2.000 personas se concentran en Huelva exigiendo el fin real y completo de las balsas de fosfoyesos, y contra el plan de Fertiberia (vídeos)

2.000 personas según los organizadores se han concentrado en la tarde-noche de este martes en la onubense plaza de las Monjas para mostrar su rechazo al proyecto de Fertiberia para las balsas de los fosfoyesos y exigir “una marisma limpia” con la erradicación completa y real de las mismas. Banderas amarillas con rótulos negros de “No a los fosfoyesos” y “por una marisma limpia” han llenado la plaza de las Monjas a partir de las siete de esta tarde, en una concentración que no ha sido tan multitudinaria como se esperaba inicialmente

La Mesa de la Ría, el movimiento ciudadano a la vez reconvertido en partido político convocante del acto, reclamó a las administraciones, al Estado, a la Junta de Andalucía y al Ayuntamiento, que no acepten el proyecto presentado por la empresa Fertiberia porque lo único que hace es “ponerle una capita de tierra encima” a las 1.200 hectáreas de fosfoyesos que ocupan las marismas del Tinto.

Al grito de “marisma limpia” y “fosfoyesos fuera”, los asistentes vivieron la concentración como una fiesta reivindicativa conducida desde el templete de la plaza por los periodistas Toñi Alfonso y Micky Rodríguez. Allí estuvieron, entre otros, el grupo de danza urbana Yo soy loco, el rapero Arte Infante y los artistas Mano Negra y José, El loco. Éste interpretó unas sevillanas cuyos últimos versos, contenidos al ritmo del tempo, concluían con la frase “mi Huelva tenía una ría”. “No sabíamos cuánta gente iba a venir. Pensábamos que igual había que traer a un simpecado aquí”, aseguró entre los aplausos de los asistentes antes de lamentar que, a sus 42 años, nunca ha podido bañarse en la ría.

30.000 ciudadanos han suscrito el manifiesto Por una Marisma Limpia, que pide “la retirada total de los fosfoyesos, del cesio-137 procedente de las cenizas de Acerinox y demás residuos vertidos en las Marismas del Rincón y de Mendaña”. Es decir, la retirada de todos los residuos depositados en las 720 hectáreas de la concesión a Fertiberia, así como el resto de residuos vertidos en las Marismas del Pinar, hasta llegar a las 1.200 hectáreas afectadas.Del mismo modo, también se exige la “mejor y máxima descontaminación” de los terrenos y que se cumpla la aspiración histórica de la ciudad, que es “la devolución de los terrenos ocupados por la industria en la Punta del Sebo”.

“que nadie os vuelva a decir que Huelva es apática”

El concejal de esta formación en el Ayuntamiento de Huelva, Rafael Gavilán, subió al estrado para reclamar una vez más tanto a Fertiberia como a las administraciones que se lleven los fosfoyesos fuera de Huelva y dejen la marisma limpia. Su propuesta pasa por la descontaminación íntegra de los suelos degradados, abandonados tras el cierre de las industrias y el cumplimiento del Plan General de Ordenación de 1999 que recogió los acuerdos para la recuperación urbanística y de uso público de la Avenida Francisco Montenegro. Una propuesta que se ha convertido en el ariete de la Mesa de la Ría contra la industria, pues el cumplimiento de estos acuerdos, recuerda, afectaría de lleno a la continuidad y expansión de los recintos fabriles que aún permanecen en la zona y que han anunciado su intención de mantenerse.

Gavilán, quien exigió que Huelva tenga el mismo trato que brindó el Gobierno en Galicia tras la tragedia del Prestige, la concentración fue exitosa, pidió a los participantes que no permitan “que nadie os vuelva a decir que Huelva es apática”. “Que quede muy claro: estaremos aquí las veces que sea necesario. Porque lo que se reclama es que haya justicia”, agregó. Asimismo, Gavilán ha indicado que “no nos conformemos con que nos digan que no saben dónde llevarlos, eso es su problema, nosotros queremos que se lo lleven y punto”.

Así, desde esta concentración se ha pedido, que se retiren “al igual que lo hicieron con los residuos de Aznalcollar. “Pedimos el mismo trato que a Sevilla, que se llevaron los residuos y nadie preguntó a dónde iban a parar, o al igual que pasó en Galicia con los restos del Prestige, que al día siguiente lo estaban limpiando y nadie se preguntó a dónde iba el chapapote. Queremos el mismo trato también” ha indicado Rafael Gavilan.

Además, los presentes han recordado que “todos son culpables, no solo Fertiberia, también son culpables el resto de industrias que han usado aquello para tirar allí sus residuos sólidos y también ETMASA, la agencia de la Junta de Andalucía y las instituciones lo sabían y lo han permitido, por eso quieren la capa de tierra, para tapar sus vergüenzas”.

La protesta llega justo quince años después de la primera manifestación contra los fosfoyesos y la Mesa de la Ría ha logrado el respaldo de 72 colectivos sociales, vecinales, asociaciones de todo tipo y organizaciones ecologistas como WWF, Greenpeace, Ecologistas en Acción, sindicatos como USO, SU, CGT o entidades sociales como Huelva Por una sanidad digna, que se hicieron ver y oír en la céntrica plaza, muy bien decorada, abanderada y con un ambiente festivo. Los partidos políticos PSOE, PP, C´s, IU o los sindicatos CC OO y UGT no respaldaron la convocatoria.

El documento firmado ya por más de 30.000 personas y respaldado por casi un centenar de colectivos fue leído por el prestigioso abogado onubense Fernando Vergel, que en su día llevó el recurso del Colegio de Arquitectos contra la Central Térmica que abrió la puerta a este movimiento social, ciudadano y también político que ahora aspira a influir o regir el Ayuntamiento de Huelva.

El manifiesto

El manifiesto elaborado  para la ocasión y firmado por convocantes y apoyos, exige “la retirada total de los fosfoyesos, del Cesio-137 procedente de las cenizas de Acerinox y demás residuos vertidos a la marisma”. Y aboga por “la mejor y máxima descontaminación de los terrenos ocupados por las industrias que han cerrado en la Avenida Francisco Montenegro”, además de que “se cumpla la aspiración histórica de la ciudad, que es la restitución progresiva y escalonada de los terrenos ocupados por la industria y la restauración de los espacios contaminados por ellas”.

El texto impulsado por la Mesa de la Ría considera que “estamos ante un momento decisivo en la historia de esta ciudad. Durante décadas Huelva y su provincia han sido tratadas como un estercolero industrial. Una ciudad de la Comunidad Europea, donde se incumplen las leyes ambientales, supuestamente, las más exigentes del planeta”.

También usa la artillería judicial de las sentencias de la Audiencia Nacional y del Tribunal Supremo que, a su juicio,  “confirman que la empresa Fertiberia, titular de la concesión del Ministerio de Medio Ambiente, junto a Foret, han depositado ilegalmente en la marisma más de 120 millones de toneladas de fosfoyesos”. Para la Mesa de la Ría, “el resultado de esta acción es un ecocidio de tales dimensiones que permiten calificarlo como uno de los mayores de Europa”.

“Nadie que sea sensible a la justicia, a la salud pública y al Medio Ambiente puede permanecer impasible ante esta situación. Quienes proponen enterrar y tapar los residuos haciendo desaparecer la marisma para siempre, ocultan que los residuos son retirados en otras zonas. En Tarragona, en el caso Prestige y en Aznalcóllar se limpiaron ríos, lagos y mares, pero en Huelva pretenden sacrificar nuestra marisma por ser la solución más barata para Fertiberia”, insiste.

Según el texto proporcionado por los convocantes, “el Ministerio de Medio Ambiente está obligado a hacer cumplir la sentencia por la que litigó con la empresa durante 10 años y la Junta de Andalucía a supervisar para que todo el proceso se realice de acuerdo con la normativa que al respecto existe. Ambas administraciones deben exigir la responsabilidad ambiental a Fertiberia, como ya han solicitado cientos de ciudadanos por escrito. Hasta hoy, son en torno a 30.000 personas las que han firmado el manifiesto ‘Por una Marisma Limpia’ y más de medio centenar de colectivos políticos y sociales los que se han adherido a éste”.

El manifiesto finaliza con el compromiso de “no dejar el problema a las generaciones futuras. Tenemos la responsabilidad de luchar por quienes enferman y por quienes nos abandonaron en el pasado por graves enfermedades, consecuencia de esta situación”. La recuperación de la marisma a su estado original, generará empleo verde en una de las ciudades españolas más azotadas por el desempleo, entienden desde Mesa de la Ría.

(Fuentes: Diario de Huelva / Huelva Ya / Huelva Hoy / Huelva Información / Huelva 24h)

Vídeos:

 

 

 

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *