Huelva: El abandono de animales se dispara hasta un 40% durante la navidad. Se hallan camadas de perros en cunetas y gasolineras

El abandono y el maltrato de animales sigue siendo un problema, cada día más grave, en la sociedad onubense. Esto se agrava aún más en fechas como esta, cuando son muchos los que ‘se deshacen’ de sus mascotas para irse de vacaciones o, en su defecto, buscan el regalo perfecto para sus hijos o sobrinos esta Navidad, un regalo que, en muchos casos, solo les dura dos o tres meses.

Ante esta situación, la Asociación Protectora de Animales de Punta Umbría Puntanimals se encuentra desbordada, con alrededor de 140 animales atendidos, y muchos de ellos en casas de particulares que se ofrecen voluntarios para su acogida hasta que alguien dé el paso de adoptarlos. En cifras, desde Puntanimals calculan que el abandono de animales se ha incrementado hasta un 40% este 2018, en relación con años anteriores, y temen lo que pueda ocurrir estos días festivos.

Camadas de cachorros abandonadas en cunetas y gasolineras, gatos moribundos en la esquina de la protectora o animales dejados a su suerte en la misma puerta es la realidad a la que se enfrentan diariamente en Puntanimals, y, todo esto, pese a la existencia de cámaras de seguridad en las instalaciones. Su responsable, María del Carmen Mayol, ha explicado en declaraciones a diariodehuelva.es que la situación “es cada vez peor”, pues la población “sigue sin estar concienciada”. Así, “hemos encontrado hasta galgos con graves heridas en el cuello por haberle arrancado el microchip, un gato muriéndose en la esquina de la protectora un día de lluvia, y hasta dos camadas de perros en una misma semana”.

El último caso con el que se han encontrado este año es con el abandono de perros de caza. “Nos estamos encontrando con muchos perros de cacería abandonados, no sabemos qué ha ocurrido este año, pero los cazadores los ven como una herramienta de trabajo y, cuando no les sirven, los tiran”.

Ante esto, los voluntarios de Puntanimals hacen todo lo posible para atenderlos. Pero el problema llega cuando las instalaciones se desbordan. La protectora tiene capacidad para entre 75 y 80 animales, y muchos voluntarios tienen perros y gatos en sus propias casas para poder atender a los que no tienen cabida en la protectora, como a los cachorros, que requieren una atención especial, y los gatos o animales con ciertos problemas. Un ejemplo de ello es la propia responsable de Puntanimals, que tiene en casa estos días “cachorros, un gato tuerto y un perro paralítico”. En total, esta asociación protectora cuenta con 140 animales entre dentro y fuera de sus instalaciones.

Sin embargo, y pese a la ayuda que prestan entre todos los voluntarios, “la población se queja muchas veces, y nos acusa a nosotros cuando no podemos acoger más animales por falta de espacio, pese a que todo lo hacemos para ayudar a los animales y no contamos con ninguna subvención, más allá de la ayuda de los socios y la voluntad de las personas colaboradoras”. A esto se suma, en ocasiones, las quejas de algunas personas que buscan un animal en adopción, que “se lo llevan castrado y con todas sus vacunas, y ni siquiera quieren hacerse cargo del coste de la vacunación, vienen porque quieren llevarse un perro gratis”.

Esto es aún peor en esta fecha. María del Carmen Mayol explica que “muchos buscan un perro para regalar y vienen aquí para ahorrarse el dinero de la compra y pagar menos”. Lo peor viene dentro de unos meses, cuando, “en enero o febrero, regresan para decirnos que no pueden tenerlos, y nos dicen que son alérgicos u otra excusa”. Por eso, “si antes teníamos que tener cuatro ojos al dar un perro en adopción, ahora tenemos que tener 20”. A esto se suma, por desgracia, los abandonos de animales por irse de vacaciones de Navidad y no contar con familiares que los cuiden. “Todos los años nos encontramos con animales en las gasolineras por esta fecha”, lamenta la responsable.

Por ello, desde Puntanimals hacen un llamamiento a la sociedad para que se conciencie y no abandone a sus mascotas, y pide la ayuda de todos aquellos que estén dispuestos a colaborar. “Necesitamos más voluntarios para atender a todos los animales”, detalla María del Carmen, además de cualquier tipo de ayuda, ya sea económica o pienso para los perros.

(Fuente: Diario de Huelva)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *