Decena de miles de argelinos se manifiestan, tanto en Argel como en otras ciudades, contra la presentación a las elecciones de Buteflika (vídeos)

Decena de miles de argelinos se manifestaron este fin de semana, el viernes y el domingo, tanto en Argel como en otras ciudades del país, para mostrar su rechazo a que el actual presidente del Estado, el octogenario Abdelaziz Buteflika, se haya vuelto a presentar por quinta vez a la reelección, lo cual fue anunciado el pasado 10 de febrero desde instancias oficiales.

El pasado viernes en Argel se desarrolló la más multitudinaria para protestar contra el posible quinto mandato del presidente del país, el enfermo Abdelaziz Buteflika, quien se presentará a la reelección el próximo mes de abril. Diversas marchas confluyeron tras la oración del mediodía en la céntrica plaza del Primero de Mayo procedentes de distintas mezquitas de la capital, en respuesta a una convocatoria anónima redalizadaen las redes sociales.

La consigna de los congregados era marchar rápido, en constante movimiento, para evitar la intervención de los miles de policías, efectivos de las fuerzas antidisturbios y miembros de los servicios secretos desplegados. «El pueblo quiere un cambio de régimen» o «No a Buteflika y no a Said», han lanzado a voces los manifestantes, en referencia al presidente y a su hermano, quien se considera que es el que maneja en la sombra los hilos del poder.

El Ministro del Interior, Norredine Bedui, había amenazado con hacer uso de instrumentos coercitivos para frenar a los que «intentan sembrar dudas y arruinarlo en detrimento de Argelia». La advertencia de Bedui es la última de una serie de avisos por parte de distintas instancias del poder, como las del Viceministro de Defensa; Ahmed Gaïd Salah, que advirtió contra «los enemigos de dentro y de fuera del país».

Desde hace meses, las fuerzas de seguridad impiden cualquier atisbo de protesta, pero hoy los manifestantes han desbordado los cordones policiales. El derecho a manifestarse está oficialmente prohibido desde 2001, aunque suelen ser toleradas si hacen referencias a temas sociales. La última vez que hubo protestas fue en febrero de 2018.

La marcha, se produjo el mismo día que el régimen argelino anunció que Buteflika sería trasladado el domingo a Ginebra para ser sometido a lo que se califica de «chequeos médicos periódicos». Según la agencia estatal de noticias APS, que citó un comunicado emitido anoche por la Presidencia argelina, el ingreso y la estancia del mandatario, de 82 años, en un hospital de Suiza «será corta».

En ausencia del Presidente, ese mismo domingo se produjo una nueva manifestación, no tan numerosa como la del viernes, día festivo, al ser laborable, en esta ocasión convocada por diversos partidos de la oposición, igualmente para protestar contra su decisión de optar a un quinto mandato en las elecciones presidenciales del próximo 18 de abril. «¡Argelia libre y democrática!», «¡No al 5º mandato!», gritaban los manifestantes.

La marcha salió de la Plaza del Primero de Mayo, en el centro de la capital, y a ella se unieron otras desde el barrio popular de Bab el Ued, dirigiéndose hacia la sede de la Asamblea Nacional siempre en actitud pacífica, según informa el medio online local TSA. Su objetivo era la sede de la Presidencia, pero las fuerzas de seguridad han impedido a los manifestantes acercarse y han lanzado gases lacrimógenos y cargando contra los mismos. El diario El Watan, uno de los más críticos con el poder, cuantificaba la presencia en varios miles de personas.

Esta vez, a diferencia del viernes, la policía se empleó a fondo, según los testimonios de decenas de personas en las redes sociales. “Detenciones masivas de manifestantes en Audin, con una actitud excesivamente violenta por parte los policías”, tuiteó el coordinador de Mouwatana (Ciudadanía), Soufiane, Djilali, poco antes de que él mismo fuese también detenido. El Mouwatana es un movimiento creado por intelectuales del país partidarios de la apertura y mayor democratización del régimen pero que no cuenta con excesivo arraigo popular.

También se han producido el viernes diversas manifestaciones en otras ciudades del país, según ha informado la agencia Afp, como Tizi Uzu, Bejaia, Annaba o Uargla. Durante el domingo las hubo en Orán, la segunda ciudad del país, Tiaret, Relizane y Setif.
Por otro lado, se llevó a cabo una manifestación el domingo en París, donde vive una numerosa comunidad argelina. Los manifestantes se concentraron en la céntrica Plaza de la República gritando «No al quinto mandato».

Buteflika de 81 años y en el poder desde 1999, sufrió en 2013 un derrame cerebral y desde entonces sus apariciones públicas son inusuales, reducidas a las imágenes retransmitidas por la cadena estatal con motivo de un consejo de ministros o de visitas de altos responsables extranjeros. Hace años que no habla en público, solo se mueve en silla de ruedas, no viaja al extranjero y en los dos últimos años ha cancelado en el último momento por «recaídas de salud» reuniones con distintos mandatarios.

En estos 20 años en los que Buteflika lleva como Presidente de la República jamás había sufrido una protesta tan generalizada y multitudinaria como la del pasado fin de semana. Las televisiones públicas y privadas no informaron sobre ellas. Algunos periodistas confiormaron que les fue prohibido, razón por la que varios de ellos presentaron su dimisión.

Las protestas contra Buteflika ya comenzaron a tomar cuerpo hace meses en los estadios de fútbol. El año pasado recabó más de un millón de visitas en YouTube el cántico de un grupo de hinchas del equipo USM Alger, titulado Casa del Muradia. La canción jugaba con el nombre del palacio presidencial, Muradia, y con el de la serie española La casa de Papel.

El cántico rezaba así: “En el primer mandato dijimos: nos engañaron con el decenio negro (la guerra civil de los noventa entre el FLN y los islamistas); en el segundo ya estaba claro cuál era la historia de la casa del Muradia; en el tercero, el país decayó a causa de intereses personales; en el cuarto la muñeca está muerta (en alusión a la salud de Buteflika) y el asunto sigue; y en el quinto va a seguir entre ellos”. Desde que Buteflika anunció su candidatura las críticas en los estadios han aumentado. “No hay un presidente, sino una imagen”, dice uno de los cánticos.

Vídeos:

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *