Canadá inicia el proceso de extradición de la ejecutiva de Huawei, Meng Wanzhou, a los EE.UU. China exige su inmediata libertad

El Departamento de Justicia de Canadá inició el pasaso sábado el proceso de extradición de la ejecutiva de la empresa tecnológica Huawei, Meng Wanzhou, con destino a Estados Unidos, pese a denuncias sobre la manipulación política de Washington sobre el caso.

La directora financiera de la entidad fue arrestada el 1 de diciembre pasado a petición de las autoridades estadounidenses, quienes denunciaron que usó una filial de Huawei para evadir sanciones contra Irán.

Según analistas su arresto puso a Canadá en una posición profundamente incómoda entre dos superpotencias, que también son sus dos socios comerciales más grandes, y, como resultado, la relación con China se deterioró en las últimas semanas.

“Hoy, los funcionarios del Departamento canadiense de Justicia emitieron una autorización para proceder a iniciar formalmente el proceso de extradición en el caso de la señora Meng Wanzhou”, precisó un comunicado del Departamento de Justicia canadiense. La decisión, dice el texto, “sigue a una revisión exhaustiva y diligente de la evidencia en este caso”, que se consideró “suficiente” para presentar el asunto ante un juez de extradición.

Se espera que Meng comparezca ante el tribunal el 6 de marzo, cuando los fiscales presenten la evidencia en su contra así como los ‘argumentos detallados’ para su extradición. Al final del proceso, el fiscal general tendrá la última palabra sobre el traspaso.

Las autoridades chinas denunciaron que los dos países norteamericanos abusaron de sus tratados bilaterales al respecto y usaron arbitrariamente medidas obligatorias contra una ciudadana china, lo cual constituye una violación grave de sus derechos e intereses legítimos.

Múltiples comentarios aseguran que es una maniobra más bien política y enfocada en frenar a Huawei mientras se pone al frente de sistemas revolucionarios como la red 5G, la de mayor velocidad de conexión, pues el mercado se volvió más competitivo para las empresas con aspiraciones de adjudicarse contratos.

Según explicó la justicia de Canadá, el juicio iniciará después de revisar de forma exhaustiva las pruebas y la ejecutiva se presentará ante un tribunal en Vancouver el próximo día 6, cuando se fijará la fecha de la vista. El proceso de Meng despertó una tempestad diplomática entre Beijing, Ottawa y Washington.

China exige a Canadá su inmediata liberación

El gobierno de China, tras conocerse la noticia, exigió a Canadá liberar de inmediato a Meng Wanzhou y permitir que regrese a su país »sana y salva», porque su caso tomó carácter político. Lu Kang, portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores, informó en un comunicado la presentación de una protesta ante los representantes de Ottawa en rechazo a la decisión proceder con el juicio sobre la extradición de la ejecutiva a Estados Unidos.

El portavoz denunció que los dos países norteamericanos abusaron de sus tratados bilaterales al respecto y usaron arbitrariamente medidas obligatorias contra una ciudadana china, lo cual constituye una violación grave de sus derechos e intereses legítimos.

“Este es un caso político serio. China una vez más insta a la parte estadounidense a retirar inmediatamente su orden de arresto y la solicitud de extradición dirigida a la señora Meng Wanzhou, urge a la canadiense a liberarla inmediatamente y devolverla a China a salvo”, concluyó el vocero.

La víspera la embajada china en Canadá también refutó la autorización del Departamento de Justicia de Canadá a la audiencia sobre el tema y advirtió que el laudo del caso pondrá a prueba su sistema legal. A través de su embajada en Ottawa, la nación asiática dijo en un comunicado que está totalmente insatisfecha y se opone a la audiencia porque es un caso de persecución política contra una empresa de alta tecnología.

“Si Canadá realmente aplicara el principio de respeto a las leyes y a la independencia judicial, entonces rechazaría el pedido de extradición de Estados Unidos y de inmediato liberaría a la señora Meng Wanzhou”, precisó. China añadió que el laudo del caso pondrá a prueba el sistema legal del país norteamericano, el cual quedó atrapado en la cruzada de Washington contra Huawei.

(Fuente: Prensa Latina)

Noticias relacionadas:

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *