El senado italiano aprueba el nuevo proyecto de ley de “legítima defensa”, denominada por la oposición como de “licencia para matar”

El senado italiano aprobó ayer el nuevo proyecto de ley mediante el cual se establece que en la legítima defensa se considera siempre válida la relación de proporcionalidad entre ofensa y respuesta.

Por 195 votos a favor, 52 en contra y una abstención, la cámara alta se pronunció a favor de una de las banderas de la Liga y su líder, Matteo Salvini, durante la campaña para las elecciones legislativas de marzo último, con el argumento de que la defensa ante la presencia de intrusos es siempre legítima.

De esa manera se modifica el artículo 52 del Código Penal con la adición del vocablo ‘siempre’, al tiempo que cambia también el 55 para excluir de punibilidad a quien haya reaccionado para protegerse en estado de ‘grave perturbación’, derivada de la situación de peligro para su propia integridad física o la de otros.

La reforma del texto, que pasará a la Cámara de Diputados donde se da por descontada su aprobación por amplio margen, incluye además la eventual suspensión condicional de la sentencia a los responsables de robos en viviendas si antes no indemnizan a las víctimas.

El proyecto de ley presentado por la Liga del vicepresidente y ministro del Interior, Matteo Salvini, reducirá las responsabilidades penales de quienes se enfrenten o disparen a delincuentes en sus propiedades si alegan defensa legítima. El tal caso, si fueran procesados por homicidio, asesinato o imprudencia temeraria tendrán derecho a presunción de inocencia y el Estado deberá abonar los costes de su defensa jurídica. “Porque son los buenos”, ha explicado Salvini.

Cuando la nueva ley supere el trámite en la Cámara de los Diputados y entre en vigor saltará por los aires el principio fundamental de proporcionalidad en el uso de las armas. Frente a un intruso en casa, en el negocio o dentro de su propiedad el titular de una arma reglamentaria podrá dispararle y alegar defensa legítima. En este supuesto, la presunción de inocencia le eximirá de demostrar que era víctima de una agresión física o si el delincuente iba armado y el Estado italiano deberá asumir su defensa jurídica si fuera procesado.

Para muchos expertos y analistas, que dudan de la constitucionalidad del texto, es una barbaridad, una “licencia para matar” dentro de una propiedad, usurpará las funciones de policía y solo aumentará las solicitudes de licencias de armas de fuego y su venta.

El ministro del Interior, Matteo Salvini, promueve la nueva normativa cuando las estadísticas demuestran un descenso notable de robos y delitos contra la propiedad en los últimos años. “Responde mucho más a una cuestión ideológica por contagio del patriotismo armado de Trump, en Estados Unidos, que a una emergencia de inseguridad en Italia”, comenta un teniente coronel del cuerpo de Carabineros a la Cadena SER.

La Asociación Nacional de Magistrados considera que la nueva ley de autodefensa “No sirve y puede ser realmente muy arriesgada”. Con estas palabras el presidente de la ANM, Francesco Minisci, rechazó de manera total la nueva propuesta del Ejecutivo. Minisci, también dio la voz de alarma por “una eventual ‘liberalización’ de la venta de armas: estamos en contra de la venta en los supermercados. La ley ya regula adecuadamente todas las hipótesis de defensa propia. Si se aprueba (el nuevo proyecto), podría incluso legitimar crímenes muy graves, como el asesinato “.

Por otro lado, agregó Minisci: “No podemos ignorar el principio de proporcionalidad entre agresión y defensa, lo cual evalúa el juez, caso a caso: si un sujeto amenaza con abofetearme o quitarme un bien, no puedo reaccionar disparándole; si, desde fuera de la casa, veo a un tipo trepando por mi balcón, no puedo dispararle “.

(Fuente: Prensa Latina)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *