¿Cuál es la razón de la detención Meng Wanzhou, directiva de Huawei? ¿Disputa por los mercados mundiales? ¿O hay algo más detrás?

¿Qué es lo que hay detrás del misterioso «secuestro» por parte de la justicia estadounidense de la empresaria china Meng Wanzhou, directiva de Huawei? ¿Son realmente sus relaciones comerciales con Irán el motivo de la disputa? ¿O existen otras razones menos confensables?

Según reporta la red francesa Voltaire,  existen clarísimas razones por las que  Washington solicitó hace unos días al gobierno de Canadá el arresto de Meng Wanzhou (foto adjunta), así como  que este país procediera a su extradición a los Estados Unidos.

Meng Wanzhou es la directora financiera de Huawei, e hija del  magnate fundador de esa gigantesca empresa china de las telecomunicaciones. Wanzhou fue arrestada en Canadá el pasado 6 de diciembre de 2018.

Según la «Red Voltaire», la guerra que Washington ha iniciado contra Huawei tiene muchas justificaciones que sólo sirven de fachada para esconder la auténtica razón de la embestida del gobierno de Estados Unidos contra esa importante empresa china. Por encima de ese pretexto, naturalmente, se encuentra la intensa competencia existente entre estos dos países capitalistas, que pugnan por apoderarse de los mercados mundiales, y cuyo virulento enfrentamiento crece crece de día en día.

Pero en esta ocasión el motivo  está condicionado, de acuerdo con la opinión de la Red Voltaire , por el hecho de que  la empresa Huawei utiliza un sistema de encriptación que impide a la National Security Agency estadounidense interceptar los teléfonos móviles de esa marca china.  Este tipo de trabajo de espionaje de la NSA salió súbitamente a la luz pública en el año 2013, cuando uno de sus empleados – Edward Snowden – denunció públicamente las actividades de la NSA, denunciando que espía incluso las telecomunicaciones de países y gobiernos aliados de Estados Unidos.

Fuera del mundo occidental, los gobiernos y servicios secretos de numerosos países han comenzado a equiparse con material de telecomunicaciones de la marca china Huawei para garantizar la confidencialidad de sus comunicaciones frente al espionaje de los Estados Unidos

Las justificaciones de fachada han ido, según el momento, desde problemas en materia de propiedad intelectual hasta vínculos comerciales con Irán y Corea del Norte o supuestas  violaciones de las reglas en materia de competitividad comercial, afirmando que esa empresa recibe subvenciones del Estado chino.

Los países miembros del sistema de espionaje anglosajón conocido como los “Cinco Ojos” –Australia, Canadá, Estados Unidos, Nueva Zelanda y Reino Unido–, grandes consumidores de equipos de telecomunicación que utilizan precisamente para espiar las telecomunicaciones mundiales, han comenzado a excluir a Huawei de sus licitaciones.

(Fuente: Canarias Semanal)

El texto del artículo de Red Voltaire:   Los “Cinco Ojos” contra Huawei

Washington solicitó al gobierno de Canadá el arresto de Meng Wanzhou (ver foto) y su extradición a ‎Estados Unidos. Meng Wanzhou, directora financiera de Huawei e hija del fundador de ese ‎gigante chino de las telecomunicaciones, fue arrestada en Canadá el 6 de diciembre de 2018. ‎

La guerra que Washington ha iniciado contra Huawei tiene muchas justificaciones que sólo sirven ‎de fachada para esconder la verdadera razón de la embestida del gobierno de Estados Unidos ‎contra esa importante empresa china. ‎

La verdadera causa es que Huawei utiliza un sistema de encriptación que impide a la NSA [1] estadounidense interceptar los ‎teléfonos móviles de esa marca china. ‎ Fuera del mundo occidental, los gobiernos y servicios secretos de numerosos países han ‎comenzado a equiparse con material de telecomunicaciones de la marca china Huawei para ‎garantizar la confidencialidad de sus comunicaciones. ‎

Las justificaciones de fachada han ido, según el momento, desde problemas en materia de ‎propiedad intelectual hasta vínculos comerciales con Irán y Corea del Norte o supuestas ‎violaciones de las reglas en materia de competitividad comercial, afirmando que esa ‎empresa recibe subvenciones del Estado chino. ‎

Los países miembros del sistema de espionaje anglosajón conocido como los “Cinco Ojos” –‎Australia, Canadá, Estados Unidos, Nueva Zelanda y Reino Unido–, grandes consumidores de ‎equipos de telecomunicación que utilizan precisamente para espiar las telecomunicaciones ‎mundiales, han comenzado a excluir a Huawei de sus licitaciones. ‎

Nota:

[1] La NSA ‎‎(National Security Agency) es la agencia de inteligencia estadounidense que se encarga de espiar ‎las telecomunicaciones a nivel mundial. El trabajo de espionaje de la NSA salió ‎súbitamente a la luz pública en 2013, cuando uno de sus empleados –Edward Snowden– denunció ‎públicamente las actividades de la NSA, que espía incluso las telecomunicaciones de países y ‎gobiernos aliados de Estados Unidos.

(Fuente: Red Voltaire)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *