Siria: Las FDS anuncian la detención de las operaciones contra el Daesh para hacer frente a los ataques turcos contra las milicias del YPG

Las Fuerzas Democráticas Sirias han detenido, después de semanas de lucha, la operación contra los combatientes del Daesh que quedan en la provincia siria de Deir Ez-Zor, según confirmaron el miércoles fuentes oficiales. En el este del Éufrates, el Daesh ha pasado a la ofensiva y se ha aproximado a la frontera iraquí, donde las milicias del Hashid al Shaabi lo están esperando.

Más de 800 efectivos –entre ellos más de 300 milicianos de las SDF- han perdido la vida desde que en septiembre comenzara la fase final de la “Operación Cerco”. Los combates se han centrado en las zonas de Al-Shafah y Hajin, en la ribera oriental del Éufrates.

La batalla ha demostrado estar reñida; a pesar de los cientos de milicianos provistos de artillería pesada que llegaron como refuerzo la semana pasada, el autodenominado Estado Islámico se resiste, atrincherado en las localidades de la zona. Las minas antipersona colocadas por el Daesh también han obstaculizado el avance de las SDF, a pesar de que éstas cuentan con el apoyo de los cazas de combate de la coalición internacional.

Sin embargo, la ofensiva lanzada por el ejército turco contra posiciones de las milicias kurdas en el norte del país han obligado a las SDF a detener la operación. Esta semana la artillería turca golpeó varias localidades en las inmediaciones de Kobane –la ciudad que en 2014 fue sitiada por el Daesh-. Por lo menos un miembro de las unidades de autodefensa habría perdido la vida; según los medios locales ayer murió también una niña de 11 años, identificada como Sara Mustafa, a consecuencia de un tiro en la cabeza disparado por un francotirador turco.

El presidente turco Recep Tayyip Erdogan ha advertido una vez más que despejará la frontera de combatientes de las YPG, la milicia kurda que cuenta con un mayor peso en las SDF. A principios de año, el ejército turco ya había atacado la región kurda de Afrín, que desde entonces permanece ocupada por milicias islamistas leales a Turquía.

“La continuación de estos ataques causará una prolongada pausa en nuestra campaña militar contra el [Daesh],” anunciaron las SDF a través de un comunicado, en el que subrayaron que se reservaban el “derecho a responder a todo tipo de ataques”. Asimismo, el comunicado insta a la coalición internacional “a mostrar una posición firme para disuadir a Turquía de estos ataques”.

Turquía ha iniciado una ofensiva con bombardeos aéreos sobre la ciudad de Kobané, de mayoría kurda y situada en el noreste de Siria, y el presidente turco, Recep Tayyib Erdogan, prometió hace unos días erradicar a las milicias kurdas situadas al este del Río Éufrates.

Las tropas turcas tomaron también el puesto fronterizo de Tell Abyad, en la frontera turca, precisó el comunicado de las FDS, que acusa además a Turquía de apoyar al Daesh.

Las fuerzas turcas han bombardeado posiciones de las milicias kurdas conocidas como YPG en la ribera occidental del río Éufrates, en el norte de Siria, según ha informado la agencia Reuters.

El ataque se ha producido dos días después de que el presidente turco Recep Tayyip Erdogan enviara una “advertencia final” a quienes “ponen en peligro la frontera turca”. El líder turco declaró su intención de centrarse en el combate contra los milicianos kurdos, en lugar de dar prioridad al Daesh (el autodenominado Estado Islámico) o a otros grupos extremistas.

El ejército turco bombardeó la zona de Zor Magar, al oeste de la ciudad de Kobani –famosa por su resistencia contra el asedio del daesh-. Según la agencia estatal turca Anadolu, el objetivo del ataque era “la prevención de actividades terroristas”.

“Esta coordinación directa, entre los ataques del Ejército turco contra el norte y las ofensivas de Daesh contra el sur sirio, ha provocado el congelamiento de nuestra operación que supuestamente expulsaría al terrorismo de esta región. La continuación de estos ataques turcos pondrá fin a la operación militar anti-Daesh (de las FDS), que comenzó hace mucho tiempo”, agregó el comunicado de las FDS.

El coronel estadounidense Sean Ryan, portavoz de la coalición internacional contra el Daesh, declaró estar en contacto con ambas partes para tratar de detener una potencial escalada de la situación. “Lo que queremos alcanzar es la unidad a la hora de centrarnos en la derrota del ISIS [Daesh],” señaló.

Según varios analistas, una reactivación del Daesh en el Este de Siria podría servir como pretexto a EEUU para extender su presencia en el país árabe en un momento en el que el Ejército sirio y sus aliados han ganado la guerra militarmente. Y la ofensiva de Turquía en el este del Éufrates, obviamente frente a las fuerzas kurdas permite también alejar a Ankara de Moscú. Ya en Idleb, la zona desmilitarizada definida al final del proceso de Sochi está siendo violada por milicianos pro turcos, lo cual ha provocado tensiones entre Turquía, por un lado, y Rusia y Siria, por otro.

Las autoridades turcas consideran a las YPG una organización terrorista por sus vínculos con el Partido de los Trabajadores del Kurdistan (PKK), que durante más de tres décadas ha combatido a las instituciones del estado en el Kurdistán turco.

Las YPG son las milicias de la administración semi-autónoma que se estableció en la región kurda de Siria a partir de 2012, cuando las fuerzas del régimen sirio se retiraron del norte del país para combatir a los rebeldes islamistas.

A principios de año, Turquía invadió y ocupó la región kurdo-siria de Afrín, uno de los tres cantones en los que se divide el sistema de autogobierno implementado por los kurdos. Diversas organizaciones como el Observatorio Sirio de Derechos Humanos han denunciado los abusos a los que los civiles de Afrín han sido sometidos desde entonces por las milicias respaldadas por Turquía, entre ellos torturas, extorsiones y desapariciones forzosas.

(Fuentes: Monitor de Oriente / Al Manar / Reuters)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *