Provocación ucraniana contra Rusia: Introducen tres barcos en aguas territoriales rusas para instigar un choque naval (videos)

El pasado domingo 25 de noviembre tres barcos militares ucranianos se acercaron al estrecho de Kerch –entre el mar Negro y el mar de Azov– que separa la península rusa de Crimea de la parte continental del país. El Servicio Federal de Seguridad de Rusia (FSB, por sus siglas en ruso) denunció que los buques Berdiansk, Nikopol y Yany Kapu ingresaron ilegalmente en aguas territoriales rusas y violaron la frontera nacional, sin haber solicitado el permiso para cruzar el estrecho e ignorando los requerimientos de la Guardia Fronteriza rusa.

Ante las maniobras “peligrosas” de los buques ucranianos, Rusia cerró temporalmente el paso por el estrecho con un buque de carga seca. Según el FSB, los buques ignoraron las exigencias de que se detuvieran de inmediato. Un buque de la Guardia Fronteriza rusa embistió al remolcador ucraniano Yany Kapu y los guardias fronterizos abrieron fuego, hiriendo a tres ucranianos que posteriormente recibieron asistencia médica. Finalmente los tres buques fueron apresados. La Armada de Ucrania elevó el número de heridos hasta seis.

Tras la confrontación, Kiev acusó a Rusia de agresión y afirmó que los buques se dirigían desde la ciudad ucraniana de Odesa al puerto de Mariúpol, en el mar de Azov, cumpliendo con las reglas internacionales de navegación. La Armada de Ucrania señaló que la parte rusa había sido informada sobre el acercamiento de los buques que planeaban cruzar el estrecho de Kerch, pero no respondió y atacó a sus buques cuando se acercaron a Crimea.

La zona fue patrullada por dos helicópteros de combate Ka-52 y aviones militares rusos Su-25. El FSB denunció que otras dos naves militares ucranianas zarparon del puerto de Berdiansk y se acercaron al estrecho de Kerch desde el mar de Azov, y tachó las acciones de la Armada ucraniana de “provocación premeditada”.

Desde el FSB subrayaron que “la parte ucraniana está al tanto del procedimiento para el paso de los buques de guerra por el mar territorial de la Federación de Rusia y por el estrecho de Kerch-Yenikalski”. “Anteriormente utilizaron este procedimiento para pasar por allí pacíficamente”, agregaron. En lo que concierne al estado de los marineros heridos, el FSB afirmó que sus vidas no corren peligro y que “les fue prestada asistencia médica”.

Los tres barcos de la Armada ucraniana fueron transportados al puerto ruso de Kerch y las autoridades rusas abrieron una causa penal en virtud del apartado 3 del artículo 322 del Código Penal de la Federación de Rusia (cruce ilegal de la frontera estatal).

El presidente de Ucrania, Piotr Poroshenko, ha instado ante el Gobierno ruso a que liberen a los militares ucranianos junto con las naves “de inmediato”. Kiev denuncia que Moscú capturó los buques e impidió su paso por el estrecho de Kerch violando la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar ―una acusación mutua―, así como el acuerdo bilateral ruso-ucraniano de 2003. El acuerdo entre Rusia y Ucrania de 2003 sobre el uso conjunto del mar de Azov y el estrecho de Kerch estipula que los buques militares de ambos países tienen libertad de navegación tanto en el mar como en el estrecho.

“Hay evidencias irrefutables de la preparación y realización por parte de Kiev de las provocaciones mediante la Armada de Ucrania en la zona de mar Negro” y “estos materiales pronto se harán públicos”, han asegurado desde el Servicio de Seguridad Federal de Rusia (FSB, por sus siglas en ruso) en relación con el indicente.

Por su parte, la portavoz de la Cancillería de Rusia, María Zajárova, ha tachado de métodos criminales y provocación las acciones de Ucrania en el estrecho de Kerch. “Son bandidos de carretera. Y sus métodos son de bandidos: al principio la provocación, luego la presión de fuerza y luego la acusación de agresión”, escribió.

“Estoy seguro de que detrás de esta provocación están los propietarios occidentales del régimen de Kiev: no es casual que los políticos europeos y estadounidenses en los últimos meses hayan expresado activamente su preocupación por la situación en el mar de Azov. Ucrania, como un país privado de soberanía y que está bajo control externo, es una herramienta para alimentar la tensión internacional”, ha expresado al respecto el jefe de la república rusa de Crimea, Serguéi Axiónov.

Además, “en relación con el peligroso desarrollo de la situación” en el mar de Azov y mar Negro, Rusia ha solicitado una reunión extraordinaria del Consejo de Seguridad de la ONU la mañana del 26 de noviembre “con la agenda de mantener la paz y la seguridad internacionales”.

El gobierno y la Rada ucraniana declaran la ley marcial

El presidente de Ucrania, Piotr Poroshenko, ha firmado un decreto sobre la decisión del Consejo de Seguridad Nacional de imponer la ley marcial en su país, que estará vigente desde este 26 de noviembre hasta el 25 de enero de 2019. La madrugada de este lunes Poroshenko ya ha apoyado esta decisión del Consejo de Seguridad Nacional y Defensa de Ucrania, ahora solo faltaba que la Rada Suprema dé luz verde,  algo que se produjo en la tade-noche del mismo lunes.

El Parlamento de Ucrania ha aprobado el decreto del presidente Petró Poroshenko para aplicar la ley marcial por un plazo de 30 días y decidió celebrar las elecciones presidenciales el 31 de marzo de 2019. La Rada Suprema (Parlamento) de Ucrania aprobó por 276 votos a favor la imposición de ley marcial por 30 días en ciertas zonas del país después del incidente en el estrecho de Kerch.

De acuerdo con el decreto correspondiente del presidente ucraniano, Petró Poroshenko, la ley marcial debe limitarse “a las zonas situadas a lo largo de la frontera rusa, del sector de Transnistria de la frontera entre Ucrania y Moldavia y también a lo largo de la costa de los mares Negro y de Azov”.

Posteriormente, Poroshenko declaró en un discurso televisado que la ley marcial entrará en vigencia a partir del 28 de noviembre y esa medida estaría activa durante 30 días, informa RIA Novosti. A pesar de que “el Consejo de Seguridad Nacional y Defensa me ha recomendado hoy que imponga la ley marcial 60 días”, ese mandatario ha indicado que “sugeriré al Parlamento que introduzcan la ley marcial durante 30 días”, un periodo por el cual “no se superpodrá al comienzo de la campaña electoral”.

Tras la introducción de la ley marcial en el territorio ucraniano, se efectuará la movilización de los individuos sujetos al servicio militar del primer turno, explicó Poroshenko, quien al mismo tiempo prometió que “Ucrania no llevará a cabo acción ofensiva alguna”, sino “exclusivamente acciones para defender su territorio, proteger y garantizar la seguridad de nuestros ciudadanos”. En función de esta iniciativa, el Estado Mayor de Ucrania ya toma medidas para organizar una movilización militar parcial. Sin embargo, esta ley marcial solo entrará en vigor después de que obtenga la aprobación de la Rada Suprema, el Parlamento de Ucrania.

La ley marcial es un régimen legal especial que se declara en Ucrania en caso de agresión armada o amenaza de ataque, un peligro para la independencia estatal y su integridad territorial. La ley marcial prevé que a las autoridades correspondientes, el comando militar, las administraciones militares y las autoridades locales se les otorguen los poderes para prevenir la amenaza.

De esta forma, bajo la ley marcial las autoridades ucranianas pueden:

-. Enajenar los bienes de manera compulsiva para las necesidades del Estado o el Ejército

-. Imponer un régimen especial del movimiento de los ciudadanos, por ejemplo, cerrar la salida al extranjero

-. Prohibir la celebración de reuniones pacíficas, mítines, procesiones y manifestaciones, así como de elecciones y referéndums

-. Prohibir las actividades de los partidos políticos y las asociaciones públicas si, a su juicio, tienen como objetivo eliminar la independencia del país

-. Introducir el toque de queda

-. Imponer el servicio laboral para las personas en edad laboral y reubicar de manera forzosa a ciudadanos de un Estado extranjero que amenazan con atacar o realizar una agresión contra Ucrania

-. Prohibir las actividades de medios de comunicación si las autoridades deciden que amenazan la seguridad nacional.

Piotr Poroshenko prometió que la ley marcial no limitará los derechos y libertades de los ciudadanos, y que la misma no afectará la situación en el Donbás.  “Ucrania llevará a cabo solamente acciones para defender su territorio y proteger a sus ciudadanos”, afirmó el presidente del país. “Tenemos la intención de seguir cumpliendo con todas las obligaciones internacionales, incluidos los acuerdos de Minsk”, agregó.

Konstantín Kosachev, jefe del Comité de Asuntos Internacionales de la Cámara Alta del Parlamento ruso, sostuvo que “la introducción de la ley marcial en Ucrania […] no es una consecuencia, sino una causa”, ya que “para esto se armó la provocación en el mar de Azov” por parte de Kiev, reporta TASS. A su juicio, es “un ruidoso comienzo de la campaña electoral del presidente Piotr Poroshenko, la necesidad de llevar el tema ucraniano al ‘top’ mundial y crear razones urgentes para la condena ‘internacional’ de Rusia”.

(Fuente: Russia Today – RT)

Vídeos:

 

 

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *