Iglesias define el programa de Podemos como socialdemócrata

Podemos busca ahuyentar la idea de que la coalición con Izquierda Unida los ha arrastrado más hacia el extremo izquierdo del tablero político, incluso si eso implica etiquetarse. En una conferencia del Cercle d’Economia en Barcelona (foto adjunta), Pablo Iglesias ha destacado que ellos han presentado un programa económico socialdemócrata y basado en el “pragmatismo”. Además, ha asegurado que si le siguen teniendo la mano al PSOE para gobernar en coalición es porque creen que tienen propuestas comunes.

Ya en plena precampaña, Pablo Iglesias ha participado este jueves en una conferencia del Cercle d’Economia en Barcelona para defender su programa económico. Con corbata y camisa de rayas -un estilismo poco habitual en los actos más formales-, Iglesias se ha dirigido a los empresarios con el objetivo de despejar las dudas sobre las propuestas de Podemos, a las que el propio presidente de la organización, Anton Costas, se ha referido durante el evento.

Para ello, el secretario general de Podemos ha entrado de lleno en un terreno que Podemos suele evitar: el de las etiquetas, en este caso económicas. La formación morada es consciente de que la batalla por el relato -incluso el interno- será fundamental ante las dudas sobre el actual posicionamiento de Podemos tras la coalición con IU. Mientras que Alberto Garzón no tiene problema en definirse como comunista, en Podemos se insiste que el acuerdo con IU sólo es una prueba más de la pluralidad de la candidatura.

Sin embargo, este jueves Iglesias ha destacado en varias ocasiones que el programa del partido morado se puede identificar con una nueva socialdemocracia. “Es paradójico que la vieja socialdemocracia abandonara sus posiciones y que hayamos tenido que ser nosotros los que presentáramos un programa de Gobierno socialdemócrata”, ha señalado.

Iglesias ha ido un paso más allá y ha asegurado que Podemos no existiría si en España no se hubieran aplicado políticas de austeridad, incluso con Gobiernos socialistas al frente de la gestión económica. No obstante, ha insistido en que esto no tiene tanto que ver con la ideología “con las que cada cual adornen sus bibliotecas”, sino con las opciones que se toman a la hora de gobernar.

Otros dirigentes de Podemos se habían pronunciado ya ante la posible influencia ideológica de IU sobre Podemos. El secretario de organización de la formación morada, Pablo Echenique, por ejemplo llegó a calificar de ilógico la presunción de que una fuerza menor que Podemos en número de votos pudiera alterar su naturaleza. Además, Echenique aseguró que el comunismo era algo viejo que se había demostrado ineficaz. Todo lo contrario que Garzón, que defiende que el comunismo está de moda y que es la principal alternativa al capitalismo.

Durante su participación en el acto del Cercle d’Economia, el secretario general de Podemos también ha resumido las tres prioridades que tendrán las propuestas económicas del partido: garantizar el derecho al trabajo y asegurar empleos decentes, poner en pie una agenda social que atienda a las personas más afectadas por la crisis y transformar el modelo productivo, mejorar la especialización industrial y reforzar la sostenibilidad.

Preguntado por la desconfianza que genera el programa económico de Podemos entre algunos empresarios, Iglesias ha defendido que ellos son realistas y que conocen los límites de la capacidad de gobierno. “El pragmatismo forma parte de la mochila que nosotros llevaremos al Gobierno de España”, ha añadido.

El acto ha comenzado con una propuesta hecha por Costas sobre el desbloqueo de los pactos de Gobierno. Así, el presidente del Cercle d’Economia ha propuesto que, si no hay acuerdo entre los partidos tras el 26-J, se deje gobernar al candidato de la lista más votada, aunque sea de forma provisional. Iglesias ha respondido que, en el sistema parlamentario actual, lo que prevalece es que gobierne quien logre el apoyo de la mayoría del Congreso y que existen opciones para lograr un acuerdo.

El líder de Podemos ha señalado que el papel de “árbitro” lo volverá a tener el PSOE, pero que sólo podrá elegir entre un Gobierno con el PP o con ellos. Iglesias ha vuelto a reiterar su oferta de un Ejecutivo de coalición progresista, incluso si Unidos Podemos queda por encima de la formación de Pedro Sánchez. “Leímos el programa del PSOE y vimos que tenía muchos elementos comunes, por eso le vamos a seguir tendiendo la mano para que gobiernen con nosotros”, ha explicado Iglesias.

(Fuente: Diario Crítico / Autora: Andrea Mingorance)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *