Los kurdos aceptan discutir las propuestas rusas sobre Siria y la negociación con el gobierno. Al-Asad rechaza la autonomía kurda en el norte

El Consejo Democrático Sirio, brazo político de las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS) lideradas por los kurdos, está dispuesto a discutir las propuestas rusas sobre Siria, incluyendo la posible creación de un grupo de trabajo para normalizar la situación en el país, dijo Bassam Ishak, copresidente de la misión del Consejo.

Según el reporte de Sputnik, el presidente ruso, Vladimir Putin, dijo a los medios que discutió con el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, la posibilidad de crear un grupo de trabajo que incluya a todas las partes interesadas para impulsar la normalización de la situación en Siria tras la derrota de Daesh.

«Creo que estamos abiertos para discutir con los funcionarios rusos toda propuesta que tengan», dijo Ishak al añadir que «Rusia es un importante actor político en Siria». Afirmó, además, que el Consejo que representa está preparado a cooperar tanto con Moscú como con Washington para avanzar en la solución de la crisis siria.

«Esperamos cooperar con todas las partes, con EE.UU., Rusia y todos los actores implicados en el problema sirio para conseguir una solución y un acuerdo de seguridad que satisfaga las necesidades de seguridad de todos nuestros vecinos», expresó Ishak.

«Tanto Estados Unidos como Rusia desempeñan un papel único y creo que seguiremos trabajando con los dos países» para poder «llegar finalmente a una solución política para Siria», apuntó el representante kurdo y reveló que visitó Moscú en múltiples ocasiones y que no descarta nuevas visitas de los representantes del Consejo Democrático a Rusia.

Rusia urge a los kurdos a dialogar con Damasco ante amenaza turca

Rusia había instado a los kurdos a entablar diálogos con el Gobierno de Siria sobre la situación en el noreste del país tras la salida de las fuerzas de EE.UU. “Se debatieron varias opciones de lo que se podría hacer tras la retirada de EE.UU. de Siria; creemos que, probablemente, el diálogo entre los kurdos y Damasco sería la mejor variante para solucionar los problemas”, afirmó el vicecanciller ruso, Serguéi Vershinin.

En declaraciones hechas en la pasada Conferencia de Seguridad de Múnich, en Alemania, el alto diplomático ruso había insistido en que los propios sirios deben resolver sus problemas mediante el diálogo. “Lo apoyaríamos [el diálogo] y nos parece que es un camino correcto”, subrayó.

En diciembre del año pasado, el presidente de EE.UU., Donald Trump, anunció su intención de retirar a los casi 2000 militares estadounidenses desplegados de manera ilegal en Siria. Con la salida de EE.UU., los kurdo-sirios, aliados de EE.UU., se verían expuestos a una posible ofensiva de Turquía, puesto que Ankara considera terroristas a las Unidades de Protección Popular (YPG, por sus siglas en kurdo), al vincularlas con el grupo Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK, por sus siglas en kurdo).

Entretanto, en la misma conferencia de Múnich, el ministro turco de Defensa, Hulusi Akar, confirmó el domingo la intensión de Ankara de acabar con las YPG, pues insiste en que se trata de un “grupo terrorista”. “Nuestra principal preocupación antes y después de la retirada de los estadounidenses es la seguridad y protección de nuestra frontera y nuestra gente”, señaló el ministro turco.

El vicecanciller ruso Serguéi Vershinin. “el diálogo entre los kurdos y Damasco sería la mejor variante para solucionar a los problemas”, dijo Vershinin en la Conferencia de Seguridad de Múnich, al recordar que los kurdos son “una parte integral de nación siria”. Señaló que los problemas sirios deben resolverse mediante un diálogo. “Lo apoyaríamos (el diálogo) y nos parece que es un camino correcto”, agregó el alto diplomático.

Por su parte, los kurdos ya expresaron en enero su deseo de negociar con el Gobierno de Damasco, presidido por Bashar al-Asad. De hecho, un comandante de esta etnia, Redur Jalil, propuso la integración de los combatientes kurdos en el Ejército sirio si el Gobierno les deja administrar casi el 30 % del territorio que controlan en el norte y noreste del país.

El Gobierno de Al-Asad rechaza la autonomía kurda en norte de Siria

El Gobierno de Siria rechaza la idea de conceder a los kurdos alguna forma de autonomía, tal y como lo solicitan los líderes de kurdo-sirios. La consejera política y de información en la Presidencia de la República Siria, Bouthaina Shaaban, aseveró el martes que “la autonomía significa la división de Siria”.

“Siria es un país que es un crisol para todas las personas y que todas las personas son iguales ante la ley siria y ante la Constitución siria”, señaló la política del país árabe a la agencia de noticias británica Reuters.

En declaraciones que ofreció al margen de la Conferencia de Medio Oriente, celebrada en Moscú, la capital rusa, y organizada por el Club de Discusión Internacional Valdái, Shaaban recalcó que los kurdos son “una parte preciosa y muy importante” del pueblo sirio.

El aviso de Shaaban se considera como una respuesta a una hoja de ruta que dirigentes políticos de las milicias kurdo-sirias han presentado para alcanzar un acuerdo con el Gobierno de Damasco tras el anuncio de EE.UU. sobre retirada de sus tropas desde el país árabe.

Siria considera que los kurdos deben abandonar cualquier idea de autonomía si quieren desarrollar las conversaciones con Damasco. Las autoridades sirias aseguran que la unión con los kurdos no solo beneficiaría los intereses nacionales, sino también garantizaría la seguridad del país ante enemigos extranjeros.

Las autoridades sirias han condenado en reiteradas ocasiones la presencia de las tropas estadounidenses en su territorio y denuncian que Washington ha creado un agujero negro con miras a frenar el avance del Ejército sirio frente a los terroristas.

Irán, Rusia y Turquía, como los países garantes del proceso de paz de Siria, por su parte, han insistido en su última reunión en la ciudad rusa de Sochi (suroeste) en la importancia de respetar la soberanía territorial de Siria y hacer fracasar los intentos para desintegrar el país árabe.

Bashar Al Assad advierte a los kurdos de Siria que EEUU no los protegerá

El presidente sirio Bashar Al Assad advirtió a las facciones kurdas en Siria que «apuestan» por Estados Unidos, que este país no los protegerá contra ninguna ofensiva turca, ya que Washington pretende retirar sus tropas.

Washington apoya en Siria a las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), una coalición de combatientes kurdos y árabes dominada por la milicia kurda de las Unidades de Protección del Pueblo (YPG) que combaten contra el grupo yihadista Estado Islámico (ISIS), indicó AFP.

El presidente Donald Trump anunció en diciembre la retirada de unos 2.000 soldados estadounidenses desplegados en este país en guerra, al pronosticar la próxima derrota de los yihadistas.

«A los grupos que apuestan por los estadounidenses, les decimos que no los protegerán», dijo Al Assad este domingo en un comunicado emitido por la televisión pública. «Los estadounidenses no te pondrán en su corazón ni en sus brazos, te pondrán en su bolsillo, para que seas una herramienta en su trueque», añadió.

A raíz del conflicto que ha devastado a Siria desde 2011, los kurdos han logrado establecer una autonomía «de facto» en las regiones bajo su control, con territorios en el norte y noreste que representan casi el 30% del país.

El anuncio de la retirada de Estados Unidos sorprendió a esta minoría, que podría terminar debilitada contra la vecina Turquía, en momentos en que Ankara amenaza con lanzar una ofensiva para desalojar a las YPG de zonas adyacentes a su frontera con Siria.

Para protegerse, los kurdos han iniciado un acercamiento con el poder de Damasco y están tratando de negociar una solución política para preservar su semiautonomía. Sin embargo, estas conversaciones se encuentran estancadas.

El domingo el consejo militar de las FDS celebró una reunión de rutina durante la cual sus miembros discutieron «el futuro de las relaciones con el gobierno sirio», destacando la «especificidad» de las FDS y la necesidad de «reconocimiento» de la administración semiautónoma kurda, según un comunicado.

El consejo militar también se refirió al «deseo de encontrar a través del diálogo una solución a los problemas con el estado turco, en un marco de buenas relaciones de vecindad y respeto mutuo».

Antes, Al Assad había dicho: «Si no te preparas para defender a tu país y resistir, no serás más que esclavo entre los otomanos», lanzó refiriéndose a Turquía. «Nada los protegerá, excepto su Estado. Nadie los defenderá, excepto el ejército árabe sirio», afirmó el presidente Assad.

El conflicto en Siria comenzó en 2011 y se ha vuelto más complejo con los años a raíz de la implicación de potencias extranjeras y grupos yihadistas. Desde entonces la guerra ha dejado más de 360.000 muertos y millones de desplazados y refugiados.

(Fuentes: Al Mayadeen / Hispan TV / Sputnik / SANA / AFP)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *