Granada: Los “progresistas” del PSOE, a petición de los “liberales” de Cs, censuran y retiran una obra exhibida en el Ayuntamiento

El gobierno local de Granada ha abierto por cuarto año consecutivo espacios patrimoniales de la ciudad a las obras escultóricas de los estudiantes de Bellas Artes dentro de la apuesta del área de Cultura de “dar a conocer el talento artístico y cultural de Granada”, ha informado el Ayuntamiento en una nota, tras la presentación de la exposición.

Han participado casi 200 estudiantes de último curso de la Facultad de Bellas Artes. La exposición refleja “las inquietudes de los jóvenes transportadas a una obra de arte” por lo que, en palabras del Departamento de Escultura de la UGR, Martínez Villa, “Granada puede disfrutar estos días del denominado arte último, en la medida en que la exposición recoge las vanguardias más expresivas, la crítica social o la lucha por los derechos”.

Pues bien, parece que el gobierno local, presidio por el “progresista” Francisco Cuenca (PSOE),  no está conforme  y niega la libre expresión de alguna de estas manifestaciones de crítica social y lucha por los derechos, puesto que ha censurado una de las obras artísticas que se exhibía en el patio central del propio Consistorio, denominada “carne de vulva”, una denuncia da la explotación sexual realizada por una de las alumnas, Inma Ferrero, tras una queja de los “liberales” de Cs, que han pedido su retirada.

La obra hiperrealista muestra varias vulvas envasadas del mismo modo que la carne que se puede encontrar en cualquier supermercado, en una bandeja que indica “Carne de vulva – Elaborados”. En el etiquetado del embalaje, además de incluir su precio, de 3´79 €, se especifica que puede contener “trazas de semen, uñas o restos de parte de mujer”.

“Hería sensibilidades”

Fuentes del gobierno local han indicado que la obra ha sido trasladada al edificio de la calle San Matías en que tiene su sede el Festival Internacional de Música y Danza, y donde también se exponen otras obras de esta muestra, justificándolo en haberlo hecho “para no entrar en polémica”.

No obstante, el grupo municipal de Ciudadanos, lejos de mostrar su satisfacción por la actuación censuradora realizada por el Consistorio con respecto a la obra, ha declarado por boca de su portavoz municipal, que el traslado de la misma a otro lugar “no es la solución”. Su “liberal” alternativa es su retirada de la exposición.

El portavoz del Grupo de Cs en el Ayuntamiento, Manuel Olivares, ha señalado a los periodistas, tras ser preguntado por el porqué de la petición, que había que tener en cuenta que en edificios municipales como el Ayuntamiento pasan “no solamente personas con criterios artísticos”, cuya libertad creativa ha afirmado defender, sino también “niños y mayores”, que “merecen un respeto”. Una argumentación propia del más rancio y casposo conservadurismo.

Manuel Olivares ha considerado que la obra “hería sensibilidades” y “no representa a la ciudad de Granada”, algo que nunca pretendió su autora, a la par que denunciaba el peligro de otras obras de la muestra por ser “cortantes”. Por ello, afirmó que es necesario elaborar un “protocolo municipal” para que las exposiciones no atenten contra la “dignidad” de las personas, y cumplan todos los criterios de seguridad

“Vulnerada nuestra libertad de expresión”

Por su parte, la Delegación de Estudiantes de la Facultad de Bellas Artes de la Universidad de Granada (UGR) ha emitido un comunicado rechazando  la censura realizada sobre escultura “Carne de Vulva”, criticando el hecho de que la pieza haya sido retirada del patio del Ayuntamiento y mostrando su apoyo a la autora de la misma.

El escrito está titulado “Algunos presumen de ser liberales…”. En el declaran que “queremos mostrar nuestra desaprobación y enfado con la retirada de la obra de arte”, han esgrimido los compañeros de Inma Ferrero, la autora de la controvertida escultura de Carne de Vulva.

“Queremos darle todo nuestro apoyo, aquí nos tiene para lo que necesite”, señalaron los representantes de los estudiantes de Bellas Artes, que además han relacionado el asunto de ámbito municipal con el cambio político en la comunidad autónoma, añaden.

Hilvanan el hecho con la llegada de la derecha a la Junta, señalando en el comunicado como “no llevamos ni dos días desde que tenemos un nuevo Gobierno en la Junta de Andalucía para que ya empecemos a tener que ver vulnerada nuestra libertad de expresión que tanto ha costado conseguir en este país”.

Además adjuntan al texto el artículo 20 de la Constitución, dado la autoproclamación de ambos grupos como “constitucionalistas”, que reconoce y protege, en su primer apartado, los derechos a expresar y difundir libremente los pensamientos, ideas y opiniones, así como también los de la producción y creación literaria, artística, científica y técnica.

“Artículo 20.

  1. Se reconocen y protegen los derechos:
  2. a) A expresar y difundir libremente los pensamientos, ideas y opiniones mediante la palabra, el escrito o cualquier otro medio de reproducción.
  3. b) A la producción y creación literaria, artística, científica y técnica”.

“Les ha salido mal, ahora la obra aparece en la prensa de todo el país”, concluyen los alumnos de la UGR, haciendo así una referencia al eco mediático alcanzado por noticia de la cesura sufrida por la obra, lo cual le ha supuesto ser aún mucho más difundida y conocida tanto la obra como la denuncia social que representa, y que constituía la pretensión de su autora.

La Otra Andalucía

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *