Comunicado: Nación Andaluza ante la investidura de Juanma Moreno. Cambiaron los peones pero siguen jugando el mismo juego

Ayer fue investido Juan Manuel Moreno Bonilla como presidente del gobierno de la Junta contra Andalucía. Ante esta investidura queremos manifestar:

Como no podía ser de otra manera las fuerzas de la derecha ultra y la ultraderecha se han unido. Tanto C’s como Vox son partidos salidos de la matriz del Partido Popular que se han desarrollado para cristalizar y retener la descomposición del PP distribuyendo su electorado en tres fuerzas distintas pero análogas en lo esencial y que comparten lo fundamental: una visión confesional, profundamente machista y rabiosamente centralista del Estado, así como su deseo de ilegalizar a las fuerzas políticas independentistas como Nación Andaluza.

Esta sesión de investidura es producto del trabajo que el PSOE -con sus distintos socios de gobierno- lleva haciendo en Andalucía durante 40 años. Los recortes sociales continuos, la gestión catastrófica continuada de los servicios públicos por parte de los distintos gobiernos del PSOE (y sus acompañantes ocasionales), la ausencia de una perspectiva de cambio para el Pueblo Trabajador Andaluz desde el reformismo, la desmovilización, así como el gran chovinismo españolista compartido por los cuatros grandes partidos en distintas formas y grados, ha puesto las condiciones para la irrupción de la ultraderecha en el Parlamento andaluz con 12 escaños.

La Andalucía actual es el resultado de la involución política que en estas casi cuatro décadas se ha promovido desde las instituciones andaluzas entre la clase trabajadora andaluza, su fascistización y la legitimación de su sobreexplotación. Pero también lo es de la impotencia del reformismo y el regionalismo para ofrecer perspectivas de cambio al Pueblo Trabajador Andaluz, empleados en acaparar espacios institucionales y alimentar a su abundante cohorte de liberadas antes que en mejorar la vida del Pueblo Andaluz. Las contradicciones de la “izquierda” española y de sus sucursales en Andalucía-demasiado cobardes para enfrentar al capitalismo y al Estado español- han allanado el camino para que el capital reorganice sus peones y nos muestre sus intenciones de nuevos recortes en derechos y libertades ante el repunte de la crisis económica que está por llegar.

La lucha contra el gobierno (PP-C’s-Vox) no puede ser excusa para transigir con el reformismo ni con el chovinismo español “moderado” que puede representar el PSOE y sus adláteres. La unidad en Andalucía ha de ser una unidad revolucionaria y anticapitalista, desde la base, en las calles y para echar al españolismo en todos los frentes de Andalucía. El problema no es Vox sino los que durante tantos años han trabajado para que Vox sea una realidad. Los que han trabajado para mantener el sometimiento y la dependencia de una Andalucía alienada, para españolizar Andalucía. Esa alienación se manifiesta en este nuevo gobierno en toda su extensión.

¡Por una Andalucía libre del españolismo y el fascismo!

¡Por la República Andaluza de Trabajadoras!

 

Permanente de la C.N. de Nación Andaluza

Andalucía, 17 de diciembre de 2018.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *