EE.UU. ha gastado ya 5,9 billones de dólares en campañas y agresiones bélicas desde el 2001 en su “guerra contra el terrorismo”

Estados Unidos gastó 5,9 billones de dólares en su autoproclamada guerra contra el terrorismo desde los atentados del 11 de septiembre de 2001, el triple que lo reconocido oficialmente, alerta hoy un estudio.

En marzo último el Departamento de Defensa publicó un informe, según el cual el ejército gastó 1,5 billones de dólares en conflictos desde esa fecha.

Sin embargo, una investigación del Watson Institute of Public Affairs de la Universidad de Brown afirma que esa cifra no incluye los egresos de las demás secretarías federales.

Titulada “El costo de la guerra”, la nueva estimación incluye gastos del Departamento de Seguridad Interior, la atención a veteranos, los aumentos de presupuesto y los intereses de los préstamos destinados a sufragar las guerras.

Si tomamos en cuenta los costos indirectos desde 2001, suman un total de cuatro mil 600 millones de dólares a lo que hay que agregar los mil millones necesarios para atender a excombatientes, apunta el texto.

La cifra total llega a los cinco mil 993 billones de dólares, agrega el documento. El Watson Institute of Public Affairs advierte que de continuar esta campaña otros cuatro años serían necesarios 808 mil millones adicionales.

Tras los atentados del 11 de septiembre, el entonces presidente George W. Bush ordenó invadir Afganistán e Iraq en 2001 y 2003, respectivamente, así como realizar operaciones castrenses en diversas regiones del planeta.

La investigación resalta que desde entonces más de 370 mil personas murieron, de ellas 200 mil civiles, como consecuencia directa de los combates y una cifra mucho más elevada como consecuencia indirecta debido a problemas como la desnutrición y la falta de atención médica.

“Parece que la actitud del Congreso es que el Pentágono merece la financiación que solicite, sea cual sea el costo e independientemente del hecho de que esos gastos sean eficientes o no”, expresó la profesora Neta C. Crawford, autora del informe.

(Fuente: Prensa Latina)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *