Sevilla: 2.500 vecinos de barrios populares se manifiestan reclamando atención y derechos, convocados por la Plataforma Interdistritos

Unas “2.500 personas” de diversos barrios de la periferia de Sevilla, según ha cuantificado la denominada plataforma vecinal Interdistritos de Sevilla “Barrios Hartos”, organizadora de la marcha, se han manifestado este domingo en demanda de inversiones, planes de empleo específicos y de una policía de barrio para combatir el “paro, precariedad, deterioro y falta de tranquilidad” que sufren.

Un gran logro. Especialmente si se tiene en cuenta que la referida entidad cuenta con poco más de un mes de existencia y la integran 130 socios. Conseguir este alto grado de asistencia no ha sido nada fácil. Durante el mes de octubre se ha desarrollado un plan medido al milímetro, en el que cada jornada se desplegaba una campaña de información a través de cartelería, reuniones y redes sociales. Una promoción que dio ayer un magnífico resultado en las calles del centro.

La movilización ha tenido lugar en el centro de la ciudad y ha concluido en la Plaza Nueva, donde se han congregado vecinos de varias zonas de Sevilla para pedir al Ayuntamiento “que deje de olvidarse de la gente normal, que deje de gobernarse en los intereses de unos pocos y de los turistas, y que se empiece a gobernar a favor de estos barrios periféricos que están completamente olvidados”, según han manifestado.

Sus demandas van dirigidas también a la Junta de Andalucía y al Gobierno de España por “la responsabilidad que tienen en esta situación”, que al Ayuntamiento en concreto le piden que mejore sus servicios sociales, y que a todos ellos les exigen como medidas concretas la “reversión de los recortes”, la ya mencionada policía de barrio o proximidad y la creación de al menos dos escuelas taller por distrito.

En este sentido, han asegurado que piensan seguir organizándose y seguir exigiendo “vivir con mejores condiciones”. “Estas son propuestas concretas, pero la situación es tan lamentable, que no quita que sigamos planteando más”, han concluido.

Las demandas sobrepasaron la frontera local y llegaron a otras administraciones. Pidieron el amparo de la Junta y el Estado “por la responsabilidad que tienen en esta situación”. Al Ayuntamiento le exigieron la mejora de los servicios sociales y a los Ejecutivos de Susana Díaz y Pedro Sánchez, “la reversión de los recortes”.

Así las cosas, en la plataforma de carácter asambleario se han integrado los barrios de Torreblanca, Bellavista, Pino Montano, Begoña, Tres Barrios, Su Eminencia, Palmete, Polígono Sur, Cerro Amate, San Jerónimo, Valdezorras, Aeropuerto Viejo, Macarena y el Casco Antiguo Norte, que aseguran vivir una situación de desempleo, inseguridad y “recortes” en servicios sociales, educación y salud que “da lugar a una degeneración importante, un deterioro de las condiciones de vida”.

El nacimiento de este movimiento se remonta a mediados de septiembre, cuando la sede de la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (APDH-A) acogió una reunión a la que asistieron unas 50 personas con idea de convocar una manifestación con las reivindicaciones de los barrios de la ciudad, especialmente en materia de seguridad.

La mencionada reunión se celebraba tras una nutrida manifestación realizada aquellos días en Pino Montano en demanda de un refuerzo de las medidas de seguridad ante un supuesto repunte en las incidencias y robos, y las quejas por el mismo extremo de vecinos de la Macarena con relación a incidentes protagonizados por las personas sin hogar de la zona, toda vez que las autoridades insistían en que las estadísticas reflejan un descenso de los índices de criminalidad.

En cualquier caso, la asamblea celebrada en la sede de APDH-A, cuyos asistentes aseguraban representar a 16 asociaciones o colectivos de la ciudad, acordó celebrar la manifestación de este domingo, cuyos promotores reclaman revertir el “abandono institucional” que a su juicio sufren los mencionados barrios.

Para ello, la plataforma asamblearia ha elaborado un manifiesto en el que recuerda que Sevilla cuenta con siete de los 15 barrios más pobres de España según la estadística de indicadores urbanos de 2017, toda vez que “en los barrios faltan condiciones de tranquilidad y dignidad y los niveles de paro, precariedad, falta de oportunidades para la juventud, recortes y deterioro de los servicios públicos, desahucios, pobreza energética o alimentaria son intolerables”.

El Manifiesto

BARRIOS HARTOS EN LUCHA.  DIGNIDAD, DERECHOS Y SEGURIDAD.

Los barrios de Sevilla decimos ¡basta ya! Los barrios de Sevilla estamos hartos:

HARTOS del olvido institucional al que durante años y años estamos sometidos. Nuestros problemas y condiciones de vida nunca son prioritarios.

HARTOS del menoscabo permanente de los derechos más básicos. De no poder vivir con tranquilidad y dignidad.

HARTOS del incumplimiento sistemático de las autoridades en cuanto a la puesta en marcha y mantenimiento de la policía de barrio, como policía de proximidad, cercana al ciudadano y preventiva. Gran promesa, gran mentira.

HARTOS de eslóganes electorales que luego quedan en nada.

HARTOS de ser los primeros de España en barrios llenos de pobreza. De los 15 más pobres, 7 están en nuestra ciudad.

HARTOS de que el paro y la precariedad se cebe  especialmente con la juventud sin que nadie mueva un dedo.

HARTOS de recortes y deterioro de los servicios públicos, de la ausencia de planes de empleo reales y talleres ocupacionales.

HARTOS de ver año tras año cómo se destinan grandes partidas presupuestarias a las mismas zonas y los intereses de siempre, a eventos superfluos, mientras las inversiones en nuestros barrios no pasan de lo que podríamos llamar chapuces y lavados de cara.

HARTOS de ver jóvenes en las calles sin alternativa alguna de futuro, fuera ya del sistema de enseñanza, sin oportunidades, y bajo la amenaza de la droga y la  delincuencia.

HARTOS de sufrir desahucios, pobreza energética y alimentaria.

HARTOS de que estos problemas se amplifiquen en las mujeres.

HARTOS de que especuladores se apoderen del centro de la ciudad, se lo roben al vecindario y lo expulse del casco histórico destrozando su tejido social.

Por esto, hemos dicho basta y varias plataformas vecinales y entidades de todo tipo de la ciudad nos hemos puesto en marcha. Hace unos meses los barrios de Torreblanca y Bellavista dieron la voz de alarma. Otros barrios como Casco Antiguo Norte, Begoña, Tres Barrios, Su Eminencia, Palmete, Cerro Amate o Polígono Sur llevan décadas clamando por su dignidad,. El último en unirse y con toda la fuerza de su indignación ha sido Pino Montano.

Porque queremos y tenemos derecho a disfrutar y convivir en nuestros barrios en un entorno de seguridad, alegría y sana convivencia, con justicia social, trabajos dignos, vivienda, suministros básicos y servicios sociales y equipamientos públicos adecuados y garantizados para todos.

Hay soluciones para la inseguridad, para la falta de servicios básicos e infraestructuras sociales.

Dicen que la crisis es ya pasado. No es así en los barrios populares.

Queremos que los problemas de nuestros barrios se conviertan en prioridad política. Exigimos, medidas y soluciones urgentes, reales, presupuestadas, participadas, con plazos de ejecución creíbles y transparentes.

Llamamos a todos los vecinos y vecinas de los barrios de Sevilla a participar el próximo 28 de octubre en la manifestación que saldrá a las 12 de la mañana desde las Setas y terminará en la Plaza Nueva.

PLANES DE INTERVENCIÓN E INVERSIÓN, CON FINANCIACIÓN Y PLAZOS DE EJECUCIÓN EN

NUESTROS BARRIOS CON MEDIDAS URGENTES COMO:

– PLANES DE EMPLEO. 2 ESCUELAS TALLER, AL MENOS, POR DISTRITO.

– POLICÍA DE BARRIO YA, AL SERVICIO DE L@S VECIN@S.

– REVERSIÓN DE LOS RECORTES EN LOS SERVICIOS PUBLICOS.

(Fuentes: Diario de Sevilla / Sevilla Info / El Correo de Andalucía / Andalucía Información)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *