Málaga: Limasa, la empresa municipal de limpieza, quiere colocar dispositivos GPS a los trabajadores para «controlar su trabajo»

Limasa quiere poner un dispositivo GPS a cada operario para «controlar su trabajo». La gerencia está pidiendo la firma de cada trabajador para instalar el dispositivo. El comité de empresa se opone en rotundo y ha realizado un llamamiento a los trabajadores para que no firmen la autorización.

La dirección de Limasa quiere instalar un localizador un dispositivo GPS a todos los operarios de la plantilla que trabajan en la calle. El objetivo de esta medida, según la empresa, sería  la mejora de la productividad así como controlar el cumplimiento de las obligaciones laborales.

El pasado jueves, a través de los coordinadores, la empresa comenzó a recabar la firma de cada trabajador en un documento denominado “política de privacidad GPS” para tratar de cumplir con la ley de protección de datos.

Con su firma, el trabajador autoriza a la empresa a que vigile su actividad laboral a través del geolocalizador. Sin embargo, algunos trabajadores han criticado los métodos “autoritarios y las amenazas y presiones” de algunos coordinadores, lo que ha obligado al comité de empresa a tomar cartas en el asunto y actuar.

El comité ha rechazado la colocación de un GPS a cada trabajador, ha denunciado los métodos de algunos coordinadores para conseguir la firma del operario y en un escrito remitido a toda la plantilla ha pedido que ningún trabajador firme el documento que autoriza a la empresa instalarle un localizador.

El comité, según ha señalado su presidente, Manuel Belmonte, ha remitido también una carta a la dirección de Limasa exigiéndole que “cese inmediatamente” de recabar la firma del trabajador al considerar “no legal” la operación. El comité advierte que denunciaría a la empresa en el caso de que esta mantenga su plan de pedir a los operarios que firmen el documento de aceptación para la instalación del dispositivo

El comité no se opone a que los vehículos y maquinaria cuenten con GPS, como ya vienen ocurriendo con la maquinaria recién comprada que viene ya con este dispositivo instalado, pero “en ningún caso” que esto se extiende a los trabajadores. “Esto no es más que un control, un intento de vigilar y controlar la actividad de los operarios y no lo aceptamos”.

En el documento que la empresa requiere a la firma de los trabajadores se señala los datos que se piden no están especialmente protegidos y que la base legal para el tratamiento de los citados datos personales es el interés empresarial en la seguridad de los bienes y personal de la empresa, así como “el control y mejora de la productividad en el desempeño del trabajo y el control del cumplimiento de las obligaciones inherentes al puesto de trabajo”.

(Fuente: La Opinión de Málaga)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *