Grecia: Tsipras supera la cuestión de confianza gracias al apoyo de cuatro diputados tránsfugas de Anel que le han dado la mayoría

El primer ministro de Grecia, Alexis Tsipras, superó el pasado miércoles una moción de confianza con 151 votos a favor, los de Syriza más seis diputados tránsfugas de la derecha, contra 149 en contra, evitando así el verse obligado al adelantamiento de las elecciones generales previstas para el próximo otoño.

La votación se saldó con una mayoría de votos a favor del Gobierno de Tsipras, tras dos días de debate en el que el líder de Syriza defendió el acuerdo de Atenas y Skopje como estabilizador de la región. “Con el acuerdo de Prespa (nombre del lago donde se firmó el documento sobre la nueva denominación de Macedonia), todos asumiremos nuestras responsabilidades frente a la historia”, afirmó Tsipras.

Por su parte, el líder de la oposición, el conservador Kyriakos Mitstotakis (Nueva Democracia), le acusó de vender un “cuento de hadas” y señaló que durante su mandato “aumentó el número de pobres y los hizo más pobres”.

Después de obtener la confianza de los diputados, Tsipras someterá proximamente a la votación del Parlamento el acuerdo alcanzado en junio con el primer ministro de Macedonia, Zoran Zaev, con el que ambos aspiran a enterrar definitivamente la histórica disputa en torno a la legitimidad del nombre de Macedonia.

La moción de confianza fue solicitada por el propio jefe del Gobierno, que lidera la coalición de izquierdas Syriza, para medir sus apoyos después de que la semana pasada el ministro de Defensa, Panos Kammenos, líder de Griegos Independientes (Anel), presentara su renuncia y anunciara la salida de su partido de la coalición de Gobierno.

Kammenos, y el Anel (nacionalistas ultraconservadores) junto con Nueva Democracia (partido tradicional y mayoritario de la derecha), se opuso al acuerdo alcanzado entre Grecia y Macedonia para cambiar el nombre de la hasta ahora conocida como Antigua República Yugoslava de Macedonia por el de República de Macedonia del Norte, porque cree que Skopje podría reivindicar en un futuro la región griega del mismo nombre.

En junio, Grecia y Macedonia firmaron un acuerdo histórico en virtud del cual, Skopje cambiará su nombre para diferenciarse de la región griega. Por su parte, Atenas se comprometió a dejar de bloquear a su vecino en los organismos internacionales y a permitir que inicie las conversaciones de adhesión a la Unión Europea (UE). El pasado viernes el Parlamento de Macedonia aprobó la reforma constitucional para cambiar el nombre del país, precipitando la ruptura de la coalición de Gobierno en Grecia y próximamente tendrá que ser ratificado por el griego.

El partido del primer ministro Tsipras contaba con 145 de los 300 escaños en el Parlamento, insuficiente para alcanzar la mayoría absoluta fijada en 151 votos y superar la cuestión de confianza. Sin embargo en los últimos días cuatro diputados de Griegos Independientes dijeron que apoyarían a Tsipras. El líder del partido, Pannos Kammenos, anunció inmediatamente la expulsión del grupo parlamentario de todos los diputados rebeldes. A los cuatro tránsfugas se sumaron en las últimas horas un diputado de To Potami (liberales) y un independiente conse

Además de La titular de Turismo, Elena Kuntura, y el viceministro de Desarrollo Rural, Vasilis Kokkalis, expulsados de los nacionalistas Griegos Independientes por no renunciar a sus carteras ,tras la salida del Anel del gobierno, recibió el apoyo de La viceministra de Protección Ciudadana, Katerina Papakosta (independiente expulsada de Nueva Democracia), el diputado Spyros Danellis, expulsado de To Potami, así como de otros dos diputados de Anel: Costas Zuraris y Thanassis Papajristópulos.

La crispación ha acompañado hasta el último minuto el proceso, que arrancó con la firma, en junio pasado, de un histórico acuerdo con el país vecino que aspira a poner fin a un contencioso de 27 años entre ambos países, desde la desintegración de la antigua federación yugoslava.

Varios de los diputados habían anunciado previamente que votarían a favor de Tsipras, recibieron amenazas de muerte. En el norte del país, en la zona fronteriza con Macedonia, donde se concentran los sectores griegos más nacionalistas, han aparecido carteles con fotografías de diputados de Syriza y acusaciones de traición, lo que ha originado la detención de cuatro personas.

Diversas organizaciones ultranacionalistas griegas, encabezadas por los fascistas de Amanecer Dorado, ya han convocado una manifestación para mostrar su rechazo al acuerdo en Atenas para el próximo martes 22 de enero.

Por otra parte, aunque Tsipras haya ganado esta batalla, y aún logrando su ratificación por el Parlamento, ello no significa que quede cerrado definitivamente el tema macedonio, y tampoco que el acuerdo le refuerce cara su victoria en las próximas elecciones. Éstas podrían reabrir la problemática, así como cambiar radicalmente el escenario político, dado que los sondeos dan una amplia ventaja al bloque de la derecha contrario al acuerdo, y en particular a Nueva Democracia, frente a Syriza y sus posibles aliados.

Noticia relacionada:

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *