Brasil: Se cumplen los pronósticos. El ultraderechista Jair Bolsonaro ha sido elegido nuevo Presidente con el 55,44% de los votos

Con más de 55 millones de votos (55,44 por ciento del total) el candidato de la extrema derecha Jair Bolsonaro, del Partido Social Liberal (PSL), fue técnicamente electo ayer nuevo presidente de Brasil, aunque su mandato no comenzará a ejercerlo hasta el próximo enero.

El ex capitán del Ejército sacó más de 10 puntos porcentuales de ventaja a su oponente Fernando Haddad, del Partido de los Trabajadores (PT). Haddad que alcanzó más de 44 millones 190 mil votos (44,46 por ciento), cuando ya fueron contabilizados los resultados del 94,44 por ciento de las urnas. Bolsonaro consiguió la mayoría de los sufragios en 15 Estados, en tanto Haddad fue superior en 11.

En Santa Catarina, el ultraderechista tuvo el respaldo del 75,99 por ciento de los electores, por un 24,01 por ciento Haddad. La ventaja también fue ostensible en Rondonia (71,48-28,52), Roraima (70,46-29,54), el Distrio Federal (69,99-30,01) y Sao Paulo (68,09-31,91).

Haddad, en tanto, barrió en Piauí con el 76,67 por ciento de los sufragios, por 23,33 Bolsonaro. En Bahía ganó 72,28-27,72; en Maranhao por 71,75-28,25; y en Ceará por 70,70-29,30.

De los más de 147 millones de electores convocados a las urnas, un 21,17 por ciento no concurrió; 7,43 por ciento fueron nulos y 2,16 votaron en blanco.

El presidente electo Jair Bolsonaro, del Partido Social Liberal (PSL), prometió hoy cambiar el destino de Brasil y colocarlo en un lugar destacado en el mundo.

En sus primeras palabras poco después de ser proclamado ganador del segundo turno de las elecciones, el ultraderechista ex capitán del Ejército dijo saber “para dónde queremos ir” y afirmó que “juntos cumpliremos la misión de rescatar a Brasil”. “Sabíamos por dónde estábamos yendo, ahora sabemos por dónde queremos ir. Todos juntos vamos a cambiar el destino de Brasil”. “Voy a gobernar al lado de la Constitución y por la unión del país”, añadió.

Bolsonaro sostuvo que es necesario acostumbrarse a convivir con la verdad, “Nos tenemos que acostumbrar a convivir con la verdad, no hay otra manera. Gracias a Dios, esa verdad la entendió el pueblo brasileño”, y acotó que el pueblo -al cual le agradeció su confianza y apoyo- tiene que saber lo que sucede en el país.

Manifestó también que los grandes medios de comunicación estuvieron criticándolo casi todo el tiempo, colocándolo incluso “en una posición casi vejatoria”. “No podemos seguir coqueteando con el socialismo, con el comunismo, con el populismo o el extremismo de izquierda”.

Bolsonaro agradeció el apoyo de los evangélicos y tras concluir dio la palabra a un pastor de dicha confesión, que procedió, tras calificarlo como un “verdadero cristiano, un patriota”, agarrado de la mano de Bolsonaro, a orar a las personas que seguían por televisión la retransmisión del discurso.

 

Cientos de militares improvisaron desfiles, portando sus armas, para celebrar la victoria del ultraderechista. Bolsonaro tomará posesión de la presidencia el próximo 1 de enero de 2019 para un período de cuatro años,  comprendido desde dicha fecha hasta enero de 2023.

Por su parte, el candidato presidencial Fernando Haddad, advirtió hoy que hay mucho en juego en Brasil y prometió defender el pensamiento y la libertad de quienes le dieron su respaldo. Haddad, del Partido de los Trabajadores (PT), pronunció un breve discurso en Sao Paulo poco después de conocerse oficialmente la victoria en las urnas del aspirante del Partido Social Liberal (PSL), el ultraderechista Jair Bolsonaro.

El exalcalde paulista comenzó sus palabras agradeciendo a sus antepasados que le enseñaron el valor del coraje para poder defender la justicia. Enseguida reconoció a los partidos Comunista de Brasil (PCdoB) y Republicano del Orden Social (PROS), que integraron junto al PT la coalición El pueblo feliz de nuevo. También agradeció a los otras fuerzas políticas que lo acompañaron en el segundo turno de las elecciones, en el cual consiguió más de 46 millones 130 mil votos (44,46 por ciento del total).

La última semana vimos en las calles de Brasil una fiesta de la democracia, sostuvo antes de subrayar que “vivimos un período ya largo en que las instituciones son colocadas a prueba en todo momento”.

En ese sentido citó el proceso de impeachment que terminó con la casación del mandato de la presidenta constitucional Dilma Rousseff; la prisión injusta del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva y, con posterioridad, la negativa del Tribunal Superior Electoral (TSE) a registrar su candidatura presidencial.

La democracia hay que respetarla, apuntó más adelante e insistió en que hará una oposición (al gobierno del presidente electo Jair Bolsonaro) colocando los intereses nacionales encima de todo y sin cejar en la defensa de los derechos civiles, sociales y laborales de todos los brasileños. Haddad fue enfático al afirmar que “no vamos a dejar que Brasil retroceda” y exhortó a ejercer la ciudadanía, pues quizás ello resulte ahora necesario como nunca antes.

(Fuente: Prensa Latina)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *