Aumenta el número de trabajadores que buscan empleo lejos de Córdoba debido a la temporalidad y la alta estacionalidad

La mejoría de la contratación en la provincia de Córdoba no está impidiendo que cada vez sean más cordobeses los que optan por buscar un empleo lejos de Córdoba. La temporalidad de los contratos que se suelen ofrecer y la alta estacionalidad, muy dependiente de las grandes campañas agrícolas, están provocando un importante crecimiento de los contratos firmados por los cordobeses lejos de la provincia. Si en el 2008 se cerraron 57.134 contratos en otras zonas, en el 2017 ascendieron a 95.563. Y la tendencia sigue siendo alcista.

De no producirse una gran contracción en el último trimestre del año, el número de empleos a los que acceden los residentes en Córdoba en otras provincias llegará a cifras récord. Solo entre enero y septiembre, el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) contabiliza 70.575 contrataciones en otras provincias, la mayor cifra en los primeros nueve meses del año desde que existen datos, y un 1,15% más que en el mismo periodo del 2017. También han sido más los empleos que han firmado en Córdoba personas de otras provincias (45.959, un 0,89% más que en el 2017).

Hasta el momento, el segundo trimestre del año es el que contabiliza más contratos de trabajadores que salen de Córdoba (25.937); en el tercero fueron 23.459 y en el primero se llegó a 21.179. La radiografía de la movilidad laboral en la provincia muestra que son muchos más hombres que mujeres los que deciden abandonar Córdoba por un trabajo (68,23% frente a 31,76%). Además, el número de jóvenes que se marchan sigue creciendo (los menores de 30 años firmaron 25.464 empleos entre enero y septiembre), aunque es el tramo de edad de 30 a 45 años el que hizo más (28.362) y el de más de 45 años, el que menos (16.749).

Por sectores, claramente son la agricultura y los servicios las actividades que absorben más ocupados cordobeses en otros lugares. Hasta septiembre, la agricultura permitió 31.630 contratos (44,8%), mientras que servicios llegó a 30.954 (43,8%). Las actividades menos demandantes son la construcción (5.254 contratos, 7,4%) y la industria (2.737, 3,8%).

Claramente, los empleos menos cualificados son los que requieren más trabajadores de la provincia. En los tres primeros trimestres se firmaron 34.207 contratos para trabajadores no cualificados, a los que hay que unir, a continuación, las ocupaciones en restauración, servicios personales, de protección y vendedores de comercio, con 12.633.

Si está claro el tipo de empleos que se demandan, también sucede lo mismo con los destinos principales a los que se dirigen los cordobeses para buscar un trabajo. Sevilla es, con gran diferencia, el principal destino de demandantes de trabajadores cordobeses, con 17.609 empleos hasta septiembre. Después siguen Málaga, con 9.406; Jaén, con 7.180 y Madrid, con 5.841.

Durante el pasado año se contabilizaron 159.920 contratos sujetos a movilidad laboral, de los que 95.563 correspondían a personas que salían y 64.365 a trabajadores que entraron en la provincia. La tasa de movilidad se situó en el 14%, superior al 13,68% del 2016 y a la que se registró en el 2017 en España (13,58%). Como sucede en el 2018, el pasado año el destino principal también fue Sevilla (26.717 empleos), seguida de Málaga (11.984). La agricultura registró más de la mitad de los contratos que suponen movilidad de los trabajadores, con 86.864.

(Fuente: diario Córdoba / Autor: Francisco Expósito)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *