“Torturas, el crimen mejor escondido”: Documental de la televisión vasca eitb sobre la tortura de Estado en Euskal Herría (vídeo)

Apenas transcurridos unos días después del exitoso y comentadísimo reportaje sobre los negocios turbios de la Corona, la TV vasca emitió “Torturas: el crimen mejor escondido”, un documental aterrador sobre cómo se ha torturado a detenidos en locales policiales españoles, ocultando los hechos en connivencia con jueces y forenses, asi como premiando a los torturadores.

Cuando Catalunya todavía se duele de los golpes de porra del 1-O, es la TV autonómica de Euskadi la que señala a los cuerpos policiales del Estado como sanguinarios y torturadores, especialmente con los detenidos que según ellos atentan contra la unidad de España.

ETB lo ha vuelto a hacer. Siete días después del exitoso y comentadísimo reportaje sobre los negocios turbios de la Corona, el programa 360 grados emitió  “Torturas: el crimen mejor escondido”. Un documental aterrador sobre cómo en España se ha torturado a detenidos, ocultado las torturas y premiado a los torturadores.

Cuando Catalunya todavía se duele de los golpes de porra del 1-O, es la TV autonómica de Euskadi la que señala a los cuerpos policiales del Estado como sanguinarios y torturadores, especialmente con los detenidos que según ellos atentan contra la unidad de España. ETB explica por ejemplo cómo en democracia algunas comisarías sustituyeron como método de tortura las palizas por la asfixia porque no deja pruebas.

Sobre Enrique Rodríguez Galindo, ex teniente coronel de la Guardia Civil, en el temido cuartel de Intxaurrondo, condenado por secuestro y asesinato, el equipo de 360 grados tiene la exclusiva de enseñar su cara hoy día. Fue excarcelado en 2004 después de pasarse sólo 4 de los 71 años de condena en prisión. Liberado por sus “problemas de salud” hoy, 14 años más tarde, sigue disfrutando de la misma buena salud que le permite pasear por Zaragoza donde el equipo ha podido grabar su cara.

Entre los testimonios que ponen los pelos de punta se puede conocer  el testimonio de  dos mujeres torturadas por la policía (“Un agente me metió sus dedos dentro de la vagina y mi cabeza se fue”) o de un ex agente que abrió una puerta en la comisaría de Sol, en Madrid, y vio una escena kafkiana: el detenido en una silla, atado con mantas, rodeado de estufas y con un casco de moto mientras un agente lo golpea en la cabeza con un listín de teléfonos.

El gobierno vasco ha contabilizado más de 4 mil casos de vascos torturados por las policías estatales entre 1960 y 2014.

Del gobierno actual nadie ha querido hablar. La dificultad añadida ha sido encontrar no sólo responsables políticos sino víctimas. No querían hablar. Algunas personas torturadas confesaron al equipo que desde que recibieron la llamada de ETB para ser entrevistadas “no hemos podido dormir”.

El ex teniente Segura, expulsado  del Ejército español advierte que muchos guardias civiles le han confesado que siguen los métodos de tortura por la connivencia del Estado y por la sensación de impunidad. El forense Paco Etxebarría, una eminencia mundial, destaca un método que no deja marcas: “Poner un boli Bic entre los dedos. Destroza los nervios y no deja secuelas”.

(Fuente: Resumen Latinoamericano – Canarias Semanal)

Vídeo:

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *