Granada: Pese a la contaminación, vuelven a poner sobre la mesa el cierre de la circunvalación

Tras la formación del nuevo gobierno andaluz del PP y Cs, el presidente provincial del PP, Sebastián Pérez, manifestó a Granada Hoy que una de las medidas sobre movilidad que tendrá que abordar dicho gobierno será el del cierre de la circunvalación A-44 (también conocido como Cierre del Anillo). Asunto sobre el que tendría que hacerse cargo la granadina Marifrán Carazo, nueva consejera de Fomento de la Junta de Andalucía.

mapa-reducido_800x575-300x215

La especulación del suelo y la vivienda generó durante las últimas décadas una expansión urbana alrededor de la ciudad de Granada configurando la actual aglomeración urbana. Se trata de un territorio caracterizado por viviendas unifamiliares, zonificación de espacios de usos diferenciados y separados (casa-trabajo-ocio-compras…), centros comerciales con grandes aparcamientos e infraestructuras de transporte para automóviles. Se trata de un territorio en el que las distancias cotidianas aumentaron en los últimos años con una alta dependencia hacia el uso del coche: el 80% de los desplazamientos en la aglomeración urbana de Granada se hacen en coche (frente al 19% de los desplazamientos entre lugares de la capital). Cuatro de cada cinco coches que circulan por la ciudad van o vienen del área metropolitana y están buscando aparcamiento.

Una de las consecuencias de esta configuración territorial es el alto nivel de contaminación que padecemos derivado de, especialmente, el uso del coche (NO2 y PM10). Sin embargo, la receta para solucionar esto o las molestias derivadas de los atascos en hora punta se sitúan en la construcción de una nueva autovía, en lugar de poner límites al uso del coche, a la expansión urbana y a las grandes superficies de aparcamientos que lo atraen. Tampoco se ha pensado en destinar el coste de esta autovía (entre 150 y 400 millones de euros) a mejorar el transporte colectivo metropolitano que, en la actualidad (salvo la nueva línea de metro) está destinado a un uso residual para aquellos que no tienen acceso a un coche.

La idea del cierre del anillo surgió a finales de los noventa con el equipo de gobierno municipal del PP. Desde entonces, tanto el PP como el PSOE han asumido este proyecto aunque con trazados diferentes. El último de ellos fue la llamada Ronda Este de la cual la Junta llevó a cabo su estudio informativo (2007) y de viabilidad (2009). Ante la cual se presentaron 1.000 alegaciones, la más sonada la del Patronato de la Alhambra que, entre otros motivos, como la crisis del ladrillo, paralizó la obra.

En definitiva, el sentido de la autovía, en ningún caso era descongestionar el tráfico, sino ofrecer una amplia infraestructura de transporte para las más de 5.000 viviendas planeadas entre Haza Grande y Casería de Montijo hasta Víznar, pasando por El Fargue, alrededor del río Beiro. Además, esta zona del noreste de la capital cuanta con muchos más espacios urbanizables que, en su momento, serían pasto del ladrillo. En definitiva, fue el crack inmobiliario el que apaciguó los intereses especulativos en la zona. Pese a ello, al parecer, Sebastián Pérez vuelve a poner sobre la mesa esta autovía. Quizá con la esperanza de que la nueva consejera de Fomento barra para su tierra… O, más bien, destruya nuestro territorio y empeore nuestra salud.

Oficina de la bicicleta de Granada

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *