Siria: Alianza de milicias kurdas y árabes inicia asalto sobre Raqqa

Una coalición de grupos armados del norte de Siria anunció ayer el inicio de operaciones para arrebatar al auto denominado Estado Islámico Raqqa, la mayor ciudad que ocupan en Siria y que consideran su Capital.

Esa coalición está integrada por 27 facciones árabes y tribales, entre ellas las Unidades de Protección del Pueblo Kurdo y sus acciones son coordinadas por asesores estadounidenses, ubicados en la región, a unos 545 kilómetros al norte de Damasco.

Estas operaciones se realizarán, según confirmó EEUU, con el apoyo de la coalición internacional anti IS. Junto a la renovada ofensiva del ejército iraquí sobre la ciudad de Faluya, este doble esfuerzo militar supone el mayor golpe contra el auto proclamado Califato desde su aparición en 2013.

La bandera de salida se alzó ayer sobre Kobane, la ciudad que brindó la primera gran derrota contra el IS al romper su asedio en enero del año pasado. “Declaramos el inicio de la campaña para liberar el norte de Raqqa, con la participación de [la brigada árabe] Tahrir Al Raqqa y el apoyo de la coalición internacional”, declaró allí Rojda Firat, líder de las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS). Las FDS, fundadas hace ocho meses, son una alianza principalmente de kurdos y árabes. Desde la victoria en Kobane, las FDS han expandido su control por la franja norte de Siria. Sólo las suspicacias de Turquía, en guerra con el PKK, han frenado su marcha.

El ataque a Raqqa era un secreto a voces desde que la semana pasada Joseph Votel, responsable del Comando Central de Estados Unidos, visitara el norte de Siria, donde desde aproximadamente marzo de este año hay desplegados soldados estadounidenses en tareas de soporte. Las milicias kurdas YPG/J – vinculadas a la guerrilla kurdoturca PKK, terrorista según Turquía, la UE y EEUU -, capitales en las FDS, son los principales aliados del Pentágono en esa zona.

“El Estado islámico no puede contener las ofensivas de las fuerzas democráticas sirias en las afueras de Raqqa” , ha dicho Nasser Mansur, miembro del Comité de Defensa kurda en la provincia siria de Hasaka.

Según Mansour, ahora la tarea consiste en barrer la periferia norte de Raqqa, que fue fortificada por los terroristas. El siguiente paso debe ser un cerco completo de la “capital del Califato” y después el ataque a la ciudad en sí.

“No encontraremos con sorpresas en forma de artefactos explosivos y trampas improvisadas durante el inicio de los enfrentamientos que haremos en coordinación con la coalición”, afirmó, añadiendo que  “Confiarán en células durmientes con terroristas suicidas y francotiradores pero con nosotros no va a funcionar. Estamos en la milicia kurda sabemos cómo lidiar con ellos”.

Los ataques están combinándose desde tres puntos diferentes situados a unos 40 kilómetros de Raqqa. La primera fase de la campaña por Raqqa comenzó con combates en el noroeste de esa ciudad norteña. La situación se antoja dura para el IS, cuyo mensaje sonoro publicado este fin de semana en Internet denotada cierto tono derrotista. Desde la victoria en Kobane, las FDS han expandido su control por la franja norte de Siria. Sólo las suspicacias de Turquía, en guerra con el PKK, han frenado su marcha.

Al final del primer día de la ofensiva contra Raqqa las milicias kurdas han podido tomar el control de la aldea de Qirtaca de las manos del Estado Islámico, informa la agencia de noticias kurda ANHA. Esta población está situada al sur de la ciudad de Ain Issa, controlada por las milicias kurdas desde junio de 2015, y desde ella Raqqa es visible durante la noche, como se aprecia en las imágenes que publica la misma fuente.

El Estado Islámico no ha podido mantenerse en ninguna de las posiciones desde que comenzaron los combates por Raqqa, declaró a la agencia RIA Novosti Naser Haj Mansur. Sin embargo, Mansur no descartó que pueda haber eventuales “sorpresas” por parte de los terroristas. En opinión de Mansur, la tarea prioritaria de los pelotones de las fuerzas democráticas es limpiar la zona al norte de Raqqa, donde se han atrincherado los terroristas. La segunda etapa consistiría en cercar por completo la “capital” del EI y tomar la ciudad.

EE.UU. lo conforma y Siria también inicia avance

El portavoz militar estadounidense, Steve Warren, confirmó el inicio de las operaciones para “poner presión a Raqqa”, y aclaró que los bombardeos aéreos de la coalición apoyarán a “algunos miles” de combatientes de las FDS, algunos de ellos entrenados y equipados por EEUU. Si Raqqa cae, sentenció, “es el principio del fin del califato”.

Rusia confirmó ayer que coordinará con EEUU sus acciones en Siria. Eso sí, Washington sigue rechazando una ofensiva armada conjunta sobre suelo sirio.

El Ejército sirio también tiene intención de lanzar una ofensiva contra la ciudad de Raqqa, considerada la “capital” del Estado Islámico, según ha informado este sábado una fuente militar. Concretamente, las fuerzas leales al presidente sirio, Bashar al Assad, han tomado varias posiciones situadas en la frontera de la provincia de Raqqa con Hama en los dos últimos días.

“Es un indicio de la dirección de las próximas operaciones hacia Raqqa. En general, el frente de Raqqa está abierto (…) comenzando por la dirección de la zona de Tabqa”, ha explicado la fuente. Tabqa alberga una base de la Fuerza Aérea siria que fue tomada en 2014 por el Estado Islámico, como el resto de la provincia.

Por su parte, Tarek Ahmad, dirigente del Partido Social Nacionalista de Siria, integrante del Gobierno sirio y del actual Parlamento, declaró que cree “muy importante que los rusos, iraníes y otros aliados unan esfuerzos para que el Ejército sirio también pueda entrar en Raqa”.

En ese sentido, precisó que lamentaba que las fuerzas de autodefensa kurdas y el Partido Democrático Kurdo celebraran un acuerdo con Washington “a puerta cerrada” porque la ciudad podrá considerarse “completamente liberada solo cuando esté bajo pleno control de las tropas del Gobierno sirio”.

Sobre la complejidad de tal situación, el profesor de la Universidad Estatal de Damasco y columnista político, Hussam Shoaib, expresó sus dudas acerca de que Al Raqa pudiera ser liberada a corto plazo. Dudo que se libere pronto, ya que el asalto a Al Raqa requiere un amplio frente que reúna grandes fuerzas terrestres, además de una inteligencia precisa, añadió.

Estimo, subrayó, que estas oportunidades pueden ser consideradas solo en cooperación con el Estado sirio y sus instituciones militares, teniendo en cuenta que los kurdos solos, apoyados únicamente por Estados Unidos, no serán capaces de hacerlo.

Rusia anuncia ofensiva contra grupos terroristas en Siria

Las fuerzas aeroespaciales de Rusia comienzan hoy una ofensiva unilateral contra los grupos terroristas en Siria que no acaten el armisticio negociado hace más de dos meses, según comunicó el Ministerio de Defensa.

El titular de la cartera castrense Serguéi Shoigu anunció el viernes pasado acciones unilaterales por parte de su país para destruir a los terroristas a partir del 25 de este mes, en operaciones contra aquellas agrupaciones armadas ilegales que siguen combatiendo a las fuerzas gubernamentales en esa nación que soporta una agresión terrorista y un peligro a su soberanía.

La tregua entró en vigor el 27 de febrero y pese a que numerosos grupos radicales se sumaron al pacto de alto al fuego, brigadas del Estado Islámico (EI) y del Frente Al nusra persisten en las hostilidades a las poblaciones y las posiciones del ejército sirio.

En el comunicado leído por Shoigu ante la plana mayor castrense, Rusia planteó nuevamente a Estados Unidos en calidad de copresidentes del Grupo de Apoyo a Siria participar en golpes conjuntos contra el EI y grupos radicales afines.

Estimó Shoigu que ese paso y las coordinaciones con las agrupaciones armadas de la llamada oposición moderada para que se acojan al armisticio coadyuvarán a la transición al proceso pacífico de solución al conflicto sirio.

De momento ni el Pentágono ni el Departamento norteamericano de Estado confirmaron la coordinación con Moscú de acciones combativas conjuntas, en particular en Raqqa, autodenominada capital del EI, donde tiene lugar una ofensiva de brigadas kurdas y aliados, con apoyo de la coalición de 27 países capitaneada por Washington.

La cancillería confirmó una conversación telefónica entre el canciller Serguei Lavrov y el secretario norteamericano de Estado, John Kerry, centrada en la situación en esa nación levantina y la propuesta rusa de cooperación antiterrorista.

Expertos consultados al respecto por medios locales de prensa opinan que en la lucha contra el terrorismo en Siria Rusia deberá confiar solamente en sus propias fuerzas y en el Ejército de ese país.

La víspera el jefe de la diplomacia Serguei Lavrov reiteró la disposición rusa a participar en la ofensiva antiterrorista contra los yihadistas junto a Estados Unidos y su coalición que actúa sin la anuencia de Damasco. Especificó Lavrov que Moscú estaba lista para coordinar “los esfuerzos con la coalición encabezada por Estados Unidos y las brigadas kurdas” en la ofensiva hacia Raqqa.

No puedo confirmar en qué medidas son reales las informaciones de que tales acciones ya comenzaron, pero con responsabilidad declaro nuestra disponibilidad para esas coordinaciones, aseveró el canciller sin aportar otros detalles.

(Fuente: El Mundo / Prensa latina / Ria Novosti / Russia Today – RT)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *