El gobierno de Marruecos insta al de Argelia a responder oficialmente la reciente oferta de diálogo ofrecida por Mohamed VI

El Gobierno de Marruecos instó el pasado lunes al de Argelia a “dar a conocer oficialmente su reacción a la iniciativa real” que Mohamed VI hizo el 6 de noviembre para establecer un mecanismo bilateral de diálogo entre los dos países magrebíes, con las fronteras cerradas desde 1994.

Con tal fin, el titular de Exteriores marroquí, Naser Burita, convocó hoy al embajador argelino en Rabat para expresarle que Rabat “no puede sino lamentar que esa invitación no haya tenido la reacción esperada”, pese a “las varias gestiones, formales e informales, realizadas en vano durante diez días con el fin de establecer un contacto con las autoridades argelinas a nivel ministerial”.

El ministerio marroquí emitió tras esa reunión un comunicado en el que se muestra “optimista y abierto” en cuanto al futuro de las relaciones” bilaterales, lo que contrasta con el tono perentorio con el que en dos ocasiones pide a Argelia pronunciarse sobre una oferta que el país vecino ha preferido no responder durante los veinte pasados días.

Para el Gobierno de Rabat, la demanda posterior de Argel de reactivar la Unión del Magreb Árabe -UMA, que agrupa a los dos países más Túnez, Libia y Mauritania- “no guarda relación con la iniciativa real”.

Recuerda que el “letargo” de la UMA se debe precisamente a las diferencias bilaterales entre Rabat y Argel, que habrá que abordar antes de pensar en esa organización.

Aunque no haya habido una reacción oficial por parte de Argelia al llamamiento de Mohamed VI, una “fuente autorizada” argelina dijo al portal web TSA pocos días después que “no merecía una respuesta formal” por tratarse de una oferta “dudosa en su forma y sospechosa en su contenido”.

Si Argel optó por no contestar y replicó con una convocatoria de la mortecina Unión del Magreb Árabe, esta última oferta ha sido respaldada por Mauritania y Túnez, lo que ha dejado a Marruecos en una difícil situación.

Para no ser acusado de inmovilista sobre la construcción magrebí, Marruecos recuerda hoy que no se opone a esa reunión ministerial magrebí, pero añade que para que permita “resultados tangibles, contrariamente a las 34 precedentes”, eso no será posible “en ausencia de una buena preparación y un diálogo directo y responsable entre dos Estados miembros de la UM.

(Fuente: El Faro de Ceuta)

Noticia relacionada:

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *