Andalucía perderá 900 millones de euros con la nueva PAC que aplica el Estado español

Con la asignación definitiva de pagos que ha hecho el Gobierno, se castiga a Andalucía con 900 millones de euros menos. Sólo Granada que dejará de recibir más de 85 millones de ayudas directas y otros 15 millones de los fondos de desarrollo rural en el actual marco comunitario hasta 2020.

Las comarcas granadinas perderán 100 millones de euros con la nueva aplicación de la Política Agraria Comunitaria. Un atraco a la provincia y a nuestras zonas rurales que afectará seriamente a unas comarcas donde el 95% de los 172 municipios tienen en la agricultura su principal fuente de actividad económica.

Por primera vez en la historia la PAC contempla un recorte lineal en vez de progresivo. El Estado español ha fijado una retención del 8,64% para todos los perceptores de ayudas sin excepción, lo que modifica el criterio anterior, que dejaba exentos de esa retención a los agricultores que cobraban menos de 5.000 euros de ayudas y que fijaba porcentajes de recorte de entre el 10% y el 14% para los mayores perceptores. Al igualar la retención, los pequeños ingresarán menos dinero y los grandes propietarios ingresarán más. Así, se aplicará la misma rebaja a los beneficiarios de ayudas de 600.000 euros, que a los beneficiarios de menos de 5.000 euros, algo inédito porque estos últimos estaban hasta ahora exentos. Este último colectivo está formado por 36.300 pequeños agricultores y ganaderos, que son los perjudicados frente a los grandes explotaciones.

Hay más mala noticias para las pequeñas propiedades agrarias andaluzas porque el Gobierno ha eliminado las ayudas inferiores a 300 euros, lo que deja fuera sólo en las comarcas de Jaén a 27.000 agricultores que perderán sus ayudas. En este sentido el Gobierno tampoco ha aumentado la retención a los grandes propietarios, posibilidad que permite la Unión Europea y que el Estado español ha rechazado beneficiando a la gran burguesía agraria. Y también ha rebajado 290 millones de euros al desarrollo rural en Andalucía, un dinero que se ha ido a otros territorios.

Además hay que sumar los perjuicios que supone para Granada la distribución de las ayudas asociadas, de las que se excluye a sectores tan relevantes como el olivar en pendiente, un cultivo que suma en la provincia 90.000 hectáreas y cuya ayuda de 100 euros por hectárea ha sido rechazada. De esta manera la rebaja significará nueve millones de euros anuales menos.

Otros de los sectores damnificados serán el almendro, que perderá dos millones al año, así como el caprino y el ovino de carne, que también sufrirán un impacto negativo. Además, el recorte de los Fondos de Desarrollo Rural significará un 10% menos de recursos para cada uno de los ocho grupos granadinos.

Las comarcas de Jaén verán sus ingresos reducidos en 30 millones de euros. En concreto, los 85.000 pequeños y medianos olivareros de la provincia han perdido con esta medida casi 12 millones de euros en 2014, mientras que los 14 grandes propietarios de la provincia que reciben ayudas por más de 300.000 euros ingresaron más dinero. Por comarcas, los pequeños y medianos olivareros han perdido más de 2 millones de euros en la Sierra Sur, más de 1,6 millones de euros en Sierra Mágina y casi 1,5 millones de euros en La Loma. Por municipios, los más afectados son Martos, con perdidas de 600.000 euros, Alcalá la Real, con más de 532.000 euros menos, y Úbeda, con casi medio millón de euros de recorte a sus pequeños y medianos olivareros.

Carlos Ríos para La Otra Andalucía

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *