Afganistán: Los talibanes confirman las negociaciones con EEUU, pero sin acuerdo. EEUU reconoce el estancamiento de la guerra

El movimiento Talibán ha confirmado haberse reunido la semana pasada con una representación de Estados Unidos en Qatar, para iniciar las negociaciones previas al proceso de diálogos para terminar con el conflicto en Afganistán.

El encuentro entre la delegación insurgente y los funcionarios de Washington tuvo lugar de miércoles a viernes pasados en el emirato de Qatar, precisó hoy el portavoz talibán Zabiullah Mujahid (foto adjunta), en un comunicado. Se trató de un diálogo ‘inicial’ que no fructificó en ningún “acuerdo en los puntos tratados”, indicó Mujahid citado por la agencia de noticias Pajhwok.

Los talibanes presentaron información sobre la situación actual en Afganistán a insistieron en “el establecimiento de un Gobierno islámico y una solución real al conflicto afgano”, concluyó Mujahid.

La víspera, el Representante Especial de Estados Unidos para la Reconciliación de Afganistán, Zalmay Khalilzad, se mostró cautelosamente optimista sobre las pláticas con el movimiento, aunque dijo hay un potencial para la reconciliación en Afganistán. Khalilzad espera que se alcance un acuerdo de paz antes de las elecciones presidenciales del 20 de abril próximo.

La cita en Qatar fue la tercera reunión directa entre representantes del Gobierno estadounidense y los talibanes desde principios del verano boreal. Hace una semana, ambas partes tuvieron contacto en Rusia, durante las sesiones de la II Reunión en el Formato de Moscú, una iniciativa multinacional para buscar la paz en el país centroasiático. Antes, se habían reunido en Doha, la capital qatarí.

El único encuentro entre los talibanes y el gobierno afgano tuvo lugar en 2015 en Pakistán y fue suspendido tras conocerse la noticia de la muerte, dos años antes, del mulá Omar líder del grupo. Desde entonces, el movimiento rebelde exige pláticas directas con Estados Unidos y no con el ejecutivo de Kabul y demandan la retirada completa de todas las tropas norteamericanas y de la OTAN.

Afganistán vive una situación de crisis acentuada desde la invasión de Estados Unidos y sus aliados de la OTAN en 2001. Dicha intervención ha provocado el desplazamiento de millones de personas, miles de muertos y daños incalculables a la economía y al medioambiente. Según fuentes militares, el Gobierno afgano controla apenas el 55,5 por ciento del territorio del país, el nivel más bajo en tres años.

EE.UU. reconoce estancamiento en la guerra

La guerra en Afganistán está hoy en un ”punto muerto”, afirmó Joseph Dunford, jefe del Estado Mayor Conjunto estadounidense (foto adjunta), quien reconoció que ese conflicto nunca se solucionará por la vía militar.

Los talibanes “no están perdiendo (la guerra) en este momento, creo que es justo decirlo”, afirmó Dunford al intervenir en el Foro de Seguridad Internacional de Halifax, en Canadá. “Usamos el término punto muerto hace un año y, en términos relativos, la situación no cambió mucho en la actualidad”, manifestó el uniformado.

Luego de 17 años de enfrentamientos, motivados por la invasión del Pentágono a Afganistán, el jefe militar admitió que solo el dialogo podría acabar con el derramamiento de sangre.

Estados Unidos y sus socios de la Organización del Tratado del Atlántico Norte trabajan para incrementar la presión militar, política y económica sobre los talibanes para obligarlos a sentarse en la mesa de diálogo, apuntó.

Pese a esas declaraciones, el pasado año el presidente Donald Trump anunció una estrategia más agresiva, que incluyó el envío de más tropas. “De una forma u otra, estos problemas se resolverán, soy un solucionador de problemas y, al final, ganaremos”, expresó entonces el mandatario.

A principios de este mes, la Oficina del Inspector General Especial para la Reconstrucción de Afganistán, dependiente del Congreso de Estados Unidos, reveló que el gobierno afgano controla poco más del 55 por ciento del territorio nacional, la cifra más baja desde que comenzó a monitorearse ese dato en 2015.

Según la ONU, en el primer semestre de 2018 casi mil 700 civiles murieron en Afganistán por la conflagración.

(Fuente: Prensa Latina)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *