistema. En ese sentido, propone seis compromisos como la celebración de una conferencia nacional «inclusiva e independiente» para discutir, elaborar y adoptar reformas políticas.

Plantea asimismo la elaboración y adopción de una nueva Constitución a través de un referéndum para el nacimiento de una Nueva República y el nuevo sistema argelino. Además, aseguró una mejor redistribución de la riqueza nacional y la eliminación de la marginación y exclusión social mediante la aplicación de políticas públicas, así como enfrentar todas las formas corrupción.

El presidente anuncia también en ella su compromiso de adoptar medidas en beneficio de los jóvenes en todos los niveles para que sean ‘actores y beneficiarios prioritario”, así como revisar la ley electoral y crear un mecanismo independiente de organización electoral que tendrá la responsabilidad exclusiva de la organización de las elecciones.

Otra proposición que realiza Bouteflika en la misma es la de celebrar elecciones anticipadas, en la cual prometie no ser candidato, las cuales serán organizadas y tendrán lugar en fecha decidida por ese mecanismo independiente tras las próximas elecciones presidenciales.

(Fuentes: AFP / ANSA / Reuters / euronews / Prensa Latina)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *