País Valencià: Una pena de agresión sexual es rebajada por el tribunal arguyendo que la víctima practicó teatro en el colegio

La Sección Cuarta de la Audiencia Provincial de Valencia ha emitido una sentencia este que llama la atención por la ridícula condena a un agresor sexual llamado Oscar Alfredo B. M. La mujer, tras negarse a tener sexo con su jefe y burlarse del tamaño de su pene,  siendo golpeada durante dos horas y violada, ha visto como su agresor  se libra de una pena mayor porque fue actriz durante su etapa escolar y, según la sala, pudo haber dramatizado su testimonio.

Y es que, finalmente, el presunto violador ha sido condenado a dos años de prisión por el delito de agresión sexual y a una multa de 900 euros por la paliza. Tal y como informa el medio valenciano Levante-EMV, el pasado mes de enero, en la avenida Pío XII de Valencia, la mujer de 25 años, sufrio una violación y repetidos golpes por nergarse a tener sexo con su jefe, lo que provocó que éste comenzara la sesión de “golpes por todo el cuerpo, dándole cabezazos contra el suelo”, unos hechos considerados por el juzgado como “delito leve de lesiones”.

En cuanto a la violación, se considera el relato de la víctima “absolutamente creíble”, y se confirma “un ataque y manoseos en zonas sexuales de la mujer de manera violenta”. Sin embargo, se  estima que no hubo penentración, por lo que la condena es de dos años y dos meses, ochos años en libertad vigilada y 300 metros de alejamiento durante 10 años.

Según la institución judicial, la agredida, al ser graduada en Derecho debería haber sabido que la penetración con los dedos era una agresión sexual y no lo hizo, ya que pensaba que solo lo era si existía penetración con el miembro masculino. Por tanto, consideran que no haberle dicho al forense que fue violada prueba que no lo fuera. Además, argumentan que la víctima, “grafóloga y actriz”, por haber participado en talleres de actuación en su etapa infantil, habría “dramatizado” su relato.

Humillanate para la víctima y para los actores

La Associació d’Actors i Actrius Professionals Valencians ha empezado una campaña contra una sentencia que rebaja la pena del agresor porque la víctima hizo teatro en el colegio. La Asociación la considera La Sección Cuarta de la Audiencia Provincial de Valencia ha emitido sentencia pudo haber dramatizado su testimonio.

Si tener un cuerpo de mujer, llevar ciertas prendas de ropa o estar en ciertos lugares a ciertas horas, poseer determinados conociemintos, así como tener cierta actitud  — o no tenerla, recordemos a la víctima de La Manada— podía convertir en culpable a la víctima de violencia de género, ahora se suman los currículum vitae desde la escuela.

Así lo ha denunciado la Associació d’Actors i Actrius Professionals Valencians tras la sentencia en la que la condena de un agresor sexual ha sido rebajada por la “experiencia como actriz en la escuela” de la denunciante.

La Associació d’Actors i Actrius Professionals Valencians ha empezado una campaña contra esta sentencia, a la que se han sumado las correspondientes asociaciones de Catalunya y Galiza. La acción consiste en hacerse una foto con un cartel que dice “Soc actriu/actor i no mentisc #joetcrec”.

Según el comunicado publicado por la asociación valenciana, el colectivo considera humillante esta sentencia en primer lugar para la víctima, pues se pone el foco en ella como suele suceder en los casos de violencia machista. En segundo lugar afirman que les gustaría “recalcar que la víctima no es actriz, simplemente tuvo algunas clases en el colegio; muchos medios ponen que es actriz y esto no es así”, explica Aina, integrante de la asociación.

El centro de su protesta, continúa explicando Aina, se enfoca en declarar que “esto desacredita la palabra de todas la actrices y todos los actores y es desinformación, porque en nuestro trabajo no mentimos, nos ponemos en la piel de otros personajes, que es precisamente lo que no se está haciendo con las mujeres desde la justicia”.

(Fuentes: El Salto / El Plural)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *