Cádiz: El sindicato policial SUP indignado con la chirigota del Bizcocho “los jarabe de palo” porque “asocia la policía a la violencia” (vídeo)

La chirigota “Los jarabe de palo” no ha pasado desapercibida para la Policía. La agrupación del Bizcocho actuó este domingo en el Falla y dejó buenas sensaciones entre los aficionados, según los medios locales, aunque también ha generado reacciones, en este caso negativas, en el sindicalismo policial. Al menos en el sindicato mayoritario del «cuerpo», el Sindicato Unificado de la Policía (SUP).

Sí, el SUP, ese sindicato que, en una demostración de su «independencia», estuvo el pasado domingo presente en la manifestación partidista en Madrid convocada por el PP,Cs y Vox. Ese que no emitió ningún comunicado de indignación cuando los policías desplazados a Catalunya eran despedidos al grito de «a por ellos». Ese que ahora se indigna y si lo emite por la actuación de una chirigota.

Desde el Sindicato Unificado de la Policía en Cádiz dicen, a través del comunicado, no compartir la imagen que la agrupación carnavalesca sevillana trasladó de los policías en el Teatro Falla. Afirman que “esta chirigota que quiere asimilarse a los trabajadores de la seguridad pública es una representación simplista por asociar solamente policía a violencia”.

Habría que recordarles que se trata de eso, de una chirigota, de una representación cómica, no de una conferencia o un tratado sobre los cuerpos policiales. Además tergiversan el contenido de la misma. Basta con fijarse en el «tipo» que lucen para ver que no hacen referencia a toda la policía, sino en exclusividad a los antidistubios. Unidades de intervención que utilizan la fuerza para hacer cumplir la legalidad impuesta. Unas unidades que pertenecen a un organismo,el policial, al que dicha legalidad les concede el monopolio del uso de la fuerza, o sea de la violencia. No es esta chirigota la que les asocia a la violencia, es el Estado represor al que sirven, para ejercerla en su nombre contra el pueblo.

Además defienden que “los policías somos profesionales altamente cualificados y que desempeñamos muchas funciones, entre ellas el control de la seguridad pública para que se respeten los derechos y libertades de la ciudadanía», algo que igualmente hubiese estado bien recordarles a los que gritaban «a por ellos» en referencia a parte de esa ciudadanía y tenerlo presente antes de oprimir al pueblo para impedirle el ejercicio de esos supuestos derechos y libertades existentes, eso sí, «cumpliendo órdenes», claro.

El SUP declara que no es la primera vez que en el Carnaval de Cádiz se hace alusión a las fuerzas policiales aunque aseguran que “con una visión más objetiva y amable de estos trabajadores que la que hace esta chirigota”. Quien conozca el carnaval gaditano y sus chirigotas sabrá que si algo les caracteriza no es la «objetividad» ni la «amabilidad», tampoco es su cometido, sino la crítica social, y con un carácter marcadamente ácido e inmisericorde. Si, como afirman en la propia nota, son gaditanos y aficionados al Carnaval, deberían de saberlo. Si lo desconocen o no lo comprenden es que no son gaditanos, y ni mucho menos aficionados. Y si lo son no lo ejercen. Les puede el «cuerpo». El «comecocos» del adiestramiento condicionador recibido.

Pero el colmo del contenido del comunicado es cuando lo culminan con un  “viva la libertad de expresión y la fiesta grande de los gaditanos donde estos grandes profesionales prestarán un gran servicio para que todos la disfrutemos como es debido”. Aquellos que critican su ejercicio dando vivas a la libertad de expresión… Ah, que se nos olvidaba, que sólo se refieren a los que la ejercen «como es debido». Que gran frase. Una frase que retrata la mentalidad de sus autores y recuerda tanto a tiempos pasados.

Os recomendamos la visión, y el disfrute, de la actuación de «los jarabe de palo», por cierto repleta de «objetividad» e incluso de «amabilidad». No tiene desperdicio. «¡A la carga!»… «y hasta el caballo da palos».

Paco Campos para La Otra Andalucía

 

Vídeo:

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *