El 35,70% de andaluces en riesgo de pobreza, 13,60% más que la media estatal

El 35,70% de los andaluces/zas se encuentra en situación de riesgo de pobreza, 13,6 puntos por encima de la media estatal (22,10%), según los datos definitivos para 2015 de la Encuesta de Condiciones de Vida (ECV) del Instituto Nacional de Estadística (INE), que sitúan al 55 por ciento de los hogares andaluces en situación de no poder afrontar imprevistos. De esta forma, el porcentaje de andaluces en situación de riesgo de pobreza ha aumentado más de dos puntos en relación con los resultados de 2014 (33,3 por ciento).

Por hogares, los andaluces también están entre los que se encuentran en peor situación en ciertos parámetros. El 15,3 por ciento manifiesta llegar a fin de mes “con mucha dificultad”, algo menos de dos puntos por encima de la media nacional, lo que sitúa a la región con la novena con más dificultades en este sentido, con lo que mejora su situación en relación con 2014, cuando estaba la segunda. Además, en el 55 por ciento de los hogares de la región no pueden permitirse ir de vacaciones fuera de casa al menos una semana al año.

Por otro lado, el 55 por ciento no tiene capacidad para afrontar gastos imprevistos, 15,6 puntos más que la media del país. Además, en el 11,3 por ciento de los hogares andaluces se cometen retrasos en los pagos relacionados con la vivienda principal (hipoteca o alquiler, recibos de gas, electricidad, comunidad, entre otros).

En cuanto a los ingresos, el ingreso medio anual neto por persona se cifra en Andalucía en 7.942 euros, frente a la media nacional de 10.419 euros, por lo que aumenta la brecha en relación con el año anterior.

Asimismo, la renta media por hogar se cifra en 20.851 euros –cifra inferior a 2014, cuando se superaban los 21.000 euros–, frente a la media nacional, cifrada en 26.092 euros.

Carencias materiales

El informe del INE indica que un 3,7 por ciento de hogares andaluces no puede permitirse una comida de carne, pollo o pescado al menos cada dos días; un 12,1 por ciento no puede permitirse mantener la vivienda con una temperatura adecuada; un 6,4 por ciento no puede permitirse disponer de un automóvil; y un 8,7 por ciento no puede permitirse disponer de un ordenador personal.

Asimismo, un 15,3 por ciento de hogares andaluces reconocen que tiene  muchas dificultades para llegar a fin de mes, un 25,8 por ciento tiene dificultad; un 34,2 por ciento tiene cierta dificultad; un 20,2 por ciento de hogares tiene cierta facilidad para llegar a fin de mes; un 4,2 por ciento tiene facilidad para llegar a fin de mes; y un 0,2 por ciento de hogares asegura que tiene mucha facilidad de llegar a finales de mes en la Comunidad.

Un 2,9 por ciento de hogares en Andalucía sufren escasez de luz natural, un 11,4 por ciento de hogares padecen ruidos producidos por vecinos o del exterior; un 6,5 por ciento sufre problemas de contaminación y otros problemas ambientales; un 6,9 por ciento de hogares reconoce que sufre problema en su entorno de delincuencia o vandalismo; mientras que un 81,6 por ciento asegura que no padece ningún problema en ese sentido.

Datos estatales

A nivel estatal, el 39,4 por ciento de los hogares españoles no tenía capacidad para afrontar gastos imprevistos en 2015, el porcentaje más bajo desde 2011 (37,8 por ciento), según la Encuesta de Condiciones de Vida.

El organismo considera que los hogares tienen capacidad para hacer frente a gastos imprevistos cuando disponen de recursos propios para ello, es decir, sin recurrir a préstamos o compras a plazos para pagar gastos habituales que antes se liquidaban al contado. El importe del gasto es revisado cada año por el INE a partir de la evolución de los ingresos de la población, situándose en 2015 en 650 euros.

La incapacidad de las familias para afrontar gastos imprevistos evolucionó al alza en los últimos años, con algunas excepciones. Lo cierto es que mientras en 2011 el 37,8 por ciento de los hogares no podía hacer frente a estos imprevistos, en 2014 la cifra subió hasta el 42,4 por ciento. En 2015 este porcentaje ha vuelto a bajar del 40 por ciento primera vez desde 2011.

La encuesta revela también que en el momento de su realización (en la primavera de 2015), el 13,7 por ciento de los hogares llegaba a final de mes con “mucha dificultad”, porcentaje que ha descendido 2,4 puntos respecto a 2014, cuando se alcanzó el nivel más alto de la crisis (16,9 por ciento).

Además, el INE apunta que el número de hogares que no se ha podido permitir ir de vacaciones al menos una semana al año se situó en 2015 en el 40,6 por ciento, cifra 4,4 puntos inferior al de 2014 (45 por ciento).

Según el organismo estadístico, el 9,4 por ciento de los hogares admite que se retrasa en los pagos a la hora de abonar gastos relacionados con la vivienda principal en los 12 meses anteriores a la encuesta. Este porcentaje se ha reducido desde el 10,2 por ciento de 2014 después de encadenar varios años al alza.

Por comunidades, Canarias encabeza la lista donde más hogares llegaban con mucha dificultad a fin de mes en 2015, con un 34,9 por ciento, esto es, uno de cada tres. Le siguen Murcia (19,9 por ciento) y Comunidad Valenciana (19 por ciento), mientras que las regiones con los porcentajes más bajos son Aragón (5,8 por ciento), y Galicia y La Rioja (ambas con un 7,1 por ciento).

Canarias también lidera el ránking autonómico en el caso de hogares que tuvieron que renunciar a cogerse vacaciones al menos una semana al año, con el 57,9 por ciento, seguida de Murcia (55,4 por ciento) y Andalucía (55 por ciento). Los porcentajes más bajos se dan en País Vasco (20,3 por ciento), Madrid (24,4 por ciento) y Navarra (24,5 por ciento).

En cuanto a la capacidad para afrontar gastos imprevistos, también los hogares de Canarias, Andalucía y Murcia son los que presentan mayores dificultades, con porcentajes del 67,7 por ciento, del 55 por ciento y del 47,2 por ciento, respectivamente. Por el contrario, País Vasco y Navarra son las comunidades con mejores resultados, con un 18,5 por ciento y un 22,6 por ciento, al que se suma también La Rioja (25,5 por ciento).

En el caso de los hogares que se retrasan en los pagos relacionados con la vivienda, de nuevo Canarias (18,1 por ciento) presenta los valores más altos, seguida de Baleares (17,5 por ciento) y Murcia (13,1 por ciento), mientras que Navarra (3,5 por ciento), Castilla y León (3,8 por ciento) y País Vasco (4,6 por ciento) registraron los porcentajes más bajos.

Los ingresos medios por hogar, en mínimos desde 2008

La encuesta de condiciones de vida 2015 revela además que los ingresos medios anuales netos por hogar se situaron en 2014 en 26.092 euros, su valor más bajo desde 2008, cuando comienza la serie retrospectiva que el INE ha elaborado para poder comparar cifras.

Los ingresos medios por hogar registrados en 2014 son un 0,2 por ciento inferiores a los de 2013, cuando se situaron en 26.154 euros anuales. Echando la vista un poco más atrás, los ingresos medios anuales de los hogares españoles se han reducido un 7,5 por ciento en cinco años, ya que en 2014 ingresaron 2.114 euros menos de media que 2010.

Estadística realizó estimaciones retrospectivas tras introducir en la encuesta de 2013 cambios metodológicos en la producción de datos relativos a los ingresos de los hogares. Desde hace dos años, el INE tiene en cuenta tanto la información proporcionada por la persona encuestada como los registros administrativos de la Agencia Tributaria y la Seguridad Social.

(Fuente: Andalucía Información)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *