El gasto en la educación pública por habitante de la Junta en Andalucía es de casi un 16% menor que la media estatal

El gasto en educación por habitante en Andalucía menor de 25 años es casi un 16% menor a la media del Estado Español, y el gasto por alumno un 7% menor a la meda estatal, según el informe Diferencias Educativas Regionales en España (2000 – 2016) presentados a finales de septiembre y elaborado por la Fundación BBVA y el Instituto Valenciano de Investigaciones económicas (IVIE).

La media española del gasto público de cada comunidad autónoma en educación es de 5.180 euros al año por habitante menor de 25 años, y de 5.335 euros anuales por cada alumno matriculado. Y sólo dos comunidades, Islas Baleares y Castilla – La Mancha,  destinan, según este informe, destinan menos dinero por habitante menor de 25 años para educación que Andalucía. Del mismo modo, sólo una, Madrid, destina a educación menos dinero por alumno matriculado que Andalucía.

En el extremo opuesto se encuentre Euskadi, que destina a educación 8.218 euros por habitante menor de 25 años y 7.320 euros por alumno matriculado en la enseñanza pública.

La Comunidad Autónoma andaluza sólo destaca de la media estatal en la tasa neta de matriculación infantil (niños menores de dos años  sobre la población total de 0 a dos años) que es de37´4% frente a la media estatal que es del 33´6%. En todos los demás parámetros educativos analizados en el informe, Andalucía está por debajo de la media estatal. Sólo las Islas Canarias se encuentran por de Bajo de Andalucía en todos estos parámetros.

A los autores del Informe les resulta llamativo el contraste existente entre la elevada tasa de matriculación en educación infantil en Andalucía frente a la baja tasa de matriculación de habitantes en niveles educativos superiores, que es del 42´2%, frente a la media estatal, que es del 48´2%.

Por otro lado, Andalucía es también la segunda comunidad con el menor gasto educativo de los hogares por alumno. Si la media estatal en este extremo se sitúa en 1.036 euros por alumno, en Andalucía se queda casi en la mitad, con sólo 582 euros por alumno.

El informe toma el gasto público en educación en su conjunto y lo compara con el número de habitantes menores de 25 años y el número de alumnos matriculados. Las cifras resultantes incluyen las partidas destinadas al funcionamiento de los centros escolares, que según el sindicato CGT, desde 2012 han descendido más de un 30%.

La Junta de Andalucía mantiene que estas partidas han aumentado a lo largo de la presente legislatura desde los 83 millones de 2015  a los alrededor de 100 millones destinados para este fin en los presupuestos de 2018.

No obstante, las limitaciones presupuestarias con que cuentan los centros los abocan a reclamar a los padres de los alumnos algunos suministros que, como reconoció el propio gobierno andaluz, no corresponde a ellos aportar, sino que deben ser los propios centros los que los faciliten.

Entre esos suministros que se reclaman a los padres por falta de presupuesto están cuestiones tan básicas como folios o lápices, pero también otros como papel higiénico, jabón de manos o toallitas. En ocasiones se ha llegado a pedir a los padres  hasta distintas cantidades de dinero en efectivo para hacer gasto a los gastos de funcionamiento de algún centro.

(Fuente: Andalucía Información / Autor: Ignacio Díaz Pérez)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *