El gobierno de la Junta da los primeros pasos para modificar la Ley de Memoria Histórica creando un “Comisionado para la Concordia”

El presidente de la Junta, Juan Manuel Moreno Bonilla, está decidido a satisfacer a la extrema derecha y modificar la Ley Andaluza de Memoria Histórica y Democrática. Creará un Comisionado para la Concordia que “amplíe y mejore” la Ley actual.

El presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno Bonilla, ha dado los primeros pasos para satisfacer las exigencias de la extrema derecha del Parlamento Andaluz y acabar con la Ley andaluza de Memoria Histórica y Democrática.  Para ello, el Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía ha acordado este martes la creación de un “Comisionado para la Concordia”, que estará adscrito a la Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico, y que tendrá como principal objetivo trabajar para “ampliar y mejorar” la Ley actual.

La creación de este órgano, en sustitución de la Dirección General de Memoria, supone la primera asunción de Ciudadanos (Cs) del acuerdo de PP y Vox, que incluía sustituir la normativa actual. Cs se desligó tanto de este acuerdo como se mostró en contra de reformar la ley de Memoria, pero ahora ha cedido. Igual respaldo ha dado Cs para que la comisión de Cultura y Patrimonio en el Parlamento, en la que se incluye la materia de memoria histórica, sea presidida por una diputada de Vox.

Este nuevo órgano supone la primera asunción por parte de Ciudadanos de una parte del acuerdo político alcanzado entre PP y Vox. Ambas formaciones pactaron, en paralelo al acuerdo de Gobierno de los populares con Ciudadanos, derogar la Ley andaluza de Memoria y sustituirla por una Ley de Concordia.

El objetivo del Comisionado, según ha anunciado el Portavoz del Gobierno y Consejero de la Presidencia, Administración Pública e Interior, Elías Bendodo (PP), es que “todo el mundo se sienta cómodo y representado” en dicha norma. “Y eso únicamente lo podremos conseguir desde el consenso”, ha repetido.

El Consejero ha insistido en que este Comisionado (que todavía no ha sido nombrado) “asume todas las competencias de la Dirección General de Memoria Histórica y todos los postulados de la ley”, para a partir de ahí trabajar “de forma tranquila y prudente pero con insistencia para que haya mayor consenso”.

Bendodo ha asegurado que la creación del Comisionado para la Concordia “no es ninguna crítica a la actual Ley”. Es más, el portavoz del Consejo de Gobierno ha admitido  la que actualmente está vigente “al cien por cien”, y que la reforma que pretenden proponer  incluirá cosas de la actual ley, “la mayoría posiblemente”, ha añadido.

Ha insistió en que la ley de Memoria no será reformada si no hay consenso político de todos los partidos para ello. Mientras tanto, añadió, la persona que sea nombrada como comisionado tendrá que desarrollar la actual ley en vigor, incluidas las partidas presupuestarias para la exhumación de fosas con fusilados en la guerra civil.

Su principal mandato, explicó el portavoz, Elías Bendodo, es obtener el consenso de todos los partidos para la reforma de la Ley de Memoria Histórica y Democrática, aprobada por el Parlamento en marzo de 2017 sin ningún voto en contra. “Una ley en la que todo el mundo se pueda sentir cómodo y representado. Hay leyes que no deben aprobarse por mayoría, sino por consenso, y éste es el objetivo de la nueva consejera de Cultura”, ha explicado el portavoz.

Igualmente ha recordado que la actual ley “no es de consenso porque PP y Cs presentaron 70 enmiendas y no se aceptaron”, lo que llevó a ambos grupos a abstenerse. La idea ahora es “ampliar el campo de acción para desarrollar un nuevo texto legal para que todo el mundo se sienta identificado y representado”.

Acabar con la Ley de Memoria Histórica y Democrática fue una de las exigencias de la extrema derecha representada en el Parlamento Andaluz por Vox, que ha logrado hacerse con la presidencia de la comisión que trata el tema. Ahora, según ha explicado Bendodo, para llegar a una nueva ley ” tiene que haber un acuerdo previo”, cometido que encomienda al nuevo Comisionado.

“Vamos a trabajar con calma y tranquilidad. Esperemos a que desde la Consejera se designe al Comisionado, y a que se busquen puntos de entendimiento y de consenso entre todos los grupos”, ha avanzado el consejero y portavoz del Gobierno andaluz.

El Gobierno tripartito, PP-Cs más Vox en la sombra,  sitúa así en primer plano las políticas de memoria sólo 21 días después de su constitución. Es un asunto que Vox sitúa entre sus prioridades, como ha reiterado Francisco Serrano, el presidente de su grupo parlamentario. Serrano ha prometido proyectar desde la comisión de Cultura una «imagen limpia de nuestra historia, libre de resentimiento sectario».

El partido ultraderechista, en su programa andaluz, recoge la derogación de la ley andaluza de memoria porque, a su juicio, «impone de forma totalitaria una ‘versión oficial’ muy sesgada de la historia andaluza en el periodo 1931-1975, interfiriendo en la libertad de pensamiento, de expresión, de investigación y de cátedra».

En su programa estatal, Vox es todavía más enfático: «Derogación inmediata de la Ley de Memoria Histórica. Ningún parlamento está legitimado para definir nuestro pasado, y menos excluyendo a los españoles que difieren de sus definiciones. No puede utilizarse el pasado para dividirnos, al contrario, hay que homenajear conjuntamente a todos los que, desde perspectivas históricas diferentes, lucharon por España».

La defensa de la «concordia» en vez de la «memoria histórica», no obstante, no es exclusiva de Vox. El presidente del PP, Pablo Casado, es un firme defensor de la idea. La nueva fundación del PP, presidida por Adolfo Suárez –hijo del que fuera presidente–, se llama «Concordia y Libertad». Andalucía se convierte en laboratorio de ensayo del nuevo enfoque sobre las políticas de memoria que impulsan el PP de Casado y Vox.

(Fuentes: Andalucía Información / grupo Joly / diario Sur / el diario.es / InfoLibre)

Noticias relacionadas:

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *