El “cambio progresista”: El gobierno de Sánchez cede a las presiones de EEUU y aprueba gastar 7.331 millones más en Defensa

Las presiones del gobierno estadounidense de Donald Trump sobre el Gobierno español han surtido efecto. En las últimas horas el Ejecutivo de Pedro Sánchez ha anunciado la aprobación un gasto militar de 7.331 millones de euros, una inversión en Defensa que supera con creces la que realizaron en su día Zapatero y Mariano Rajoy.

Trump ya había advertido a España de que debería aumentar hasta el 2% del PIB su gasto en armamento para cumplir sus compromisos con la OTAN. En un principio Sánchez había respondido con negativas al presidente norteamericano pero en la pasada Cumbre de Bruselas de la Alianza Atlántica algo debió cambiar y Sánchez ha dado finalmente el visto bueno a la inversión.

El plan permitirá construir 5 fragatas, 348 vehículos blindados y mejorar lo cazas de combate Eurofighter. La decisión del departamento que dirige Margarita Robles coincide con las propuestas del Estado Mayor de la Defensa, que en los últimos meses ha solicitado al Gobierno que haga un esfuerzo extra en los presupuestos para renovar el material de guerra de los tres ejércitos.

Fuentes del Ministerio de Defensa han informado de que el Ministerio de Defensa llevará este viernes al Consejo de Ministros la aprobación de la construcción de cinco fragatas F-110 en los astilleros de Navantia en Ferrol (A Coruña). Así lo anunciado la titular de Defensa, Margarita Robles, en declaraciones a los periodistas tras visitar el Mando Conjunto de Ciberdefensa, con sede en la base madrileña de Retamares.

El gobierno, como en el caso de las cinco fragatas para los saudíes, ha envuelto esta decisión con el pretexto de la creación de empleo y con su compromiso para quienes más los necesitan, puesto que permitirá la creación de 7.000 puestos de trabajo. Por ello la ministra de Defensa, Margarita Robles, ha defendido este viernes que las inversiones en programas de armamento suponen «gasto social» porque generan miles de puestos de trabajo para los próximos años y favorecen la industria y tecnología española. Robles

El programa ha sido ya aprobado por la Comisión de Subsecretarios y está previsto el visto bueno final en el Consejo de Ministros de este viernes. Se trata del techo de gasto que será autorizado para formalizar los contratos, pero no los propios contratos, que se formalizarán durante el 2019. El Ministerio de Hacienda confirma que ha dado su aprobación, puesto que los pagos tienen un calendario paulatino hasta más allá de 2030, según las fuentes consultadas.

Las fragatas, que costarán algo más de 4.320 millones de euros, han sido construidas dentro del programa de las F-110 al que dará luz verde mañana el Gobierno sustituirán a las que actualmente tiene la Armada española, de la clase Santa María y que llevan 30 años en servicio.

Junto a estas fragatas, este viernes se dará el visto bueno a la compra de 348 vehículos 8×8 Dragón para el Ejército de Tierra, que serán entregados en el año 2025 y que costarán otros 2.100 millones. Serán los nuevos blindados del Ejército y sustituirán a los antiguos BMR. Y, por último, se aprobará la actualización del avión de combate Eurofighter, por 906 millones.

El grueso de la inversión va destinada al encargo a Navantia de cinco fragatas 110 que serán recibidas hasta el 2032 y que sustituirán a las Santa María, que tienen ya 35 años de antigüedad. Los astilleros de la empresa pública en Ferrol se verán particularmente beneficiados de esta carga de trabajo que asegura 7.000 empleos directos e indirectos en la próxima década, según los cálculos del Ministerio.

El programa incluye también la adquisición de 348 vehículos de combate VCR 8X8 para reemplazar a los obsoletos BMR que han dado numerosos problemas de seguridad a militares en misiones de paz . Supondrán una inversión de 2.100 millones con impacto en la plantilla de la antigua Santa Bárbara en Alcalá de Guadaira y Trubia y también en la planta de Aranjuez de Indra y de Andoain de SAPA. Serán entregados antes de 2025, pero el último pago previsto será en 2030.

El tercer capítulo de este colosal programa es la modernización de los cazabombarderos Eurofighter. El techo de gasto de estos aviones estaba ya agotado y el Gobierno lo aumenta en 906 millones hasta el año 2023.

A estos tres nuevos programas hay que sumar los ya aprobados por Robles y preparador por su antecesora en el cargo, Maria Dolores de Cospedal, con lo que el coste total en inversiones en Defensa asciende a 12.100 millones.

Cabe recordar que Pedro Sánchez y Pablo Iglesias han acordado recientemente unos presupuestos, vendidos como los más sociales desde que estalló la crisis económica y que recogen, entre otras medidas, un aumento del salario mínimo interprofesional hasta los 900 euros en 2019. La formación morada ha firmado un pacto con el Ejecutivo para que buena parte de los fondos del Estado sean destinados a gasto social, por lo que cabe plantearse cómo recibirá Pablo Iglesias la noticia de que el Gobierno socialista prevé la mayor inversión militar de los últimos tiempos.

Fuentes de Podemos aseguraban ayer que se han enterado “por la prensa” del proyecto lanzado por Margarita Robles, de modo que en el partido morado no ha sentado nada bien el anuncio. Habrá que ver en los próximos días cómo puede afectar el aumento del gasto en Defensa a la relación entre ambos partidos y si peligra el citado acuerdo de presupuestos.

(Fuentes: Diario 16 / República / InfoLibre / El Mundo)

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. El amo manda y el perro obedece

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *