EEUU quiere mantener su producción de Jerez falso con el TTIP

Las filtraciones del Tratado de Libre Comercio e Inversión (TTIP) que negocian en secreto la UE y Estados Unidos, realizadas por Greenpeace Holanda y conocidas como TTIPLeaks, revelan la pretensión al otro lado del Atlántico de seguir permitiendo la producción de sucedáneos e imitaciones de los vinos de Jerez. En el apartado Tactical Stay of Play (traducible como situación táctica) Estados Unidos muestra su «rechazo total» a dejar de producir hasta 17 denominaciones de origen protegidas en Europa, que entrarían en la categoría de vinos ‘semigenéricos’.

Así lo ha confirmado al periódico digital eldiario.es la Comisión Europea, asegurando que «los productores estadounidenses seguirán fabricando Champán, Oporto y Jerez porque son tres de las 17 indicaciones geográficas. Algo que solo es posible al no reconocer EEUU las denominaciones de origen».

Así las cosas, mientras Bruselas pelea por eliminar la posibilidad de emplear los nombres de estos vinos “semigenéricos”, Washington quiere imponer su ley en el acuerdo comercial transantlántico. Algo que choca frontalmente con las demandas y las quejas formales del sector en Europa. Hace diez años, el Consejo calculaba que el jerez dejaba de vender 65 millones de euros en EEUU por los sucedáneos.

El “sherry’” falso alcanzaba su cénit triplicando las ventas, logrando que solo una de cuatro botellas comercializada procediera del Marco. En 2009, el Consejo Regulador elevó una queja formal a la Unión Europea por el incumplimiento sistemático de los acuerdos sobre comercio de vino. En aquel instante denunciaban la salida al mercado de nuevas etiquetas pese a la prohibición a partir de 2006 y lamentaban el «incumplimiento sistemático por parte de los operadores norteamericanos de los acuerdos con los que la UE y EEUU cerraron la primera fase del Wine Accord o acuerdo bilateral sobre la comercialización de vino».

La fuerte influencia de las empresas norteamericanas en el acuerdo queda evidenciada, como recoge el diario digital Público, en el hecho de que EEUU «reitera su oposición a la incorporación de reglas sobre el vino en el TTIP». Unas líneas más abajo expone: «La UE ha presentado su contrapropuesta para el anexo de bebidas de alta graduación, basada en la articulación de las posiciones de las industrias europeas y norteamericanas.

Los dos lados trabajarán desde ahora en un texto consolidado basado en las propuestas de la UE y EEUU». Las 17 denominaciones, además del jerez, Oporto y Champán, son Burgundy, Chablis, Chianti, Claret, Haut Sauterne, Hock, Madeira, Málaga, Marsala, Mosela, Retsina, Rhine, Sauterne y Tokay (un vino húngaro).

Eldiario.es cita en la información al periodista Ekaitz Cancela, cuyo libro sobre el tratado de comercio está a punto de salir a la calle, que asegura que «uno de los argumentos más repetidos de la Comisión Europea ha sido que protegerá a los productores locales pequeños y medianos. Este documento muestra que no lo puede garantizar». «En vinos, la UE recordó que el TTIP debe incluir cierta flexibilidad en vinos y licores, basada en la incorporación de los acuerdos bilaterales existentes», reza parte del documento filtrado por Greenpeace.

(Fuente La Voz del Sur)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *