Los israelíes desesperados por la continuación de la Marcha del Retorno en Gaza. La mayoría de los heridos no estaban cerca de la valla

El sitio israelí Walla ha informado que la continuación de la Marcha del Gran Retorno en las zonas fronterizas entre la Franja de Gaza y la Palestina ocupada, que cumplió el viernes su 35ª protesta cerca de la valla fronteriza impuesta, ha generado una enorme desesperación entre los responsables del aparato de seguridad del régimen israelí, que no saben ya qué hacer para detener las protestas.

Al menos 14 manifestantes palestinos resultaron heridos el viernes mientras las fuerzas israelíes reprimían las protestas de la Gran Marcha de Retorno en la frontera de Gaza con Israel, informó aquí el Ministerio de Salud palestino. Los efectivos militares dispararon munición real y balas recubiertas de goma contra los manifestantes, lesionando a 14 palestinos, incluido un menor, además de otros que sufrieron asfixia por inhalación de gases lacrimógenos.

La Marcha del Gran Retorno comenzó el 30 de marzo de 2018. Los manifestantes exigen el derecho de retorno de los refugiados palestinos radicados en otros países a Palestina, el fin del bloqueo de Gaza y la salida de la embajada de EEUU de Jerusalén (Al Quds).

Aunque los manifestantes palestinos han enfatizado la naturaleza pacífica de su protesta desde su inicio, el régimen israelí está utilizando constantemente la represión violenta, incluyendo fuego con munición real, para dispersar a los manifestantes. Hasta la fecha, más de 230 palestinos han muerto y unos 24.000 han resultado heridos.

Walla también escribe que, aunque en las protestas del viernes pasado no hubo muertos, la situación en Gaza sigue siendo preocupante. A pesar del frío y la lluvia, miles de palestinos participaron en la marcha el viernes 23 de noviembre de 2018, hundiendo en la desesperación a los responsables israelíes, que contaban con la llegada de los productos qataríes a la Franja de Gaza para reducir el grado de descontento.

Según Walla, los oficiales de inteligencia egipcios también fueron vistos cerca de la frontera de la Franja de Gaza y la Palestina ocupada junto a las fuerzas de seguridad de Hamas. Si bien los círculos políticos israelíes predijeron que estos oficiales egipcios detendrían las protestas, esto no sucedió.

Hamas, en su declaración del viernes, dijo que la insistencia del pueblo palestino en continuar las protestas por la 35ª semana consecutiva era una señal de su determinación para lograr sus objetivos, incluido el fin del bloqueo de Gaza.

(Fuente: Al Manar)

La mayoría de los manifestantes palestinos heridos en Gaza no estaban cerca de la valla

La mayoría de los manifestantes palestinos heridos por fuego de los soldados israelíes en la Franja de Gaza durante las “Marchas del Retorno”, que comenzaron en Marzo, no se hallaban en las cercanías de la valla fronteriza cuando les dispararon. Así lo revela una investigación recientemente publicada por la ONG israelí B’Tselem.

Desde que comenzaran dichas protestas, 180 manifestantes han muerto y más de 5,800 han sufrido heridas de bala. Durante los últimos meses, los investigadores de campo de la organización B’Tselem llevaron a cabo en la Franja de Gaza un estudio exhaustivo sobre las particularidades de las situaciones en las que cientos de manifestantes, incluidos decenas de menores, fueron heridos de bala.

La muestra tomada para el estudio se consideró “de forma que incorporara casos en sitios y fechas fiversas, con el fin de conseguir una reproducción de los hechos lo más diversa, completa y fiable posible, teniendo en cuenta la complejidad del escenario de unas protestas que se han desarrollado durante un largo período de tiempo y en muchos sitios distintos a lo largo del cerca que rodea a la Franja.”

Según los resultados del estudio publicados por B’Tselem, el 41% de aquellas personas heridas por disparos se encontraban en aquel momento “en las inmediaciones de la cerca”, a una distancia de en torno a 10 metros.

Sin embargo, un 35% de los heridos “estaba a una distancia de entre los 10 y los 150 metros de la valla cuando fueron alcanzados”. Y el 22% restante “se encontraba a una distancia superior a los 150 metros”. Esto supone que, en total, el 58% de los miles de manifestantes heridos encuestados por B’Tselem para realizar este estudio “no estaban en la inmediata proximidad de la valla” cuando fueron heridos por los soldados israelíes.

La investigación también ha arrojado que dos tercios de los menores encuestados, 41 individuos en total, “informaron que habían sido heridos mientras observaban la protesta, agitaban banderas, fotografiaban o filmaban la protesta, se alejaban de esta o trataban de auxiliar a personas heridas”.

B’Tselem destaca para remachar que el 83% de las personas encuestadas necesitan ahora de un “tratamiento médico prolongado y continuo”, el 57% necesitan “rehabilitación y terapia física”, y el 10% han quedado “físicamente discapacitadas”.

(Fuente: Monitor de Medio Oriente)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *