Marruecos arma a los yihadistas contra los saharauis

Hace tan sólo unos meses tuvo lugar en el Hotel Prestige, ubicado en la calle ”Rue Maritime”, en la ciudad mauritana de Nuadibú, una reunión pretendidamente secreta, entre funcionarios del gobierno marroquí y líderes de AQMI(Al Qaeda en el Magreb Islámico), una versión regional del Estado islámico. El objetivo de la misma fue financiar y armar a los grupos yihadistas en el norte africano.

En política internacional raramente se producen “casualidades”. Y, generalmente, lo que se presenta aparentemente como casual suele responder a situaciones prediseñadas o deliberadamente provocadas.

Véanlo en esta noticia. El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas aprobó una resolución por la que se exige el total restablecimiento de la Misión de la ONU en el Sáhara occidental, conocida con el nombre de  la Minurso. Esta noticia, por cierto, apenas ha llegado al conocimiento del  público español. Los medios de comunicacion de este país han eludido informar sobre un hecho que no solo afecta a la politica exterior española, sino que puede tener graves repercusiones en el Archipiélago canario ¿Una casualidad?

Es más, pocos son los que saben a estas alturas  que esta representación de las Naciones Unidas, ubicada en el Sáhara Occidental, tiene como objetivo prioritario la preparación del eternamente prorrogado referéndum sobre la autodeterminación de del territorio. Tampoco son muchos los que tienen noticias acerca de la expulsion de la Minurso  del territorio saharaui  por las autoridades ocupantes marroquíes.

Los ultraconservadores yihadistas en movimiento

Apenas cinco días después de que las Naciones Unidas adoptaran la resolución mencionada, obligando a Marruecos a aceptar la presencia de la Minurso en el Sáhara, el llamado “Estado Islámico” lanzó urbi et orbe una proclama sonora, difundida por  la cadena Al Jazeera y la agencia española Efe, a través de la cual se amenazaba con atacar a la representación de la ONU si esta se reinstalaba  en el Sáhara Occidental. ¿Otra casualidad?

De acuerdo con la amenaza difundida el pasado martes por Al Jazeera, – una cadena de radio y televisión financiada por Arabia Saudita – los miliciamos  del Estado islámico amenazaban con atentar contra todas la oficinas de la misión de la ONU y “expulsar a los infieles” . ¿Una nueva casualidad?

Hace tan sólo unos meses, la publicación digital “El Confidencial Saharaui” denunció en sus páginas que en el Hotel Prestige, ubicado en la calle ”Rue Maritime”, en la ciudad mauritana de Nuadibú, se había producido un reunión pretendidamente secreta, entre funcionarios del gobierno marroquí y líderes de AQMI, una versión regional del Estado islámico.

Según desveló el mismo “Confidencial saharaui”, los funcionarios marroquíes y los representantes de  AQMI  acordaron en esa misma reunión, reactivar la actividad terrorista en el territorio argelino, prestándose Marruecos ha garantizar la financiación y el suministro de armas a los grupos ultraconservadores afines al Estado Islamico.

Según el mismo digital, tales planes comprenden los objetivos siguientes:

– Llevar a cabo actos terroristas en el Sáhara Occidental.

– Proporcionar información sobre cualquier marroquí que se una a la banda terrorista.

– Ataques terroristas en la frontera colindante entre Túnez y Argelia.

– Realizar ataques en suelo libio.

– Facilitar el acceso de terroristas que desean unirse al grupo armado a través de la frontera de Marruecos

– Proporcionar apoyo armamentístico y logístico.

– Proporcionar información a los líderes terroristas del movimiento.

Estas  revelaciones del  “Confidencial saharaui” ponen de manifiesto  que el gobierno marroquí mantiene estrechas relaciones con los líderes  de los movimientos  yihadistas ultraconservadores, cuya finalidad es reactivar la actividad terrorista en la región, así como en los países del Magreb, como Túnez y Libia.

De acuerdo con la versión del digital saharaui, el autócrata marroquí aceptó financiar el rearme de las dos organizaciones que representan a al-Qaeda en el Maghreb islámico. “Lo que hasta ahora fue un secreto a voces se ha convertido en la política oficial del país de la represión: el terrorismo”, aseguraba la pasada semana el digital saharaui.

(Fuente: Canarias Semanal)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *