Aumenta la tensión entre Israel y Hezbolá. La milicia advierte contra un ataque al Líbano e Israel inicia la “Operación Escudo Norte”

Dos semanas después de la rotunda derrota israelí en Gaza, el régimen de Tel Aviv parece estar intentando restaurar su imagen. El viernes 30 de noviembre, misiles israelíes fueron lanzados contra el sur de Siria provocando una serie de contramedidas sirias. El balance, en el lado israelí, es pesado: el derribo de un aparato israelí y cuatro misiles destruidos.

En los últimos días, Israel atacó la base más importante de Hezbollah en Siria, ubicada en la localidad de Kiswah (cerca de Damasco). Algunos misiles habrían sido derribados por la defensa anti-aérea siria, de fabricación rusa, y otros habrían alcanzado la base –si bien el gobierno desmiente esta versión- provocando daños en la estructura. Entre los objetivos atacados se contaría un depósito de misiles situado en la frontera entre el Líbano y Siria.

¿Qué pasaría si Tel Aviv se viera tentado por esta misma estrategia en el Líbano? En este sentido, Hezbolá acaba de advertir a Israel contra cualquier agresión contra el Líbano. En un video, emitido el viernes 30 de noviembre, Hezbolá advirtió al régimen de Tel Aviv contra cualquier aventura contra el Líbano.

En él, aparece el secretario general del Hezbolá libanés, Sayyed Hassan Nasralá, diciendo: “Morderéis el polvo si alguna vez atacáis el Líbano”. En su discurso, subtitulado en hebreo, Nasralá deja claro que Hezbolá responderá sin dudarlo a cualquier ataque contra el Líbano.

El video también muestra a los misiles de Hezbolá atacando a importantes objetivos israelíes, incluidas refinerías, bases de la Fuerza Áérea, la sede de la central nuclear de Dimona, el Aeropuerto Ben Gurion y la sede del ejército israelí en Tel Aviv.

El vídeo incluye mapas precisos de sitios estratégicos en los territorios ocupados (foto adjunta). El vídeo muestra a los combatientes de Hezbolá preparándose para un ataque con misiles y al líder del movimiento, Sayyed Hassan Nasralá, prometiendo tomar represalias contra cualquier agresión israelí. El vídeo termina con una advertencia a los líderes israelíes: “Si os atrevéis a atacar, lo lamentaréis”.

El diario israelí Rai al Youm publicó un artículo sobre este vídeo y señaló que su difusión forma parte de una guerra de nervios desencadenada por las amenazas de responsables israelíes contra El Líbano y el anuncio de que Hizbullah recibió un nuevo cargamento de armas sofisticadas.

Rai al Youm señaló: “Los líderes israelíes están preocupados por la presencia de Hizbullah a lo largo de las fronteras del norte y el este de la Palestina ocupada. De ahí su decisión de llevar a cabo un ataque con misiles contra bases de Hizbullah y el Ejército sirio. Sin embargo, ellos prefirieron utilizar misiles en lugar de aviones por temor a que estos fueran derribados por los sistemas S-300 recién enviados por Moscú al Ejército sirio”.

En el vídeo, el secretario general libanés de Hezbolá, Sayyed Hassan Nasralá, dijo: “Os morderéis los dedos si alguna vez atacáis el Líbano”. En su discurso, subtitulado en hebreo, Nasralá dejó claro que Hezbolá responderá sin dudarlo en cualquier ataque contra el Líbano.

Rai al Youm agrega: “Sayyed Hassan Nasralá está diciendo la verdad. Es este poder disuasivo de Hezbolá el que ha empujado a Israel a no llevar a cabo ningún ataque al Líbano desde la guerra de 2006. Muchos israelíes creen más en lo que dice Nasralá que en las promesas de su gobierno. Saben que Hezbolá es mucho más fuerte que en 2006 y que su poder balístico ha aumentado considerablemente en los últimos doce años.”

El vídeo termina con una advertencia a los líderes israelíes: “Si os atrevéis a atacar, lo lamentaréis”.

Operación “Escudo Norte”

Por su parte, el ejército israelí anunció la localización, y emprendió las operaciones de destrucción, de algunos túneles excavados por Hezbollah, que habrían permitido el ingreso al territorio israelí desde el vecino Líbano.  Jonathan Conricus, vocero del ejército que porta la estrella de David, se refirió a “túneles para atacar” que aún no están siendo utilizados.

El militar no quiso especificar cuántos túneles se han localizado ni qué modalidades habrán de utilizarse para su destrucción. Él agregó que todas las operaciones se llevarán a cabo dentro del territorio [israelí]; sin embargo, éstas parecen destinadas a incrementar la tensión con el movimiento político-militar libanés, chiita y filo-iraní, con el cual Israel ha combatido una devastadora guerra en el año 2006.

“Hemos lanzado la operación Escudo septentrional –afirmó Conricus- para sacar a la luz y aniquilar los túneles usados para atacar desde el otro lado de la frontera, que fueron excavados por la organización terrorista Hezbollah, desde el Líbano hasta Israel”. Una operación a la que se ha dado inicio pocas horas después del encuentro entre el premier Benjamin Netanyahu y el secretario de Estado americano Mike Pompeo, en Bruselas. Durante el cara-a-cara, el Primer ministro habló de los “pasos” a dar, para “bloquear la agresión de Irán y de sus afiliados en el norte”, aludiendo a Siria y al Líbano.

“Acabamos de lanzar la Operación Escudo del Norte para poner al descubierto y neutralizar los túneles de ataque transfronterizos cavados por Hizbulá desde el Líbano hasta Israel”, dice el anuncio publicado en la cuenta de las Fuerzas de Defensa de Israel en la red social Twitter.

Tras anunciar el enemigo israelí el lanzamiento de la Operación “Escudo Norte” sobre los supuestos túneles en la frontera sur, el comando del Ejército libanés confirmó que la situación en el lado libanés está tranquila, estable, y se monitorea de cerca.

Las unidades del Ejército desplegadas en la zona están realizando sus misiones habituales a lo largo de la frontera en cooperación y coordinación con la Fuerza Provisional de las Naciones Unidas en el Líbano (FPNUL), para evitar cualquier escalada o desestabilización en la zona.

El ejército está completamente preparado para enfrentar cualquier emergencia, subrayó la declaración. “No vemos ningún rastro de los mecanismos de ocupación en el otro lado de la frontera”, dijo la corresponsal de Al Mayadeen en las cercanías fronterizas, y señaló que “el movimiento es más de lo normal en el sur del Líbano”.

El ejército de Israel confirmó que no trabajaría en el lado de El Líbano, mientras que su portavoz, Avichai Adre’i, dijo que “el ejército está al tanto de una serie de túneles que cruzan (Israel)”. “Consideramos las actividades de Hizbullah como una flagrante violación de la autoridad israelí”, enfatizó el vocero. Entretanto, medios de comunicación israelíes describieron como traquila la situación en la frontera norte de (Israel) y del lado libanés.

La operación se llevará a cabo a lo largo de la llamada Línea Azul, demarcación entre Israel y el Líbano establecida por la ONU en 2000, y estrictamente dentro del territorio israelí. A cargo de la operación, en las que se implicarán las unidades del Cuerpo de Ingeniería, Inteligencia y Administración para el Desarrollo de Armas e Infraestructura Tecnológica (Mafat), estará el general mayor Yoel Strick, jefe del Comando Operacional Norte.

(Fuentes: Al Manar / Al Mayadeen / Asia news / Sputnik)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *