Israel renueva por cuarte vez la “detención administrativa” de la dirigente del FPLP y parlamentaria palestina Khalida Jarrar

Las autoridades israelíes renovaron por cuarta vez consecutiva este la detención administrativa para el miembro del parlamento palestino y dirigente del Frente Popular para la Liberación de Palestin (FPLP), Khalida Jarrar, por cuarta vez consecutiva, lo que significa que permanecerá en prisión sin cargos en su contra.

Un periodista de Ma’an, que obtuvo una copia de la orden de renovación, señala que la orden renueva la detención de Jarrar por cuatro meses adicionales. Las fuerzas israelíes detuvieron a Jarrar y la trasladaron a detención administrativa hace más de un año, bajo el pretexto de “información confidencial”.

Jarrar, es una destacada miembro del FPLP, diputada Consejo Legislativo Palestino (CPL), además presidenta de la Comisión de Presos del Parlamento palestino y actúa como representante palestino en el Consejo de Europa, una organización internacional que promueve los derechos humanos y la democracia en todo el mundo. Detenida anteriormente en el año 2015 y pasando 14 meses en cárceles israelíes.

Las fuerzas israelíes detuvieron a Jarrar el 2 de julio de 2017. El 5 de abril, Israel ordenó su detención administrativa (sin cargos ni juicio) durante seis meses. Un año después de su liberación, su detención fue renovada a fines de diciembre de 2017 por seis meses que debían terminar el 30 de junio de 2018. Sin embargo, el 16 de junio, Israel renovó la detención de Jarrar por otros tres meses.

Jarrar, es una destacada miembro del PFLP, diputada Consejo Legislativo Palestino (CPL), además presidenta de la Comisión de Presos del Parlamento palestino y actúa como representante palestino en el Consejo de Europa, una organización internacional que promueve los derechos humanos y la democracia en todo el mundo. Detenida anteriormente en el año 2015 y pasando 14 meses en cárceles israelíes.

Además, Jarrar es una reconocida luchadora feminista y activista por los Derechos Humanos, militante defensora de los prisioneros palestinos, ex directora ejecutiva de la Asociación de Derechos Humanos Addameer, dedicada principalmente al apoyo a los presos, de la que sigue siendo miembro de su consejo, y presidenta de la Comisión de los y las prisioneras en el Consejo Legislativo Palestino.

Las fuerzas ocupantes allanaron la noche del 2 de abril su vivienda, en torno a la 1 de la madrugada, derribando la puerta y confiscando dos ordenadores y un móvil tras realizar un registro de la casa. Tras el arresto, Jarrar fue llevada a la colonia Beit El y después a una base militar cerca de Jaba’ en Jerusalén Este. En torno a las 7:30 horas fue trasladada a Ofer, cerca de Ramala, donde fue interrogada durante más de cuatro horas, y finalmente a la cárcel de HaSharon.

Khalida Jarrar ha sido blanco de las fuerzas israelíes en los últimos años. Aproximadamente a la 1:30 am el 20 de agosto de 2014, las fuerzas israelíes entregaron una orden militar a la atención de Khalida Jarrar, ordenándole abandonar su lugar de residencia en Ramallah y trasladarse a Jericó por un período de 6 meses. La orden fue posteriormente modificada limitándola a un mes gracias a la fuerte campaña de solidaridad, a la presión internacional y a la intervención diplomática.

Khalida Jarrar también ha sufrido problemas de salud crónicos y le ha sido denegado el permiso a viajar para recibir tratamiento médico. Tiene una prohibición de viajar desde el año 1998, sólo en una ocasión como excepción se le permitió viajar a Jordania para recibir tratamiento médico tras la presión diplomática y campañas internacionales.

(Fuente: Palestina Libre)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *