Jaén: Domingo Rojo. Nueva acción en Cerro Libertad a diez días de que acabe el acuerdo del SAT local con el BBVA, dueño de la finca

Con el objetivo de reivindicar la defensa de la tierra y de la clase trabajadora andaluza con «una jornada de trabajo voluntario y convivencia», en torno a 50 personas acudían el pasado domingo 17 al Cerro Libertad, la rebautizada finca «El Aguardentero» en Jaén, de 75 hectáreas y con cerca de 6.500 olivos, propiedad de la entidad bancaria BBVA.

Según explica el colectivo de Cerro Libertad, a pesar de que la actividad estaba notificada y se remitió una lista con los participantes previamente, los activistas fueron recibidos por dos controles de seguridad, uno por parte de la Guardia Civil y otro por un retén privado contratado por el BBVA. Y finalmente «solo pudieron tener acceso a la finca los y las trabajadoras habituales, incumpliéndose así un acuerdo con el BBVA, según el cual desde el SAT debíamos proporcionar una lista de personas voluntarias. Lista que se ha entregado pero que no ha sido tenida en cuenta, provocando que gran parte de las asistentes no pudieran realizar las labores», explican.

La convocatoria, previa a la campaña aceitunera, se hacía para adecentar y preparar el terreno y los olivos con labores de “corta de varetas, poda y limpieza de suelos”, concluyendo con una convivencia de los participantes. El Cerro Libertad fue desalojado en abril de 2018 tras un año de ocupación impulsada por el Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT) tras cinco años de abandono de la finca.

En declaraciones a El Salto Andalucía, el colectivo del Cerro Libertad explica que “el 28 de febrero se acaba el plazo del acuerdo y con él el acceso a la finca”. Informan que el BBVA les ha convocado a una reunión en su sede central en Madrid para el 1 de marzo. “Estamos un poco a la expectativa de esa reunión, a ver qué van a proponer. Pero nuestras ideas siguen siendo claras: recuperar no solo esa finca, sino todas aquellas que están baldías y en mano de los bancos. A raíz de lo que se plantee en la reunión del 1 de marzo, trabajaremos en la estrategia a seguir, sin modificar la línea básica de trabajo por la tierra y forzar a que den acceso, no solo en época de campaña, sino en los meses previos que son importantes para los trabajos de adecentamiento y poda”.

Algo que consideran “bastante significativo” es que las reuniones se estén dando en Madrid, en su sede central. Lo que en opinión del colectivo “demuestra que nos toman bastante en serio”. “Saben que tenemos la razón, que lo que hacemos es de justicia social y por eso no delegan en sus representantes en el territorio” comentan, pero lamentan que “no deja de ser curioso que el futuro de la tierra en Andalucía se decida en Madrid”.

Preocupa al colectivo del Cerro Libertad el estado de la finca en manos del BBVA dado que “estamos hablando de que un mal cuidado de la tierra puede provocar incendios, plagas, aumentar la desertización y más en una zona tan árida como la de Jaén. Son unas labores prioritarias y urgentes”. Y acusa al banco de tener “una responsabilidad social y medioambiental con esa finca que no está cumpliendo”.

(Fuente: El Salto)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *