Andalucía continúa a la cola del gasto sanitario por habitante. Los médicos de atención primaria mantienen la huelga del 27

Andalucía sigue siendo la comunidad autónoma con un menor gasto sanitario por habitante de España, según el tercer Observatorio de Sanidad, que este lunes presentó la Fundación de Estudios de Economía Aplicada (Fedea), y una de las que más ha disminuido esta cifra en los últimos años.

La diferencia entre la cantidad por habitante que dedica Andalucía (1.169 euros) con respecto a la del País Vasco (1.733 euros) es de 564 euros al año, casi un 50% de la cifra andaluza. Y, mientras Euskadi ha aumentado su gasto sanitario por habitante desde 2007 un 11%, Andalucía en este periodo ha reducido la cifra un 3%, según los datos que figuran en el Observatorio.

En 2018, con datos aún provisionales, Andalucía ha aumentado la cifra del gasto sanitario por habitante un 5% con respecto al año pasado, lo que se sitúa algo por encima de la media española, que ha estado en torno al 4%. Sólo Cataluña, enfrascada en otras cuitas, ha reducido este año su gasto por habitante con respecto a 2017.

Pero la clave de lo que ha caído el gasto por habitante en Andalucía no se encuentra en el último ejercicio, sino en los recortes aplicados desde 2011 y, de manera especial, en 2013, y en que a partir de 2015 no se ha recuperado el gasto en la medida en que lo ha hecho en otras zonas de España.

Según la tabla elaborada con datos del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, y dejando a un lado el hecho de que Andalucía partía con una cifra por debajo de la media española, mientras en 2011 se recortó un 4% el gasto sanitario por habitante en España, en Andalucía el recorte fue del 5%. En 2012, el gasto se mantuvo en Andalucía, aunque en España bajó un 2%.

Pero en 2013, mientras en España se reducía un 6%, en Andalucía se recortó un 10% el gasto sanitario por habitante. Y otro 3% en 2014, cuando en el conjunto de España comenzaba a recuperarse levemente.

Las cifras concuerdan con los argumentos de la huelga a la que están convocados los médicos de atención primaria de Andalucía, que se quejan de que los recortes aplicados no han sido aún enjugados.

El Observatorio de Sanidad de Fedea apunta que el favorable escenario económico actual ha incidido positivamente en el desempeño de ciertos indicadores de salud y bienestar en España, en comparación con otros países. También el presupuesto de sanidad muestra una tendencia positiva, con un crecimiento del 4% mientras que gasto sanitario per cápita se sitúa un 3% por encima de 2009.

Los médicos reclaman al menos 10 minutos para atender a cada paciente

Las protestas de los profesionales de atención primaria se extienden por Andalucía como un bulo por internet. Empezaron en Málaga hace un mes, se extendieron en una semana a la provincia de Huelva y en el resto de las provincias estudian ya sumarse a las movilizaciones. Para el día 27 de noviembre, cinco días antes de las elecciones andaluzas, el Sindicato Médico Andaluz ha convocado huelga en toda la comunidad autónoma.

Los médicos de atención primaria denuncian no sólo los recortes, sino el modelo de gestión del Servicio Andaluz de Salud (SAS) de tipo «economicista» que propició los recortes que se produjeron con la excusa de la crisis económica y a los que aún, afirman, nadie ha dado marcha atrás.

La plataforma Basta Ya asegura que «en atención primaria es donde más se ha recortado», y esos recortes han sido especialmente graves en Andalucía. «Cada año hay menos recursos, más presión y menos esperanza de que la situación mejore», explican.

Entre otras consecuencias, aparte de la pérdida de la calidad de la asistencial de la que se resiente la atención primaria por la merma de los recursos, se está produciendo un éxodo de médicos de familia jóvenes a otras comunidades, en busca de mejores condiciones laborales y mejores sueldos.

Las reivindicaciones

Los médicos de atención primaria han elaborado un decálogo con sus principales reivindicaciones, entre las que exigen un cupo máximo de 1.500 pacientes por médicos (1.200 los pediatras) y al menos 10 minutos para poder atenderlos en la consulta. Las citas, en estos momentos, se dan cada seis minutos.

También piden que no se les limite la posibilidad de solicitar cuantas pruebas diagnósticas crean necesarias y libertad para recetar los tratamientos que consideren más adecuados. Al mismo tiempo, reivindican que las bajas y vacantes (por enfermedad o accidente, jubilación, vacaciones, estudios…) se cubran de forma inmediata y en todos los casos. Y también reclaman tiempo para poder formarse, enseñar, o visitar a algunos enfermos en sus domicilios.

También reclaman que los responsables de la gestión de cada centro sean elegidos por los profesionales que desarrollan su labor en ellos, y que la gestión no se centre en los resultados económicos, sino en los relativos a la salud de los pacientes atendidos.

Por último, el Sindicato Médico Andaluz, que convoca las protestas, demanda para los médicos de atención primaria jornadas de trabajo de no más de 12 horas (por su propia salud y la seguridad de los pacientes) y sueldos similares a la media nacional.

(Fuente: Andalucía Información / Autor: Ignacio Díaz Pérez)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *