Venezuela: Tanto las Naciones Unidas como la Unión Africana reconocen como único presidente legítimo a Nicolás Maduro

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) rechaza posicionarse a favor del golpista Juan Guaidó y dice que en Venezuela actúa en coordinación con el Gobierno reconocido por los países miembros.

Stéphane Dujarric, portavoz del secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), António Guterres,confirmó el jueves que los Estados de la Asamblea General de las Naciones Unidas (AGNU) y del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (CSNU) reconocen a Nicolás Maduro como presidente constitucional y legítimo de Venezuela.

Por eso, el funcionario rechazó posicionarse a favor de los intereses del diputado de la Asamblea Nacional (AN) —en desacato—, Juan Guaidó, quien el pasado 23 de enero se autoproclamó “presidente encargado” de manera inconstitucional.

El líder opositor impuesto por los EEUU escribió a Antonio Guterres el pasado sábado, 26 de enero, para pedirle la puesta en marcha de “mecanismos de apoyo” para hacer frente a lo que llamó “crisis humanitaria” en la República Bolivariana de Venezuela.

En su respuesta, Dujarric aseveró que la ONU “está lista para aumentar sus actividades humanitarias y de desarrollo en Venezuela”, pero para ello “necesita el consentimiento y la cooperación del Gobierno”, en referencia al de Maduro, el único que reconoce.

El portavoz subrayó que el reconocimiento de Gobiernos no es una función de la Secretaría General de la ONU, sino de los Estados miembros, y que en su relación con los Estados miembros respeta “las decisiones” de la Asamblea General y el Consejo de Seguridad. Además, reiteró su disponibilidad para ayudar a encontrar una solución política a la crisis desatada en el país hispanoamericano.

“Las Naciones Unidas están listas para aumentar sus actividades humanitarias y de desarrollo en Venezuela (pero para ello la ONU) necesita el consentimiento y la cooperación del Gobierno (presidido por Nicolás Maduro)”, declara Stéphane Dujarric, portavoz del Secretario General de las Naciones Unidas, António Guterres.

El portavoz del Secretario General de la ONU celebró asimismo la iniciativa de México y Uruguay de convocar una reunión internacional con el objetivo de lanzar un diálogo político en Venezuela. “Obviamente la comunidad internacional puede desempeñar un papel clave para facilitar acuerdos inclusivos”, dijo  el portavoz, antes de explicar que aún se están esperando los detalles y que Guterres se reunirá con representantes de los dos países “en los próximos días”. Según informes de prensa, la reunión tendrá lugar el 7 de febrero en la capital uruguaya, Montevideo.

La Unión Africana expresa su apoyo a Nicolás Maduro

La Unión Africana (UA),  organismo que agrupa a la práctica totalidad de los estados del continente, expresó su apoyo a Nicolás Maduro, como presidente legítimo electo de Venezuela, país que atraviesa una creciente crisis política.

“El vicepresidente de la Unión Africana, Thomas Kwesi Quartey, envió un mensaje de solidaridad con el pueblo de Venezuela y de apoyo al presidente constitucional Nicolás Maduro”, escribió el Ministerio venezolano de Asuntos Exteriores en un mensaje en su cuenta en Twitter.

La UA, un bloque político de 55 Estados africanos, se creó el 26 de mayo de 2001 en Adís Abeba y comenzó a funcionar el 9 de julio de 2002 en Durban (Sudáfrica) en reemplazo de la Organización para la Unidad Africana (OUA).

La Unión Africana hizo llegar su mensaje de solidaridad con el Gobierno de Maduro a través del embajador venezolano en Etiopía, Modesto Ruíz, señala la nota de la Cancillería del país suramericano.

El Gobierno de Caracas sigue recibiendo expresiones de solidaridad ante los planes golpistas de la oposición, liderada por Juan Guaidó, jefe de la Asamblea Nacional (AN) de la República Bolivariana (en desacato desde 2016), que goza del respaldo de EE.UU. y sus aliados.

En este contexto, se registraron el miércoles manifestaciones en diversos países africanos a favor de la República Bolivariana de Venezuela frente a la agresión externa en  Mali, Túnez, y Namibia.

Además de expresar su apoyo a Nicolás Maduro para enfrentar los intentos de Guaidó para entrar en el Palacio de Miraflores, con la venia de EE.UU., los manifestantes africanos denunciaron “los repetitivos y salvajes intentos de golpe de Estado, que está tramando el imperialismo norteamericano” en Venezuela.

Las sanciones de EE.UU. contra la petrolera venezolana viola el derecho internacional

Por otro lado, el Relator Especial sobre el impacto negativo de las medidas coercitivas unilaterales sobre los derechos humanos, Driss Jaziri, condenó las sanciones de los Estados Unidos contra la petrolera estatal de Venezuela (Pdvsa).

Advirtió que este paso podría conducir a la hambruna y la escasez médica, que no es la solución a la crisis en Venezuela y pidió a “todos los países evitar la aplicación de sanciones” a menos que el Consejo de Seguridad de la ONU lo apruebe, como lo exige la Carta de las Naciones Unidas.

Argelia dijo en una declaración especial sobre las sanciones que no se debe ejercer presión, ya sea militar o económica, para tratar de cambiar un gobierno soberano y que el uso de medidas coercitivas por parte de fuerzas externas para derrocar a un gobierno electo viola todas las normas del derecho internacional.

El experto de la ONU instó a la comunidad internacional a entablar un diálogo constructivo con Venezuela para encontrar soluciones a los desafíos reales a los que se enfrentan.

“Las sanciones económicas están agravando la grave crisis que afecta a la economía venezolana, así como el daño causado por la inflación rampante y la caída de los precios del petróleo. El momento es de expresar la simpatía por las personas que sufren mucho en Venezuela reforzando, no reduciendo, el acceso a alimentos y medicinas”.

“Estoy profundamente preocupado por los informes de violaciones graves de derechos humanos en Venezuela, incluida la creciente amenaza de violencia y las amenazas implícitas de violencia internacional”, apuntó el experto de la ONU.

Asimismo, recordó la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Principios del Derecho Internacional sobre Relaciones Amistosas y Cooperación entre los Estados de conformidad con la Carta de las Naciones Unidas, e instó a los Estados a resolver sus diferencias mediante el diálogo y las relaciones pacíficas y evitar el uso de medidas económicas, políticas o de otro tipo para obligar a otro.

(Fuente: Hispan TV)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *