El gobernador de Okinawa, Denny Tamaki, exige al gobierno japonés que EE.UU. traslade su base militar a algún lugar fuera de la isla

El gobernador de Okinawa, Denny Tamaki, entregó una solicitud al Gobierno japonés exigiendo que EE.UU. mueva su base militar a algún lugar fuera de la isla.

Según informó el martes la agencia local Japan today, durante una reunión realizada con Mitsuhiro Miyakoshi, ministro a cargo de los asuntos de la isla en la reorganización del gabinete, Tamaki reiteró su oposición al plan del Gobierno central de reubicar la base militar de Futenma, del Cuerpo de Infantería de Marina de EE.UU.

El nuevo gobernador de Okinawa declaró que se apegará a la política de su predecesor de tratar de trasladar una importante base militar de Estados Unidos fuera de la prefectura de la isla sur, agregando que entregó una solicitud al Gobierno central, exigiendo que Tokio y Washington muevan la base de Futenma a algún lugar fuera de Okinawa y devuelvan sus tierras.

Tamaki solicitó a Miyakoshi una revisión drástica en los acuerdos militares entre los ejércitos de Japón y Estados Unidos y también una retractación del despliegue del avión MV-22 Osprey de la Infantería de Marina estadounidense en Futenma.

La base de Futenma, del Cuerpo de Infantería de Marina de EE.UU., está actualmente en el centro de la ciudad de Ginowan, si bien está cerrada en virtud de un acuerdo entre Tokio y Washington por el peligro que representa para los lugareños.

Conforme a una decisión de 1996, dicha instalación tiene que ser trasladada por razones de seguridad a la zona costera de Henoko, menos poblada, aunque gran parte de la población exige su eliminación.

La isla de Okinawa, ocupada por Estados Unidos después de la Segunda Guerra Mundial y entregada a Japón en 1972, está considerada la base militar más estratégica del país norteamericano en Asia, especialmente por su cercanía al mar del Sur de China.

En los últimos años, Okinawa ha sido escenario de protestas contra la presencia de las bases estadounidenses. A pesar de representar solo el 0,6 % del territorio nacional japonés, la isla alberga a aproximadamente la mitad de los 50 000 militares estadounidenses desplegados en Japón.

El Ejército de Estados Unidos tiene una fuerte presencia militar en el este de Asia, particularmente en Japón y Corea del Sur, donde cuenta con gran número de bases e instalaciones, avanzados equipos militares, así como miles de efectivos desplegados.

Japón alberga la mayor cantidad de soldados estadounidenses en comparación con otros países del mundo, según datos del Departamento de Defensa de EE.UU. (el Pentágono), la Cartera que también tiene 112 bases militar en este país, pese a las denuncias de los lugareños contra la militarización de su Estado.

Sólo en Corea del Sur, EE.UU. cuenta con unas 83 bases, algunas de las cuales se podrían cerrar en el caso de un acuerdo de paz entre las dos Coreas, cuyos líderes se han reunido recientemente.

Estados Unidos utiliza, además, cinco bases militares en Filipinas, mientras algunos otros países de la región como Tailandia y Singapur le permiten usar ciertas de sus instalaciones militares.

(Fuente: Hispan TV)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *